Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

ALBA

Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP)

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos o ALBA-TCP es una plataforma de integración enfocada para los países de América Latina y el Caribe que pone énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social. Se concreta en un proyecto de colaboración y complementación política, social y económica entre países de América Latina y el Caribe, promovida inicialmente por Cuba y Venezuela como contrapartida del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), impulsada por Estados Unidos.

El “ALBA” se fundamenta en la creación de mecanismos que aprovechen las ventajas cooperativas entre las diferentes naciones asociadas para compensar las asimetrías entre esos países. Se realiza mediante la cooperación de fondos compensatorios, destinados a la corrección de discapacidades intrínsecas de los países miembros, y la aplicación del Tratado de Comercio de los Pueblos o “TCP”.

El ALBA-TCP otorga prioridad a la relación entre los propios países en pie de igualdad y en el bien común, basándose en el diálogo subregional y abriendo campos de alianzas estratégicas fomentando el consenso y el acuerdo entre las naciones latinoamericanas.

El ALBA se crea en La Habana (Cuba) el 14 de diciembre de 2004 por el acuerdo de Venezuela y Cuba, con la implicación personal de los presidentes de ambos países, en Venezuela el presidente Hugo Chávez y el entonces presidente de Cuba Fidel Castro. Luego, El 29 de abril de 2006 se sumó Bolivia al acuerdo. En 2007 se incorporó al ALBA la República de Nicaragua y en 2008, Honduras.

Además de los cinco países citados, a resultas de la suscripción del Memorando de Entendimiento de 2007 por los pequeños estados caribeños no hispanohablantes de Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y las Granadinas, pertenecientes a la CARICOM (Comunidad Caribeña), Dominica pasó a ser miembro de pleno derecho en enero de 2008, en tanto que San Vicente y las Granadinas ingresa oficialmente en el ALBA en la cumbre extraordinaria de jefes de estado y de gobierno del ALBA celebrada en Cumaná en abril de 2009, pasando a ser el séptimo miembro de la organización. Mientras que Antigua y Barbuda, se incorporó plenamente poco después en junio de ese mismo año.

Ecuador se incorporó en junio de 2009. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, comunicó a su par venezolano, Hugo Chávez, la adhesión de su país a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), información ratificada públicamente el 24 de junio de 2009 durante una cumbre extraordinaria que el grupo celebró en Maracay, Estado. Aragua, Venezuela.

Durante la cumbre celebrada en La Habana, el 14 de Diciembre de 2014  ingresaron al ALBA San Cristóbal y Nieves y Granada.

organigrama_alba-tcp

Consejo Político

El Consejo Político del ALBA-TCP está conformado por los Ministros de Relaciones Exteriores de cada país miembro.  Tiene la función de asesorar al  Consejo Presidencial del ALBA-TCP en los temas políticos estratégicos y presentar propuestas de temas de política internacional para el debate en esa instancia. Desempeña una función de coordinación y orientación estratégica para el funcionamiento de la Alianza.

Tiene entre sus funciones:

  • Emisión de declaraciones y decisiones
  • Definición y discusión de las agendas y  estrategias de concertación política, económica y social entre los miembros del ALBA-TCP en los distintos foros;
  • Orientación y aprobación de la labor de la Comisión Política y la Coordinación Permanente del  ALBA-TCP;
  • Recibe información sobre las actividades de los demás consejos ministeriales y otros órganos; emite opiniones y sugerencias sobre sus respectivas labores.
  • Evaluación y aprobación de los proyectos de agendas y documentos  propuestos por la Comisión Política y la Coordinadora Permanente para ser sometidas a los Consejos  Presidenciales;
  • Revisión y aprobación de las propuestas de estructura y funciones de las instancias del ALBA-TCP,  a todos los niveles, y la evaluación de las propuestas y decisiones con impacto político estratégico, emanados del Consejo  Económico, del Consejo  Social, y otras instancias del ALBA-TCP.
  • Evaluar la efectividad de los proyectos grannacionales de su competencia.
  • Promover la ejecución de los proyectos grannacionales priorizados de su competencia

Consejo Económico

Está conformado por Ministros designados por cada país miembro de los sectores de industrias, economía, finanzas, comercio, planificación y desarrollo.

El Consejo fungirá como instancia de coordinación de estrategias, políticas y proyectos para la complementación productiva, agroalimentaria, industrial, energética, comercial, financiera, y tecnológica, en aras de estructurar una Zona Económica de Desarrollo Compartido del ALBA, que será regida por el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP).

Tiene subordinados 10 Grupos de Trabajo a saber:

  •     Integración Energética,
  •     Seguridad y Soberanía Alimentaria,
  •     Complementación Comercial,
  •     Soberanía tecnológica
  •     Complementación Industrial y Productiva,
  •     Nueva Arquitectura Financiera Regional,
  •     Turismo
  •     Infraestructura y Transporte
  •     Doctrina de la Propiedad Industrial
  •     Solución de Controversias

El Consejo tendrá dos niveles de funcionamiento:

  • El nivel Ministerial, se reunirá con la frecuencia que acuerden los ministros coordinadores de las políticas económicas y financieras de los países miembros de la Zona, en el curso de sus primeras reuniones, para el diseño de estrategias.
  • El nivel Técnico que, a solicitud del nivel ministerial, elaborará estudios, preparará propuestas o formulará proyectos previos a la puesta en ejecución de políticas económicas comunes a los países miembros del ALBA – TCP. Este nivel técnico tomará la forma de Grupos de Trabajo permanentes y ad hoc.

Entre sus funciones están:

  • Establecer los criterios para planificar la política productiva de la zona, hacer seguimiento y evaluar los proyectos productivos grannacionales del ALBA-TCP
  • Diseñar estrategias para expandir y orientar el comercio intrarregional.
  • Trazar políticas que tiendan a constituir un sistema financiero integrado de la zona económica de desarrollo compartido.
  • Generar estrategias para compartir los recursos materiales y humanos destinados a la investigación y el desarrollo tecnológico, velando por su acoplamiento con las políticas productivas de la zona.
  • Homogenizar las normas que rigen la organización de la actividad económica dentro de la zona.
  • Velar por el funcionamiento del Consejo Monetario Regional (SUCRE), del Banco del ALBA y demás instituciones económicas del ALBA-TCP.
  • Tener un control sistemático de los acuerdos adoptados en los Grupos de trabajo a fin de presentarlos a la aprobación de la Comisión Política, cuando así lo requieran, según lo establecido en la Estructura funcional del ALBA.
  • Velar por que no  exista dualidad por parte de los Grupos de trabajo en la ejecución de tareas y que las mismas no se solapen, sino que avancen de manera complementada por etapas y de acuerdo a prioridades.
  • Evaluar la efectividad de los proyectos grannacionales de su competencia.
  • Promover la ejecución de los proyectos grannacionales priorizados de su competencia.

El caso de Honduras

Tras un azaroso proceso de validación parlamentaria Honduras se incorporó a la Alianza Bolivariana. En ese país, vale destacar que a pesar de los esfuerzos de su entonces presidente Manuel Zelaya, e incluso ya firmado el tratado, la adhesión oficial al ALBA se demoró un tiempo. Los problemas presentados se debían a que la integración al ALBA no era válida si no la autorizaba el Congreso Nacional de Honduras y había dificultades debido a la fuerte oposición hondureña hacía el ALBA por el temor de las posibles influencias intervencionistas de este ente en la vida política nacional. Además, Honduras ya tiene tratados de libre comercio con Estados Unidos y otros países que integran el CAFTA-RD. También ya existe un Tratado Comercial bilateral entre Honduras y Venezuela el cual podría complicar este nuevo tratado. La Empresa Privada tampoco quería el ALBA por temor a las posibles implicaciones ideológicas del Acuerdo. Finalmente, el 10 de octubre de 2008 el Congreso Nacional de Honduras aprobó la adhesión.

Sin embargo y como medida de desapruebo del golpe de estado de Honduras contra el legítimo Presidente Manuel Zelaya, el 2 de julio de 2009 Venezuela suspendió a Honduras del programa Petrocaribe para evitar que esta ayuda financiera se usara para subsidiar al gobierno impuesto por el golpe y seguidamente se anunció la suspensión por tiempo indefinido de ese país centroamericano de la ALBA.

Luego el 15 de diciembre de 2009 se inició el procedimiento para retirarse definitivamente de la ALBA, conluyendo el 12 de enero de 2010 cuando el Congreso Nacional de Honduras con 123 votos a favor y 5 en contra aprobó renunciar al tratado.