Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Capítulo 4

Afectaciones del bloqueo a otros sectores de la economía cubana

La Industria Ligera cubana también ha sufrido los efectos del bloqueo. Sus afectaciones inciden negativamente en el mejoramiento de las necesidades primordiales de la población. En el período que se analiza las pérdidas se calculan en 12 millones 891 mil dólares, a partir de la importación de productos de mercados más lejanos y el encarecimiento de los fletes y seguros, a lo que se añade el costo adicional en la inmovilización de recursos en inventarios.

La Unión Suchel se ha visto imposibilitada de comprar sus materias primas para la fabricación de productos como jabón, detergente y cremas en el mercado norteamericano, lo que ha significado gastos adicionales de 6 millones 716 mil 600 dólares. Con este monto se podía haber producido 7 mil 348 toneladas de jabón, que equivaldría a 58 millones 700 mil jabones para la población.

La Unión Poligráfica tuvo que adquirir sus insumos en mercados asiáticos, lo que representó un gasto adicional de 1 millón 999 mil dólares. De poder contar con esos recursos, se podría haber financiado la producción de 16 millones 700 mil libretas escolares de buena calidad, lo que representaría el 18% de las necesidades de libretas para un curso escolar.

El sector del transporte no ha escapado a los efectos negativos del bloqueo.

La Empresa ARIES S.A tiene como función fundamental la atención a los cruceros y cruceristas que llegan al país. Su capacidad operativa oscila en un tráfico aproximado de 1 millón 200 mil cruceristas y 1092 escalas de buques cruceros anuales. De no existir el bloqueo a Cuba y según indicadores elaborados por la Asociación de Cruceros del Caribe y la Florida (FCCA) los ingresos para nuestro país estarían en el orden de 125 millones 300 mil 442 dólares anuales.

La Empresa NAVEGACION CARIBE se ha visto imposibilitada de adquirir en el mercado norteamericano piezas de repuesto y otros materiales necesarios para sus embarcaciones, por lo que ha tenido que recurrir a mercados europeos con el correspondiente incremento en los fletes. Entre abril de 2009 y marzo de 2010 las afectaciones por este concepto ascienden a 525 mil dólares.

La actividad de Prácticos de Cuba se ve afectada por la demora y encarecimiento que genera la reparación de embarcaciones de la línea de transportaciones marítimas de pasajeros. Tal es el caso de la embarcación Río “Las Casas” a la que hubo que cambiarle los motores propulsores. Dichos motores son de fabricación norteamericana, por lo que fue necesario transportarlos de Estados Unidos a un tercer país en otro continente y posteriormente a Cuba, con el consabido gasto adicional del flete, provocando pérdidas de 16 mil 788 dólares.

El sector de la Informática y las Comunicaciones también ha sido fuertemente afectado por la aplicación del bloqueo. En el período que se analiza los ingresos dejados de percibir están en el orden de 61 millones 240 mil 430 dólares.

A pesar de las conversaciones iniciadas en septiembre de 2009 entre la Empresa de Correos de Cuba y el Servicio Postal de los Estados Unidos con la intención de lograr regularizar este servicio, la política de bloqueo continúa impidiendo que se realicen despachos y transportaciones del correo en forma directa, con sus correspondientes afectaciones. De producirse un posible incremento en el tráfico postal entre ambos países se calcula que Cuba recibiría un beneficio de no menos 1 millón 500 mil dólares.

La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) durante este período ha dejado de percibir alrededor de 52 millones 868 mil dólares por afectaciones a la producción y los servicios, gastos adicionales de fletes, afectaciones por el no acceso a la tecnología norteamericana, entre otros conceptos. La adquisición de equipos y piezas de repuesto cuya patente es de compañías norteamericanas y que resultan imprescindibles para el desarrollo y mantenimiento de las empresas de telecomunicaciones cubanas, son adquiridas en el mercado internacional bajo fuertes medidas de control y supervisión, además de un incremento considerable de su valor.

La Empresa Cubaelectrónica continúa sufriendo los embates del bloqueo. Se mantiene rigurosamente la negación de acceso o la negación a los servicios de numerosos sitios en la Web, sin tener en cuenta la naturaleza del sitio. Se le niega a Cuba el acceso a servicios gratuitos ofrecidos en la red. Tal es el caso de www.vivalinux.com.ar desde Argentina, donde se almacenan soluciones de código que todo desarrollador de software necesita para su trabajo.

A Cuba se le prohíbe la importación de computadoras producidas por los mayores fabricantes mundiales, como INTEL, HEWLETT PACKARD; IBM o MACINTOSH. Para poder obtener una de ellas, el país debe pagar hasta un 30 por ciento más de su valor real.

La Empresa Cubana Nacional de Software (DESOFT S.A) se ha visto seriamente afectada por la aplicación del bloqueo. Sus vínculos de trabajo se han visto interrumpidos con la Empresa costarricense MOVIL MULTIMEDIA y con la española OESIA debido a sus temores de ser multadas o recibir represalias por negociar con Cuba, lo que ha significado la paralización de proyectos con sus correspondientes afectaciones monetarias.

En el sector de la ciencia y la tecnología, crucial para el desarrollo de cualquier país, se mantienen las afectaciones.

La Empresa Especializada, Importadora, Exportadora y Distribuidora para la Ciencia y la Técnica, EMIDICT, intentó adquirir componentes electrónicos para los Institutos ICIMAF y CEADEN del distribuidor Farnell, uno de los principales distribuidores mundiales de productos electrónicos y eléctricos. Esta empresa, que forma parte del Grupo Premier Farnell principal distribuidor de componentes electrónicos en los Estados Unidos con sucursales en más de 40 países, negó aquellos componentes electrónicos que tenían origen norteamericano. Ello provocó demoras en la producción de los equipos médicos del CEADEN y de ICIMAF para el sistema nacional de salud y la exportación y obligó a buscar otras alternativas.

El Centro de Ingeniería Ambiental de Camagüey (CIAC), que tiene como misión obtener, aplicar y difundir conocimientos para la gestión de la ciencia, la tecnología y el medio ambiente, a partir de la ejecución de proyectos de investigación, servicios científicos técnicos de alto valor agregado y producciones especializadas utilizando tecnologías nucleares y de avanzada, enfrenta serias dificultades para la publicación de los resultados científicos en revistas de impacto, editadas en Estados Unidos y el Reino Unido.

En la industria turística los efectos del bloqueo en el año 2009 se estimaron en mil 108 millones 900 mil dólares.

Esas pérdidas se desglosan en mil 30 millones de dólares, sólo por los ingresos no recibidos por la prohibición de viajes de los ciudadanos norteamericanos a Cuba; 11 millones 500 mil dólares por los yates y veleros norteamericanos que no pueden visitar las marinas cubanas; 27 millones 400 mil dólares por el incremento de gastos en compras por fletes, precios, tasas e intereses más altos, mayores inventarios e inmovilización de recursos financieros, principalmente de la Cadena de Tiendas Caracol y la Comercializadora ITH, y 40 millones por las restricciones en el comercio electrónico y otras facilidades online.

La industria turística cubana ha dejado de ingresar en el año 2009 por la prohibición de viajes a Cuba a los ciudadanos estadounidenses la cantidad de mil 30 millones de dólares, partiendo del supuesto de que el 15% de los norteamericanos que viajan como turistas al Caribe vendrían a Cuba si los viajes no estuvieran prohibidos.

Es de suponer, teniendo en cuenta las estadísticas de la Organización de Turismo del Caribe al cierre de marzo del 2010, que al igual que otros destinos de esta región y como efecto de la crisis, los flujos de norteamericanos a Cuba – si se eliminasen las prohibiciones a los viajes – también habrían sido afectados en alrededor de un 8%. Por ello, puede estimarse que durante el año 2009, hubiesen podido viajar a Cuba alrededor de 1 millón 585 mil turistas estadounidenses.

Asimismo, los hoteles cubanos solamente pueden utilizar el sistema Amadeus, uno de los cuatro grandes Sistemas Globales de Distribución GDS internacionales, pues tres de ellos – Sabre, Galileo y Worldspan – son empresas estadounidenses. Otros intermediarios proveedores de estos servicios se inhiben de relacionarse con las entidades turísticas cubanas por temor a ser multados y de ver amenazadas sus ventas en Estados Unidos.

En la aeronáutica civil de Cuba las afectaciones del bloqueo desde el primero de mayo del año 2009 hasta el 23 abril del 2010, se estiman en 265 millones 830 mil 210 dólares.

El monopolio mundial de los Estados Unidos en la fabricación de aeronaves comerciales y de componentes, piezas y tecnología para aeronaves, aeropuertos y los equipos para servicios a aviones, así como su participación en la fabricación y en un por ciento significativo de las acciones en otros consorcios de la industria de la aviación comercial como la europea, hacen prohibitiva la adquisición por las aerolíneas cubanas de aviones, equipos y piezas no sólo norteamericanas, sino también de otras industrias aeronáuticas como la europea. Por esos motivos Cuba tiene que recurrir también a arrendamiento de aeronaves menos eficientes y en condiciones anormales y desfavorables.

Hacia y desde Cuba operan sistemáticamente vuelos charter, varias líneas aéreas de los EE.UU. como Miami Air, American Eagles, Gulf Stream, Sky King y otras que operan las rutas desde Miami, los Ángeles y Nueva York a varios aeropuertos cubanos, a las cuales el Estado cubano les brinda todas las facilidades para sus operaciones. Sin embargo, el gobierno de los Estados Unidos no autoriza a las líneas aéreas cubanas operar hacia su territorio.

Por otra parte, mientras que cientos de vuelos de aerolíneas norteamericanas cruzan diariamente el espacio aéreo de Cuba en sus rutas hacia Centro y Sudamérica, debido a las limitaciones para sobrevolar el territorio estadounidense en vuelos desde Canadá hacia la zona centro-oriental de Cuba (Cayo Coco, Ciego de Ávila, Camaguey, Holguín y Santiago de Cuba), las aeronaves cubanas se ven obligadas a volar en rutas no directas, a velocidades mayores que las recomendadas y en horarios nocturnos para ajustarse a los horarios de cierre de los aeropuertos canadienses, con el consiguiente aumento del tiempo de vuelo de entre 14 y 47 minutos, según el destino en Cuba, y el incremento del consumo de combustible que redunda en una menor eficiencia y competitividad de los vuelos.

También las empresas cubanas de servicios al transporte aéreo se ven afectadas al no poder ofrecer, a su vez, los servicios de manipulación de pasajeros, carga y equipajes, catering de abordo, venta de combustibles y servicios a la navegación aérea, y tasa de uso de facilidades aeroportuarias. Teniendo en cuenta los estimados de visitantes norteamericanos a nuestro país, en el periodo que se informa los ingresos dejados de percibir por esos conceptos, ascienden a 205 millones 484 mil 638 dólares.

En la aeronáutica civil, como en todos los sectores de la economía, el bloqueo causa sobregastos por diversos conceptos.

Se tuvo que comprar en un país europeo un sistema de esteras de manipulación de equipajes para la sala Oeste de la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí (AIJM) en la Ciudad de la Habana, a un costo de 3 millones 703 mil 178 dólares. El flete desde Europa ascendió a 91 mil 854 dólares y la comisión comercial del intermediario para su adquisición fue de 17 mil 530 dólares, a lo que hay que sumar el costo de 2 especialistas europeos por 14 días para el montaje, instalación y puesta en marcha.

De haberse podido adquirir estos medios directamente en Estados Unidos le hubiera costado al país 100 mil 626 dólares menos, teniendo en cuenta precios de referencia de equipamiento similar o de mayor calidad en el mercado norteamericano, así como reducciones considerables en gastos en alojamiento y costos de transportación de los especialistas en montaje y el 5% de comisión del intermediario.

Con ese ahorro se hubiera podido adquirir una estera de carrusel similar para instalarla en la Sala Este de esta Terminal en sustitución de un equipo que está en mal estado técnico, con el consiguiente mejoramiento en la calidad del servicio que se le brinda a los pasajeros que llegan a nuestro país por esta vía.

Las medidas del bloqueo en este sector violan el Convenio de Chicago sobre la Aviación Civil Internacional, firmado por 190 Estados incluido Estados Unidos, en particular los preceptos que proclaman que los servicios internacionales de transporte aéreo deben establecerse sobre una base de igualdad de oportunidades y realizarse de un modo sano y económico, y su Artículo 44, que establece entre los fines y objetivos de la Organización de la Aviación Civil Internacional(OACI) asegurar que se respeten plenamente los derechos de los Estados Contratantes y evitar la discriminación entre ellos.

En la industria sideromecánica el aumento de gastos o pérdidas a causa del bloqueo es de 36 millones 343 mil 500 dólares, lo que representa el 9.6 % de los 377 millones 618 mil dólares de importaciones en el período que se analiza.

Con ese valor se podrían haber adquirido o producido:

  • 11 mil 162 motores diesel para la remotorización o reparación de vehículos pesados ó
  • 382 camiones plataforma de 4 X4 para el acarreo de mercancías ó
  • 1 953 ómnibus de uso para el mejoramiento del transporte ó
  • 12 mil 349 motobombas para ser utilizadas en obras sociales o en los planes agrícolas ó
  • 103 cosechadoras cañeras para optimizar el corte y alza de caña de azúcar ó
  • 3 mil 028 casas de cultivo de 800 M2 cada una para aumentar la producción de alimentos.

La Empresa Comercial de Ingeniería Hotelera, comercializadora de materias primas, componentes, equipos, mobiliario, e instrumental médico, utilizó para el traslado de la carga importada desde Europa y China durante este periodo, 40 contenedores, con un gasto de 156 mil dólares. De haber realizado esas compras en los EE.UU. la transportación de esa cantidad de contenedores hubiera tenido un costo de 36 mil dólares, con un ahorro 120 mil dólares, que permitiría comprar unas 250 camas hidráulicas de hospitalización ó 20 centrífugas universal de cabezal de 24 tubos para los laboratorios del Hospital Oncológico.

El Grupo Industrial ALCUBA tuvo que erogar cerca de 1 millón 274 mil 700 dólares por encima de lo que realmente habría pagado de poder comprar en el mercado norteamericano las materias primas para la producción de carpinterías de aluminio para la construcción de viviendas y obras sociales. Con esta cifra se hubiera podido comprar 700 toneladas adicionales de palanquillas de aluminio con las que se hubiesen podido fabricar 6 mil 375 metros cuadrados de carpintería, que equivalen a la carpintería necesaria para 265 viviendas de 3 habitaciones ó 3 hospitales de 400 camas cada uno.

El Grupo Industrial de la Siderurgia ACINOX tuvo afectaciones en este período por 9 millones 70 mil dólares, con los que podrían haberse producido más de 37 mil 300 toneladas de barras corrugadas, suficientes para construir unos 24 mil 800 apartamentos en edificios multifamiliares que representa un beneficio para más de 99 mil 200 cubanos.

La fábrica siderúrgica Antillana de Acero no puede obtener los repuestos para los motores de la máquina de colada continua del Grupo EMERSON de los Estados Unidos. Su adquisición es a través de otros proveedores y fabricantes. De poder tener acceso directamente al fabricante el costo de los repuestos sería de de 10 mil 200 Euros, lo que se encarece hasta 21 mil Euros por la utilización de intermediarios.

El Grupo industrial ALCUBA solicitó a una sucursal de la Empresa Alcoa Brasil una oferta para adquirir 5 mil 228.47 toneladas de palanquilla de aluminio de 7 y 8 pulgadas para extrusar perfiles. La Empresa indicó: “Por Alcoa tratarse de una Empresa norteamericana, no es permitido realizar negocios con Cuba debido al bloqueo”.

La Industria Cubana del Níquel CUBANIQUEL se ha visto afectada en este período por un valor de 101 millones 300 mil dólares.

Por concepto de la prohibición de la exportación a Estados Unidos de todo producto elaborado total o parcialmente con níquel cubano aunque fuese fabricado en terceros países, Cuba se ha visto afectada por valor de 75 millones 700 mil dólares.
En esta etapa las afectaciones fueron las siguientes:

  • Descuentos aplicados al precio debido al riesgo país con un estimado de afectación de 478 dólares por cada tonelada vendida, dejándose de ingresar aproximadamente 18 millones de dólares.
  • Incremento de los gastos de Comercialización debido a pagos de altos fletes, manipulación, supervisión, expedición y comisiones de venta por las exportaciones de níquel. En la etapa que se analiza se gastaron aproximadamente 11 millones. De haberse realizado la exportación a mercados cercanos se hubiera ahorrado 4 millones 300 mil dólares.
  • Afectación del incremento del ciclo de cobro de 30 días a 60 días debido a mercados lejanos, con una afectación por ingresos desplazados a recibir en el año de 53 millones 400 mil dólares.

La producción de petróleo y gas natural también ha sufrido cuantiosas afectaciones.

Sólo por la imposibilidad de importar cargas explosivas para el punzado de los pozos de petróleo se dejaron de producir en el año 2009 más de 480 mil barriles de petróleo crudo por un valor de 20 millones de dólares al precio promedio de venta del año 2009.

Las Cargas de Punzado perforan el revestimiento del pozo comunicándolo con la capa productora, facilitando la afluencia y recolección de petróleo e incrementando los niveles de producción.

En el año 2007 el suministro de estas cargas lo realizaba INNICOR Subsurface Technologies, fabricante canadiense que fue adquirido por una Empresa norteamericana. En el 2008 se logra obtener ofertas de otra firma canadiense, LRI Perforating Systems Inc, pero en octubre del 2009, antes de formalizar el primer contrato, el suministrador LRI es adquirido por DMC (Dynamic Materials Corporation) de los Estados Unidos.

Desde octubre de 2009 hasta la fecha de cierre de este informe se ha tratado de encontrar otras vías para la adquisición de estos productos en: Alemania, Canadá y Argentina, sin resultados.

Regresar