Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Capítulo II: Afectaciones del Bloqueo en los sectores de mayor impacto social

CAPITULO II. AFECTACIONES DEL BLOQUEO EN LOS SECTORES DE MAYOR IMPACTO SOCIAL.

2.1 Afectaciones causadas a la salud y la alimentación

Los sectores de la salud pública y la alimentación continúan siendo objetivos priorizados de la política de bloqueo.

SALUD PÚBLICA

En el período de mayo de 2010 a abril de 2011 las afectaciones al sector de la salud pública se calculan en 15 millones de dólares, las cuales se deben particularmente a la compra en mercados lejanos y a los incrementos de precios de importación de material gastable e instrumental de uso médico, así como en medicamentos, reactivos, piezas de repuesto y equipos.

El daño causado a Cuba por el bloqueo es particularmente cruel en esta esfera, no sólo por sus efectos económicos, sino también por el sufrimiento que ocasiona a los pacientes y sus familiares el no poder contar, en muchas ocasiones y en el momento necesario, con el medicamento idóneo para la atención de una enfermedad.

Aunque las exportaciones a Cuba de medicamentos, accesorios y dispositivos médicos están autorizadas por la Ley Torricelli (1992) y la Ley para la Reforma de las Sanciones Comerciales y el Incremento de las Exportaciones (2000), se mantienen importantes restricciones. Las ventas de los productos del sector de la salud no se benefician de la exención de licencia (o licencia automática) establecida para los productos agrícolas por el Departamento de Comercio. Se requiere de una licencia específica, concedida caso a caso, con una vigencia determinada.

Los productos susceptibles de ser autorizados deben cumplir requisitos de control y clasificación establecidos por las Regulaciones para la Administración de las Exportaciones del Departamento de Comercio, que establece Listas de Control, atendiendo a disposiciones dictadas por consideraciones de seguridad nacional o vinculadas a la industria de la biotecnología.

El otorgamiento de las licencias se condiciona a que el gobierno de los Estados Unidos sea capaz de monitorear y verificar, mediante inspecciones in situ u otros medios, que el producto sea utilizado para el propósito para el cual se autorizó. Como política, no se autoriza la venta de tecnología de punta en ese sector.

Hasta el momento, las importaciones realizadas desde Estados Unidos directamente han sido insignificantes y en lo esencial se trata de material gastable.

Entre los muchos ejemplos que demuestran los daños ocasionados en la esfera de la salud, se incluyen los siguientes:

El Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular tiene previsto para el presente año alrededor de 400 intervenciones quirúrgicas. El 70 % de ellas serán revascularizaciones aortocoronarias para las cuales son empleadas entre 24 y 30 clip de mamarias por paciente. Si Cuba pudiera adquirir este producto de la Firma Horizon, norteamericana, su precio oscilaría entre 0.30 y 0.40 centavos dólar. Sin embargo, su adquisición en terceros países lo eleva a 0.78 centavos dólar.

Asimismo, al retirarse la Firma Saint Jude de Cuba, comercializadora de las válvulas mitrales y aórticas, el Instituto está obligado a adquirir esos insumos en terceros países por un precio de 1 200 dólares cada una, lo que significa entre 400 y 500 dólares más que lo contratado con Saint Jude. De igual forma sucede con la compra de estabilizadores y movilizadores cardíacos, los cuales se emplean para hacer cirugía sin paro cardíaco. A Cuba se le niega el derecho de comprarlos a la firma Medtronic.

El Hospital Frank País, especializado en ortopedia y traumatología, se ha visto obligado a recurrir a otros mercados y afectar parte de sus servicios como resultado de la negativa de la empresa norteamericana AMRON, con sede en California, a proporcionar los componentes que requiere el mantenimiento cada tres años de la Cámara Hiperbárica adquirida a la Empresa mexicana REMISA. De igual modo, la empresa norteamericana KAPACK le niega al mismo Hospital, el único que tiene un banco de tejido óseo en el país, el suministro de bolsas de polietileno de alta densidad para rembolsar el tejido procesado, lo que causa innumerables dificultades.

El Instituto Nacional de Endocrinología y Enfermedades Metabólicas de Cuba no ha podido comprar a la Firma norteamericana Perkin Elmers el equipo contador de Radiaciones Gamma, destinado al procesamiento de los análisis hormonales que se realizan en el diagnostico de enfermedades de la especialidad, ni obtener piezas de repuesto para poner en óptimo funcionamiento un equipo adquirido en el año 1974, por lo que se ve obligada a acudir al mercado europeo con un incremento de precios considerable.

Asimismo, el Instituto de Oncología y Radiobiología, en su servicio de Oncopediatría, no ha podido utilizar las prótesis extensibles para sustituir las partes óseas en la cirugía de tumores. Consecuentemente, no ha podido realizar tratamientos conservadores ni funcionales en los niños y jóvenes afectados por tumores malignos de los huesos, debido a que las mismas son comercializadas por empresas norteamericanas. El Departamento de Radioterapia del mismo Instituto también ha confrontado serias dificultades para el suministro de piezas y accesorios como resultado de la compra de la Empresa MDS Nordion de Canadá por la norteamericana Best Medical.

Por otro lado, como se ha denunciado en informes anteriores, a Cuba se le continúa negando la compra de citostáticos novedosos de producción norteamericana como la adriamicina liposomal y la nitrosoureas, específicas para tratar tumores encefálicos.

Igualmente sucede con los antibióticos de última generación para niños menores de un año, específicamente para uso por vía oral. Algunos sustitutos son adquiridos, pero de manera parcial o fuera de tiempo, lo que limita la realización de tratamientos completos en el plazo y momento requeridos.

El Instituto de Oncología se ve privado de contar con un citómetro de flujo, para el estudio de las células cancerosas, dado que la firma norteamericana Becton Dickinson al conocer que su destino era Cuba, le negó su venta a la Empresa intermediaria en la compra.

El Programa Nacional de Trasplante Renal de Cuba para sus estudios de Histo Compatibilidad (HLA), sobre bases científicas y éticas, requiere de reactivos serológicos anti HLA de alta calidad, que durante años fueron adquiridos a la firma One Lamda, a través de terceros países. El recrudecimiento del bloqueo ha incidido negativamente en la adquisición de dichos reactivos, lo que traerá como consecuencia la paralización del Programa Nacional de Trasplante o lo llevará a un plano científicamente inferior.

ALIMENTACION

El bloqueo incide negativamente en el sector de la alimentación y perjudica de manera directa a la población cubana por lo sensible de este tema.

Desde marzo de 2010 a marzo de 2011, las afectaciones se calculan en el orden de los 120 millones 300 mil dólares.

La necesidad de comprar alimentos en mercados lejanos, con el incremento en seguros y fletes que ello entraña, y en muchas ocasiones en condiciones desfavorables, caracterizan los efectos que en esta esfera impone el bloqueo.

A pesar de la posibilidad de importar productos agrícolas y alimentos desde Estados Unidos la Empresa ALIMPORT enfrenta las dificultades generadas por las condiciones onerosas y altamente reguladas en que se realizan estas compras desde el 2001, así como las afectaciones que se reflejan en el campo financiero y en la pérdida de oportunidades logísticas respecto a otros mercados. Su afectación se estima en el orden de 90 millones 800 mil dólares. Este valor equivaldría a haber comprado uno de estos productos a precio promedio del 2010: 325 mil toneladas de trigo, ó 380 mil toneladas de maíz, o 125 mil toneladas de pollo.

Se mantiene el complejo mecanismo de licencias que opera tanto para los viajes de los empresarios estadounidenses, como para la firma de los contratos, la transportación y el pago derivados de estas transacciones. Además de estas condicionantes, la OFAC tiene la facultad de cancelar estas licencias sin previo aviso y sin argumentos explícitos.

Los siguientes ejemplos ilustran la situación:

La Empresa CORACAN S.A. dedicada a la producción y comercialización de alimentos instantáneos se ha visto afectada durante el 2010 en 162 mil 100 dólares. Esta empresa ha confrontado serias dificultades para la adquisición de edulcorantes hipocalóricos artificiales, particularmente el edulcorante neotame, cuyo poder de endulzamiento oscila entre 8000 y 13 000 veces más que el azúcar, dado que la fabricación y comercialización de dichos productos está monopolizada por compañías norteamericanas.

La Empresa Comercial Caribex se ha visto afectada por la imposibilidad de acceder al mercado norteamericano, donde las colas de langosta están libres de aranceles, mientras que el mercado europeo, Canadá y China, están gravados por valor de 4.3, 5 y 10 por ciento respectivamente, lo que ha representado una afectación en el orden de los 573 mil100 dólares.

La imposibilidad de acceder al mercado norteamericano con los rones cubanos, particularmente con la marca líder Havana Club, significa que se ha dejado de vender 2 millones 600 mil cajas de ron, que calculadas al precio promedio de facturación de Havana Club Internacional en el año 2010, representa una afectación económica del orden de 106 millones 132 mil dólares.

La empresa exportadora CUBAEXPORT registró la afectación generada por el error de dos clientes en Europa de pagar en dólares facturas por un valor superior a los 270 mil dólares por ventas de más de 140 toneladas de miel a granel pagaderas en euro y franco suizo. Los montos fueron congelados, por lo que la empresa se vio afectada toda vez que el dinero fue incautado y no ha sido devuelto, sólo ha podido cobrar una parte del mismo.

La empresa importadora QUIMIMPORT, encargada de los suministros de fertilizantes, herbicidas y plaguicidas para la agricultura, pudiera adquirir muchos de estos productos en el mercado estadounidense de no existir el bloqueo. En el período analizado no pudo concretar la importación directa desde Estados Unidos de Fosfato Diamónico (DAP), debido a exigencias derivadas del cumplimiento de las disposiciones del bloqueo por parte del proveedor, por lo que finalmente la empresa tuvo que importarlo desde otros mercados con un desembolso adicional de 197 mil 600 dólares.

2.2 Perjuicios causados al intercambio académico, científico, cultural y deportivo

Los sectores de la educación, la cultura y el deporte han sido y continúan siendo fuertemente impactados por el bloqueo.

La supuesta “flexibilización” del gobierno de Estados Unidos en relación con las normas sobre los viajes a Cuba desde su territorio para algunos grupos de ciudadanos estadounidenses, como estudiantes, académicos, periodistas o miembros de organizaciones religiosas, no tiene en realidad el fin de promover relaciones amistosas entre ambos pueblos, sino promover sus objetivos políticos e ideológicos hacia Cuba.

EDUCACION

A pesar de los esfuerzos que realiza el gobierno cubano para garantizar la educación para todos, los efectos del bloqueo se traducen en carencias diarias que afectan el proceso de aprendizaje, la investigación y el trabajo científico de estudiantes y profesores en general.

Resultante de esta política, Cuba permanece sin tener acceso al mercado norteamericano para la compra de insumos escolares y materiales fundamentales para la reparación y mantenimiento de la red escolar, por lo que se ve obligada a adquirirla en mercados lejanos con una afectación económica de 881 mil 400 dólares.

Con ese monto se pudieran comprar diversos medios didácticos para la enseñanza de las ciencias naturales y de educación laboral en la totalidad de las escuelas primarias, escuelas especiales y secundarias básicas. También se podrían comprar más de 15 mil esferas geográficas que se necesitan para las escuelas primarias y cubrir el costo de las láminas de PVC necesarias para la producción de un año de componedores de palabras que se necesitan en las escuelas primarias y especiales para la enseñanza de lectura y escritura.

La educación especial es de alta sensibilidad para la población cubana. El proyecto “Profundización en el modelo cubano de Inclusión Escolar en Santiago de Cuba”, aprobado por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) en el año 2008, por un monto de 100 mil Euros, tenía como objetivo específico mejorar la inclusión educativa de alumnos de la enseñanza primaria y media básica con necesidades educativas especiales (limitaciones físicas, visuales, auditivas y retraso mental), beneficiando directamente a 310 niños y jóvenes con las discapacidades antes señaladas.

Sin embargo, debido al bloqueo ha resultado sumamente engorrosa la adquisición de pantallas táctiles, pizarras interactivas, teclados inteligentes, impresoras y máquinas de escribir y grabadoras, entre otros medios indispensables para impartir una educación especial con la máxima calidad y resultado.

El sector de la Educación Superior de abril de 2010 a marzo de 2011 ha sufrido pérdidas por un monto de 5 millones 703 mil 443 dólares, lo que incluye las afectaciones a la producción y los servicios, el no acceso a la tecnología norteamericana, los precios de importación por reubicación de mercados y sus consecuencias monetario-financieras.

La Universidad de Ciego de Avila ha visto seriamente afectado el trabajo de los laboratorios bioplantas por la negativa de la Firma LKB-Pharmacia o BioRad de ofrecer mantenimiento a un cromatográfico de purificación de proteínas, a una centrifuga refrigerada, entre otros equipos. Los daños ocasionados ascienden a 94 mil 716 dólares.

CULTURA

Durante el período que se analiza la afectación al sector de la cultura asciende a 14 millones 913 mil 300 dólares, lo que incluye básicamente ingresos dejados de percibir por exportación de bienes y servicios, reubicación en otros mercados, gastos adicionales en fletes y seguros y afectaciones monetario-financieras.

Se mencionan solamente algunos ejemplos:

El 3 de noviembre de 2010 el Departamento del Tesoro informó al Centro de Estudios cubanos en Nueva York que no renovaría su licencia para llevar a cabo proyectos de intercambio cultural con instituciones cubanas.

La Empresa ARTEX S.A se ha visto afectada en la comercialización de discografía, servicios fonográficos y derechos editoriales debido a la imposibilidad de vender discos de manera asociada a las presentaciones que se realizan en Estados Unidos. Su afectación calculada de manera conservadora asciende a 150 mil dólares.

El Consejo Nacional de Patrimonio Cultural no tiene acceso a programas vinculados a las nuevas tecnologías tales como Google Earth y los Software Mapinfo y Arcview, utilizados en el tratamiento de los mapas e información digital, con sus correspondientes tutoriales para aprender el uso más adecuado de los mismos. De igual forma, se ven imposibilitados de adquirir materiales didácticos, audiovisuales y bibliográficos, así como accesorios necesarios para el equipamiento de talleres y laboratorios especializados de las diferentes manifestaciones artísticas.

El Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) se ha visto afectado en su publicidad comercial debido a la imposibilidad de participar junto a empresas norteamericanas que se dedican a la publicidad en sectores como líneas aéreas, turismo, arte, cultura y deportes. La afectación se calcula en el orden de 220 mil dólares.

La cinematografía cubana a consecuencia del bloqueo se ha visto imposibilitada de adquirir en Estados Unidos materiales, piezas de repuesto y equipos, como películas virgen y productos químicos para el Laboratorio Cinematográfico del ICAIC, además de accesorios para equipos cinematográficos, el uso de licencias, patentes y marcas, como el THX, Dolby, MAC, Avid, Toons y Scenarist, para los procesos de postproducción audiovisual.

DEPORTE

El deporte cubano no escapa a los efectos del bloqueo. Sus afectaciones se calculan de manera conservadora en el orden de 1 millón 546 mil 565 dólares.

El Proyecto MARABANA/MARACUBA 2010 no pudo contar con la participación de aproximadamente 300 corredores norteamericanos debido a que no se les autorizó la licencia de viaje a Cuba, esto provocó que dicho Proyecto dejara de ingresar aproximadamente 102 mil dólares.

El 17 de febrero de 2011, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos denegó la solicitud de licencia al “Sarasota Yacht Club” para organizar el evento deportivo en Cuba “Regata Sarasota-Habana”.

Cuba se ve limitada en cuanto a la adquisición de implementos deportivos Louisville, Wilson, Xbat y Rawlings, debido a que son producidos por compañías norteamericanas. Muchos de estos artículos son de uso obligatorio de acuerdo a los Reglamentos Oficiales de las Federaciones Internacionales, por lo que se ha tenido que acudir a terceros países para su compra, con una afectación del orden de 450 mil dólares.

Por cuarto año consecutivo, Cuba continúa sin poder comprar el equipo de Cromatografía Liquida de alta presión, que resulta esencial para la actividad del control antidopaje. A pesar de las gestiones realizadas por la Agencia Mundial Antidopaje, el gobierno de Estados Unidos prohíbe a la Firma Agilent Technologies la venta de este equipo.