Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Capítulo IV: Afectaciones del Bloqueo a otros sectores de la Economía Cubana.

CAPITULO IV. AFECTACIONES DEL BLOQUEO A OTROS SECTORES DE LA ECONOMIA CUBANA.

La Industria azucarera ha reportado afectaciones entre abril de 2010 y marzo 2011 por 62 millones100 mil 500 dólares.

Debido a la imposibilidad de importar los insumos necesarios para el funcionamiento de los centrales azucareros, la zafra de 2010 y 2011 fue afectada por la entrada tardía en la producción de 13 centrales, lo que provocó que se dejaran de producir 168 mil 100 toneladas de azúcar crudo, que a su vez ocasionó una afectación de 57 millones 700 mil dólares. Al no tener acceso al mercado norteamericano Cuba está obligada a importar los insumos de mercados lejanos con el consabido incremento de precios y la demora en la llegada de los productos.

La industria turística cubana ha experimentado severas afectaciones provocadas por el bloqueo, las cuales ascienden a mil 713 millones de dólares.
Tomando como referencia estudios realizados por empresas estadounidenses del turismo, se estima que la industria turística cubana dejó de ingresar en el año 2010 alrededor de 1 668 millones de dólares por la prohibición de viajes a Cuba.

El Grupo Empresarial de Marinas y Náuticas, Marlin, de no existir el bloqueo,  obtendría ganancias en el orden de los 10 millones de dólares, dado que dispone de unos 650 atraques que pueden albergar con un 75% de ocupación a unas 179 mil embarcaciones-día al año, que con una eslora media de 40 pies implicaría, sólo por atraques, ingresos por cerca de 5 millones de dólares. A ese monto podría sumarse lo relativo a los servicios de agua y electricidad, custodia, comisaría, combustible, tiendas, reparaciones de yates y otros.

La Empresa cubana HAVANATUR radicada en Canadá está obligada a pagar 1.6 por ciento por encima de lo que pagan otros turoperadores radicados en ese país  por el procesamiento de tarjetas de crédito, lo que le ocasiona pérdidas de más de 1 millón de dólares. Asimismo, el Grupo ITH, encargado del abastecimiento al turismo, durante el periodo de abril 2010 a marzo 2011 ha  sufrido pérdidas del orden de los 26 millones 700 mil dólares, debido a la diferencia de precios en mercancías compradas en terceros países, por intereses excesivos de créditos comerciales, variación de la tasa de cambio y compra de divisas y por concepto de fletes.

La Aeronáutica Civil de Cuba continúa siendo afectada por el bloqueo de los Estados Unidos. Desde mayo de 2010 a abril de 2011, sus afectaciones se estiman en 276 millones 506 mil 681 dólares, entre otras causas por el uso de aeronaves menos eficientes, gastos adicionales por arrendamiento de aeronaves, sobre precios de combustible, piezas de repuesto y otros insumos, así como pasajeros dejados de transportar. En ese contexto, y como resultado de la decisión de la compañía Shell España de disolver sus relaciones contractuales, la compañía Cubana de Aviación se ha visto obligada a comenzar con un nuevo proveedor para el suministro de combustible a sus aeronaves en el exterior, lo que ha causado pérdidas a la aerolínea cubana por alrededor de 271 mil 840 dólares.

Al propio tiempo, durante el 2010, Cubana de Aviación intentó recomenzar las ventas “on-line”, lo cual se dificultó mucho debido a la imposibilidad de utilizar el dólar estadounidense en estas transacciones y la reticencia de los Bancos a operar en otras monedas, lo que repercutió en detrimento del posicionamiento de la aerolínea en el mercado.

La prohibición al acceso del mercado estadounidense para adquirir piezas de repuestos de los camiones utilizados en los servidores de combustibles en los aeropuertos de La Habana y Varadero; tomas internacionales para el gaseo de combustibles; combustible de aviación; y partes y piezas para las aeronaves cubanas, ocasionó gastos adicionales ascendentes a 5 millones 7 mil dólares en el  2010.

Si para los vuelos comerciales hacia y desde Canadá pudiera utilizarse el espacio aéreo de Estados Unidos, se reduciría el tiempo de vuelo, la afectación al medio ambiente y desde el punto de vista económico, Cubana de Aviación tendría un significativo ahorro de más de 2 millones 26 mil dólares.

En junio de 2010, la Empresa Sky Chef radicada en Argentina, que brindaba servicios a Cubana de Aviación desde el año 2001, suspendió abruptamente el servicio de catering a sus vuelos, por instrucciones de su casa matriz  en Frankfurt, Alemania, aduciendo la aplicación de la Ley Helms Burton.  En esa misma línea, la también empresa europea Gate Gourmet, a la cual se recurrió como alternativa, igualmente rechazó la solicitud, alegando la no aprobación del contrato por su casa matriz en Zurich, Suiza.

El sector de  la Informática y las Comunicaciones se ha visto severamente afectado por el bloqueo. En el período que se analiza el monto de las afectaciones se calcula en 7 millones 396 mil 394 dólares.

El 6 de octubre de 2010, la red social Twitter reconoció su total responsabilidad por haber  bloqueado el envío de mensajes vía celular desde Cuba hacia su plataforma. De igual forma, en abril de este año se ha conocido que a Cuba se le está limitando el acceso a determinadas herramientas de Twitter con el argumento de que estamos accediendo desde un país prohibido.

En octubre de 2010 se conoció que un equipo de la Universidad Central de Las Villas, que obtuvo Mención Honorable en el Concurso de Programación Colegiada Internacional de la Asociación de Máquinas Computadoras (ICPC-ACM), celebrado en China, y auspiciado por la compañía norteamericana IBM, se vio imposibilitado de recibir el premio debido a las regulaciones del bloqueo.

La División EcoSOL Electric, que comercializa tecnología para la utilización de las fuentes renovables de energía ha sufrido igualmente el impacto del bloqueo debido a la concentración de estas producciones en manos del Grupo norteamericano Eaton, que ha agrupado la línea de productos de sistemas monofásicos y trifásicos, utilizados en la red eléctrica. La División se ha visto obligada a acudir a terceros países, perdiendo el precio de distribución directa, el acceso a piezas de repuesto, entrenamiento y elevando sus costos.

A partir de febrero de 2011, la Casa financiera Synivere dejó de realizar los pagos a la compañía cubana de comunicaciones ETECSA por concepto de “roaming” para telefonía celular, aduciendo que su Banco no podía realizar transacciones con Cuba, lo que implica que no se  ha podido  cobrar un monto ascendente a 2.6 millones de dólares, más las dificultades adicionales ocasionadas.

Los daños y perjuicios ocasionados a la Industria Ligera por las medidas del bloqueo del gobierno norteamericano contra Cuba ascendieron en el período a 9 millones 760 mil 200 dólares y unos 655 mil 900 pesos cubanos.

Las producciones de esta industria  inciden directamente en las necesidades de consumo esenciales y en el nivel de vida de la población.

Con el millón 494 mil 900 dólares de afectación de la Unión Textil se podrían producir 88 mil 200 módulos de canastilla para los recién nacidos, lo que representa aproximadamente un  52% del Plan de producción  de 2011.

De contar la Unión Poligráfica con el millón 649 mil 700 dólares en pérdidas causadas por el bloqueo podría fabricar 9 millones 200 mil libretas escolares de calidad óptima, lo que representa aproximadamente un 21% de las necesidades de libretas del país para el curso escolar del presente año.

Con las pérdidas por valor de 1 millón 368 mil 600 dólares que sufre la Unión Suchel, productora de jabones, podría  producirse 872.8 toneladas de Jabón de baño marca Liz, lo que equivaldría  a 6 millones 900 mil jabones.

La Empresa de Pinturas VITRAL, de disponer de los recursos financieros que representa la afectación por 2 millones 285 mil 800 dólares del bloqueo en este período, hubiera podido producir pintura acuosa y esmalte para 24 mil viviendas de 70 m2.

El sector del transporte no ha escapado a los efectos directos y extraterritoriales del bloqueo de los Estados Unidos con afectaciones totales por 244 millones 583 mil dólares en un año, fundamentalmente a causa de ingresos dejados de percibir en el transporte terrestre y servicios portuarios debido a la  prohibición de los viajes de ciudadanos de los Estados Unidos  a Cuba y de buques mercantes y cruceros norteamericanos o que toquen puertos de ese país.

El concepto de Riesgo País por el bloqueo norteamericano significó que los precios se incrementaron de un 40 a un 50%, así como los intereses de los préstamos, lo que representó un desembolso adicional de 39 millones de dólares por las compras realizadas por el sector del transporte.

La inclusión en una lista negra de los buques que entren a Cuba, continúa afectando los ingresos por contratación de tripulantes cubanos en embarcaciones, incluso de terceros países, por reparaciones navales, y por la actividad de cruceros por concepto de pago de impuestos de tripulantes, pasajeros, y gastos operacionales de las propias navieras.

El bloqueo afecta la contratación de fuerza de trabajo calificada para la rama marítima. Por concepto de no poder enrolar tripulantes en yates, cruceros y buques mercantes, a causa del bloqueo, Cuba pierde 10  millones 188 mil dólares al año

Las principales navieras de cruceros en el mundo, CARNIVAL. ROYAL CARIBBEAN, STAR CRUISES, NCL (Norwegian Cruise Line), MSC y COSTA, tienen capitales norteamericanos. Aunque todas ellas surcan el Caribe, el más cercano mercado para Cuba, el bloqueo no les permite la contratación de tripulantes cubanos, ya que sus buques tocan puertos norteamericanos y de Puerto Rico.  Navieras de terceros países como BARCLAY, CGA-CGM, Hapag LLoyds, por tener buques que tocan puertos norteamericanos, tampoco pueden contratar tripulantes de Cuba.

Entre los ingresos dejados de recibir por exportaciones de bienes y servicios de reparación naval en este período, se recibió una cancelación de una reparación en un astillero en Cuba del Buque FOUR MOON, valorada en 1 millón 188 mil pesos cubanos convertibles.

Las afectaciones económicas, financieras y comerciales del bloqueo de Estados Unidos en la Industria Sideromecánica de Cuba se incrementaron con respecto al año anterior, totalizando 106 millones 226 mil 500 dólares. De ellos,  sobresalen 47 millones 225 mil 58 dólares por el incremento del costo de importaciones, 18 millones 184 mil dólares  por  no acceso a tecnologías de los Estados Unidos, 13 millones 668 mil dólares por gastos adicionales en inventarios y 8 millones 918 mil 939 dólares de incremento del gasto en fletes.

El Grupo industrial de bienes de capital GBK, productor de estructuras, plantas completas, perfiles y recipientes metálicos, mobiliarios y equipos para  diferentes industrias tuvo afectaciones en el año por valor de 835 mil 440 dólares con los que se podrían haber adquirido 710 toneladas laminados de acero para diversos usos con fines industriales y domésticos ó 178 000 muelas abrasivas semi-elaboradas  para  la producción de abrasivos, insumo fundamental en la industria de transformación de metales.

El Grupo de Bienes de Consumo GBC produjo flujos laminares kb-4, bicicletas mecánicas, sillones de ruedas, autoclaves, campanas de extracción de gases, ventiladores, cocinas, refrigeradores domésticos, moldes y troqueles, mesas calientes para restaurantes, herrajes sanitarios y de construcción a  un costo de 27 millones 775 mil 980 dólares. De haber tenido acceso a los precios inferiores para las materias primas y otros componentes del mercado norteamericano, las mismas cantidades de esos productos habrían costado un total de 22 millones 307 mil 380 dólares, con un ahorro de 5 millones 468 mil 600 dólares. Con ese ahorro se habría podido producir el doble de refrigeradores domésticos, o sea 60 mil unidades en lugar de 30 mil para beneficio de igual cantidad de núcleos familiares.

Las prohibiciones y restricciones del bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba, han continuado causando serias afectaciones a los programas de reparación y construcción de viviendas. La afectación causada en esta esfera entre abril del 2010 y marzo del presente año se calcula en 22 millones 547 mil 634 dólares.

Teniendo en cuenta los costos promedios por unidad por las distintas acciones de reparación y construcción de viviendas, se calcula que con la suma de las afectaciones se dejó de realizar una de las siguientes acciones:

  • 16 mil 400 reparaciones de viviendas a un costo promedio de mil 375 dólares.
  • 27 mil 330 mantenimientos a vivienda a un costo medio de 825 dólares.
  • mil 132 nuevas viviendas de tipología I a un costo medio de 7 mil 200.
  • mil 466 nuevas viviendas tipología III a un costo unitario de 5 mil 49 dólares

Por su parte, la Industria Básica también tuvo sensibles afectaciones ascendentes a más de 82 millones 600 mil dólares, especialmente como resultado de la imposibilidad de exportar níquel cubano a Estados Unidos y de acceder a suministros y tecnologías de ese país.

El mercado natural del níquel cubano es Estados Unidos, que en el año 2010 importó alrededor de 144 mil toneladas  de níquel primario, fundamentalmente desde Canadá, Rusia, Noruega y Australia. Teniendo en cuenta su cercanía geográfica, Cuba hubiera podido exportar más de 30 mil toneladas anuales de níquel al mercado de los Estados Unidos, que al precio promedio del níquel en el mercado internacional en el año 2010 representa más de 654 millones de  dólares.

De igual modo, Estados Unidos continúa siendo uno de los mayores consumidores de cobalto del mundo e importó alrededor de 11 mil toneladas  de este metal en el 2010 desde mercados lejanos como Noruega, Rusia y China, entre otros. Dada su proximidad geográfica, Cuba sería un suministrador idóneo, que le podría vender alrededor de 2 mil 500 toneladas anuales de cobalto, que a los precios promedios del 2010 serian más de 98 millones 500 mil dólares que se están dejando de recibir en Cuba debido a las regulaciones del  bloqueo.

En lo que se refiere a la industria del petróleo, la entrega pactada para junio del 2010 de dos balanceadoras para las refinerías de petróleo Ñico Lopez de La Habana y Hermanos Díaz de Santiago de Cuba, por valor de 272 mil 449.48 Euros, fue obstaculizada al detectarse que varios componentes de las mismas eran de origen norteamericano. Ello obligó a la búsqueda de suministradores alternativos, que provocó un retraso en la entrega de 9 meses con la consiguiente afectación económica.

El gobierno norteamericano también ha ejercido presiones sobre empresas petroleras operadoras de servicios y bienes o que han declarado su intención de negociar contratos con Cuba en el sector del petróleo. Entre otras medidas se ha amenazado con sanciones a varios ejecutivos y sus familiares. Ante tales presiones muchas empresas inicialmente interesadas en realizar negocios con Cuba se han retirado del país con los consecuentes daños económicos.

Lo anterior demuestra que el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba incide de manera directa y multidimensional sobre todos los sectores de la economía cubana, convirtiéndolo en el principal obstáculo para el desarrollo económico y social del país.