Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

CAPÍTULO III. Afectaciones al sector externo de la Economía

3.1 Afectaciones al comercio exterior

La insularidad y condiciones de desarrollo de Cuba determinan el alto nivel de incidencia del comercio exterior para el acceso a las tecnologías de punta, la movilización de capitales externos, la concesión de créditos, el impulso a las inversiones extranjeras y la cooperación internacional.

Por ello, el sector externo de la economía cubana constituye uno de los principales blancos de la política de bloqueo contra el país.

Durante el período que se analiza, las afectaciones ocasionadas por el bloqueo al comercio exterior cubano ascienden a 3 921 725 790 USD, cifra un 10% mayor que la del año anterior. Los principales daños se registran en los ingresos dejados de percibir por exportaciones de bienes y servicios, que representan el 78% de todas las afectaciones.

El incremento de los costos de financiamiento por la percepción de riesgo país se incrementó un 76% con respecto al período anterior, como resultado de las presiones ejercidas por las autoridades norteamericanas a terceros para obstaculizar o impedir financiamientos a Cuba. Los gastos en fletes y seguros por reubicación geográfica del comercio se incrementaron en un 24%.

Asimismo, continúan siendo significativos los daños ocasionados a los sectores del turismo, energía, minería, agrícola e industrial.

Solo en tabaco tipo Premium, la empresa cubana TABACUBA hubiera podido colocar ventas en Estados Unidos por aproximadamente 121.5 millones USD, si se tienen en cuenta las características del mercado norteamericano para estos productos.

Otro ejemplo de afectaciones al comercio exterior cubano es el caso de la empresa Mixta Havana Club Internacional, la cual perdió alrededor de 73 millones de USD, por la prohibición de vender sus rones en el mercado de los Estados Unidos. La estimación se basa en la posición de los rones que la empresa coloca en el mercado internacional, donde el norteamericano representa casi el 42% del destino de las marcas Premium.

3.2 Afectaciones a la inversión extranjera

La inversión extranjera en Cuba en los últimos años ha estado dirigida a proyectos de interés nacional con un significativo impacto económico y social. El bloqueo impuesto por el gobierno de Estados Unidos continúa obstaculizando el proceso inversionista extranjero en Cuba. Entre las consecuencias de esa política se pueden citar:

–Se impide el acceso a tecnología de punta que poseen empresas norteamericanas.

–Se niega el acceso al mercado estadounidense para las exportaciones de empresas cubanas.

–Se impide el acceso a financiamientos provenientes de bancos norteamericanos para el desarrollo de las inversiones extranjeras directas en el país.

–Se encarecen los financiamientos que se obtienen por tener que realizarlos en monedas diferentes al dólar estadounidense, lo que incrementa los costos y retrasa los procesos inversionistas.

–Aumento de los costos de flete y transportación marítima.

–Se aplican sanciones extraterritoriales y se ejercen presiones a empresas extranjeras, lo que impide el establecimiento de negocios conjuntos en Cuba.

En el caso de la industria petrolera, el bloqueo provoca el encarecimiento de los contratos con las compañías dueñas de plataformas perforadoras, pues las tecnologías que utilicen no pueden tener más de un 10% de componentes norteamericanos.

Esta circunstancia exige a las compañías extranjeras operadoras inversiones adicionales, y por tanto, se hace más costosa la utilización de las plataformas en aguas cubanas.

3.3 Afectaciones financieras y bancarias

Como se ha señalado, el reforzamiento de la hostilidad, persecución y acoso del Gobierno de los Estados Unidos al sector bancario y financiero cubano constituye, inequívocamente, el elemento distintivo de esa criminal política durante el período abarcado por el presente informe.

Se ha endurecido el hostigamiento a instituciones financieras y bancarias extranjeras, dirigido a limitar las operaciones hacia y desde los bancos cubanos. Esta situación dificulta el adecuado funcionamiento de los bancos nacionales, a la vez que les obliga a incurrir en costos financieros adicionales.

En este contexto, se observa una tendencia creciente por parte de instituciones financieras y bancarias extranjeras a limitar sus operaciones con Cuba. Aunque las afectaciones resultan difíciles de cuantificar, se pueden identificar las principales dificultades que inciden en el desempeño de las instituciones bancarias cubanas.

Las afectaciones de carácter general a los bancos e instituciones financieras del sistema cubano identificadas fueron:

a) A partir del 31 de marzo de 2013, Reuters suspendió totalmente su servicio de información bancaria y financiera a las instituciones bancarias cubanas. Esta situación acarrea múltiples dificultades, ya que afecta la obtención de referencias profesionales o formales del mercado (información sobre tipos de cambio, tasas de interés y de precios de materias primas) para la concertación y el seguimiento de operaciones financieras que involucran inversiones de la economía nacional.

b) La eliminación de estos servicios también tiene consecuencias asociadas al encarecimiento de la negociación de las operaciones de tesorería, al tener que hacerse, en todos los casos, por vía telefónica, que resulta más cara e insegura.

c) Riesgo cambiario que se corre en las transacciones monetarias por diferenciales en los tipos de cambio, al tener que utilizar monedas de pago diferentes al dólar estadounidense.

d) Limitación de la participación de bancos extranjeros en las operaciones con Cuba, al negárseles en ocasiones los traspasos de fondos o la participación como banco tramitador o avisador en operaciones de cartas de crédito emitidas a través de bancos cubanos.

e) Limitación del acceso a los servicios bancarios de algunos bancos extranjeros, lo cual acarrea un encarecimiento de las transacciones por tener que tramitar las operaciones a través de bancos de terceros países.

f) Imposibilidad de captar transferencias provenientes de América Latina, tanto de personas naturales como jurídicas, pese a la presencia significativa de comunidades cubanas en la región, así como al gran número de familiares de estudiantes latinoamericanos que cursan estudios en Cuba. Estos se ven obligados a enviar sus ayudas familiares por las vías no bancarias.

g) Las empresas nacionales no encuentran bancos extranjeros con corresponsalía directa con bancos cubanos, que les permitan canalizar directamente los pagos por sus exportaciones.

h) Dificultades en la recepción de transferencias de personas naturales por obstáculos en las coberturas. Son cada vez más los bancos extranjeros que se niegan a servir de intermediarios en una operación en la que Cuba aparezca como destino, aspecto que incluye no sólo a los clientes particulares de los bancos cubanos, sino también a los del sector corporativo.

i) Banker’s Almanac2 anunció a varios bancos cubanos que no renovaría la inscripción para dar continuidad a sus servicios de consulta a partir de enero de 2013, debido a su fusión con una firma norteamericana y a las restricciones impuestas por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

La consecuencia del anuncio, es la imposibilidad de mantener la práctica de trabajo, asociada a consultas de determinadas informaciones necesarias para efectuar pagos, así como la actualización de los accionistas, bancos corresponsales y otros; elementos importantes para garantizar que las operaciones no se tramiten a través de instituciones de alto riesgo, lo cual pudiera conllevar a la congelación de fondos.

Algunas de esas afectaciones se manifiestan en los siguientes ejemplos:

–En el año 2012, una institución bancaria de Europa notificó a otra cubana que por política de su entidad, no estaba en posición de ejecutar una instrucción de pago recibida. Posteriormente, informó que no aceptaban tramitar nuevas operaciones ni efectuar traspasos de fondos, declarando que sólo mantendrían las operaciones que se encontraban vigentes. A finales de ese año, no hubo otra alternativa que cerrar la cuenta corriente en dicho banco, ante las restricciones en su utilización.

–También el año 2012, un banco cubano tuvo que reestructurar una operación con otro extranjero. Ante la imposibilidad de mantener cuentas en dólares estadounidenses (USD) para operaciones de clientes cubanos por bancos foráneos participantes en un préstamo indicado, hubo que convertir a euros las obligaciones y la cuenta de reserva nominadas inicialmente en USD.

En este caso, además, la operación de forex (cambio de monedas) no pudo ser realizada directamente, sino a través de una transacción utilizando una cuenta de otro banco cubano. La afectación por este concepto se calcula en 667 268.76 USD.

–En el año 2010 se notificó a Cuba que a partir de marzo de 2012, el Sistema Bancario Nacional no podría utilizar la versión SWIFT NET 7.0 del producto suministrado por S.W.I.F.T. llamado Swift Alliance Access/Entry (SAA) para la gestión de la mensajería interbancaria a través de dicha red, por contener tecnologías y componentes de procedencia estadounidense. Hasta ese momento, los costos anuales asociados a la utilización del SAA fueron de 141 722.50 USD.

En 2012 se dio continuidad a la implementación de la alternativa contratada del nuevo producto GariGold (GG) para la conexión a S.W.I.F.T., se concluyeron los pagos relativos a su instalación y se ejecutó también el pago por el mantenimiento anual. Lo anterior implicó la erogación adicional de aproximadamente 900 000 USD. A partir de 2013 existirá un incremento de más de 127 000 USD en los gastos de mantenimiento del sistema alternativo.

–A mediados de octubre de 2012, una institución bancaria europea comunicó a un banco cubano que por la política dictada por el grupo financiero al que pertenece, su cuenta debía ser cerrada el día 30 del mismo mes. Similar aviso recibieron otras entidades del sistema bancario cubano que tenían cuentas en ese banco, fundamentalmente para el pago de las facturas a través de la Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication (S.W.I.F.T.), lo que conllevó el cierre de dichas cuentas y la obligación de ejecutar esos pagos con otro banco europeo.

–En diciembre de 2012, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) multó al banco HSBC, con sede en Londres, por un monto de 375 millones de USD por realizar operaciones con varios países, incluida Cuba. El banco cerró sus operaciones con el Havin Bank, con el que trabajan varias entidades cubanas en el Reino Unido.

–En el año 2013, un banco de América Latina rechazó un pago en euros a través de una entidad bancaria europea, exponiendo que no tramitaban operaciones con Cuba, que el beneficiario de la operación no era su cliente y que, además, el monto era elevado. Dicha operación se realizó con otro banco de la región que accedió a reactivar sus relaciones con el banco cubano vía S.W.I.F.T., a partir de ese momento. Esta situación ocasionó demoras para abrir la nueva carta de crédito.

–El Banco Central de Cuba (BCC) planificó la compra de máquinas clasificadoras de billetes para la Dirección de Emisión y Valores, para lo cual se contactó a la empresa DELARUE, de nacionalidad inglesa, que manifestó interés en el proyecto y envió a Cuba a su directora de ventas y realizó una propuesta técnica.

Sin embargo, posteriormente dicha compañía comunicó que no podía vender el equipamiento solicitado, debido a que no podían realizar la operación pues la planta de fabricación radicaba en los Estados Unidos. En consecuencia, fue necesario contactar a una empresa alemana para adquirir los equipos, lo que trajo consigo incrementos en los precios y costos de transportación.

______________________________

2 Herramienta primaria de revisión en línea, vía Internet, del status de los bancos, dígase relaciones de propiedad y posición en el sistema mundial, ejecutivos y de corresponsalía.

3.4 La Sección 211 de la Ley Ómnibus de Asignaciones Consolidadas Suplementarias y de Emergencia de los Estados Unidos de 1999 y otras agresiones en el tema de patentes y marcas

El robo de marcas y patentes cubanas se mantiene inalterable, en virtud de la aplicación de la Sección 211 de la Ley Ómnibus de Asignaciones Consolidadas Suplementarias y de Emergencia de los Estados Unidos de 1999 y de otras violaciones marcarias, pese al fallo del órgano de solución de diferencias de la OMC y del rechazo que esta usurpadora política genera.3

El robo de la marca Havana Club por la compañía Bacardí se ha consumado. El 30 noviembre de 2012, la OFAC informó a la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés) que no era necesario que emitiera una licencia para la cancelación del registro de la marca Havana Club de la empresa cubana CUBAEXPORT. Cuando finalmente la USPTO se pronuncie, Cuba será despojada de la prestigiosa marca Havana Club en los Estados Unidos, en grosera y franca violación de las leyes internacionales y de las obligaciones de ese país de conformidad con los acuerdos y leyes internacionales en esta esfera.

En otro grave ejemplo de robo de marcas, el 14 de marzo de 2013, el Buró de Apelaciones de Marcas, adscrito a la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos, rechazó la petición de la empresa cubana CUBATABACO para cancelar el registro de la marca Cohíba a favor de la empresa General Cigar, propiedad de la compañía sueca Swedish Match. La decisión se basó íntegramente en lo planteado por las Cortes de Estados Unidos, que ratificaron que las Regulaciones para el Control de Activos Cubanos impiden el reconocimiento de la prestigiosa marca cubana.

Hasta el presente se mantienen las intenciones de algunos demandantes contra el Estado cubano en los Estados Unidos de apropiarse como medio de compensación de marcas comerciales y patentes cubanas, amparándose en lo dispuesto en la Ley de Seguro contra Riesgos del Terrorismo, aprobada en el 2002 y con vigencia hasta el año 2014.

________________________________________________

3 Ver el documento A/67/118, páginas 44 y 45.