Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

CAPÍTULO IV. Afectaciones del bloqueo a otros sectores de la Economía cubana

Como se ha señalado en anteriores informes de Cuba al Secretario General, el entramado legal que sustenta el bloqueo afecta toda la esfera económica del país.

A los ingresos dejados de percibir, los mayores costos financieros asociados a la obstaculización de las transacciones bancarias y los gastos adicionales en fletes y seguros para las instituciones cubanas, se añaden los costos a la economía nacional resultantes de la inmovilización de los inventarios y las afectaciones por las limitaciones al acceso de tecnologías de punta.

Por sectores, se pueden consignar los siguientes impactos:

–El sector de la construcción sufrió afectaciones equivalentes a 11.5 millones de USD, debido a la imposibilidad de acceder a tecnologías constructivas más eficientes, ligeras y con menor consumo de materiales básicos y componentes energéticos. El acceso significaría un ahorro de al menos un 6 % en moneda libremente convertible, en los planes estatales de construcción de viviendas.

–La empresa importadora COMIMPORT, encargada de la importación de productos de alta necesidad para la población, enfrentó afectaciones por 63.3 millones de USD, cuando el proceso importador tuvo que lidiar con las trabas de esta genocida política.

–La actividad turística de Cuba, vital para la economía del país, continuó experimentando severas consecuencias en las áreas relacionadas con los servicios, las operaciones y aseguramientos logísticos, decisivos para su desarrollo.

Las afectaciones para el sector se estiman en 1 960.18 millones de dólares, marcados principalmente por los ingresos dejados de percibir debido a la prohibición existente para los norteamericanos de acceder a los servicios turísticos cubanos.

Otro ejemplo que se puede destacar, es que los hoteles cubanos solamente pueden utilizar el sistema Amadeus para la comercialización del producto turístico cubano. Se trata de uno de los cuatro grandes Sistemas Globales de Distribución (GDS) internacionales; los otros tres –Sabre, Galileo y Worldspan– pertenecen a empresas estadounidenses. Numerosos intermediarios proveedores de estos servicios evitan las relaciones con las entidades turísticas cubanas por temor a ser multados y a afectar sus ventas en Estados Unidos.

Las empresas turísticas cubanas tampoco pueden anunciarse en los mejores sistemas de servicios en la web, como por ejemplo, Google, Yahoo, MSN, por tratarse de empresas norteamericanas.

–El sector industrial cubano estima sus afectaciones en 197.2 millones de USD, debido a las limitaciones que impone el bloqueo a la industria ligera, la sideromecánica y la química.

–El Grupo ACINOX, que produce barras corrugadas y mallas electro-soldadas para las construcciones, electrodos para soldar, cables y conductores eléctricos y telefónicos, materiales refractarios y equipos para el bombeo de agua, entre otras producciones, enfrentó afectaciones por un monto de 38.3 millones de USD, debido fundamentalmente a la reubicación de mercados de importación de los insumos para su funcionamiento.

Con ese monto, la línea de trefilado de la Fábrica de Cables «Eleka» podría adquirir los insumos necesarios para producir durante 7 meses y medio conductores eléctricos y telefónicos. De tal manera, se brindaría mayor seguridad al empleo productivo de los trabajadores de las empresas y se contribuiría de mejor manera a los sectores de las comunicaciones y los servicios eléctricos del país.

–En adición a ACINOX, los grupos industriales de Bienes de Capital (GBK), Bienes de Consumo (GBC), de Refrigeración y Calderas (RC) y otras empresas cubanas, enfrentan limitaciones tecnológicas al no poder utilizar programas como VmWare, necesarios para virtualizar servidores en redes de computación.

–Las entidades económicas y científicas cubanas tampoco pueden utilizar el sitio sourceforge.net, una central de desarrollo de software libre que actúa como repositorio de códigos de fuente para las descargas de programas.

–En el sector de las comunicaciones, las afectaciones se valoran en 44.2 millones de USD, resultantes de la imposibilidad de adquirir equipamiento norteamericano u otros con componentes de esa procedencia y de acceder al mercado de ese país. También inciden negativamente la prohibición de ejecutar operaciones a través de bancos norteamericanos, entre otras causas.

Asimismo, Cuba debe destinar importantes recursos a la defensa de su espectro radioelectrónico. Las transmisiones anticubanas originadas en los Estados Unidos totalizaron 2 400 horas semanales, emitidas en 30 frecuencias de radio y televisión. La agresión contra Cuba en esta esfera viola, entre otras, las normas internacionales que rigen el uso del espectro radioeléctrico del Convenio Internacional de Radiocomunicaciones, del cual el Gobierno de Estados Unidos es Parte.

–En área de energía y minas, se reportan múltiples afectaciones. La prohibición de exportar a los Estados Unidos cualquier producto que contenga níquel cubano, ha forzado la creación de canales más costosos de distribución y otras medidas paliativas para el comercio de las producciones cubanas de níquel y cobalto. Las afectaciones a las exportaciones de ese rubro se estiman en 51.7 millones de USD.

–La industria cubana de petróleo y gas es blanco de las medidas diseñadas por el Gobierno estadounidense para evitar su desarrollo, el acceso a las tecnologías de avanzada, a los productos petroleros y al financiamiento necesario para su crecimiento. Se intenta paralizar el ramo y obstaculizar las modernizaciones, las actualizaciones tecnológicas, el acceso de piezas de repuesto y la participación en el proceso de innovación.

La prohibición a empresas o filiales norteamericanas de brindar servicios petroleros o parapetroleros a Cuba es un elemento adicional de presión sobre la industria nacional. Las fusiones, compras y adquisiciones que normalmente ocurren entre las compañías internacionales del ramo, muchas veces se traducen en el retiro de suministradores del mercado cubano.

–El bloqueo afectó al sector del transporte en todas sus esferas (marítima, aérea y terrestre; servicios portuarios y aeroportuarios, desarrollo y mantenimiento de las vías y la red de carreteras). Los daños ocasionados se estiman en 469.3 millones de USD.

–Sólo la Aeronáutica Civil de Cuba cuantifica el monto de las afectaciones económicas en 274.2 millones de USD, fundamentalmente por los ingresos dejados de percibir como resultado de la prohibición de las líneas aéreas cubanas de operar en el mercado de Estados Unidos, la

imposibilidad de prestar servicios a viajeros estadounidenses que visitan Cuba y de adquirir tecnologías de punta, equipamientos y otros accesorios.

—En el caso del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, la afectación a la empresa importadora CUBAHIDRÁULICA ascendió a 2.2 millones USD, por concepto de reubicación de mercados de importación.

–En la esfera de los seguros la incidencia del bloqueo es significativa, fundamentalmente en el proceso de compra de las protecciones de reaseguro para las carteras de seguros cubanas que realiza ESICUBA S.A.

–El sector de la industria azucarera sigue enfrentando la prohibición de acceder al mercado estadounidense para la exportación del azúcar desde que fue suspendida en su totalidad la cuota azucarera cubana. La empresa CUBAZUCAR, encargada de la comercialización del azúcar cubano, estima los ingresos dejados de percibir en 22 millones de USD.