Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Flora y Fauna

Flora

Las condiciones ambientales del archipiélago cubano, su clima y su suelo, permiten asegurar que el territorio estuvo cubierto por bosques de diferentes tipos, alturas y densidades; el resto lo ocupaban distintas muestras de vegetación, entre ellas una flora característica de costa rocosa, de playas arenosas y vegetación baja graminosa, con árboles dispersos, también conocida como de sabana.

En la actualidad, la flora presenta diferentes formaciones de bosques, matorrales, vegetación herbácea y otros complejos botánicos agrupados en tipos naturales, seminaturales y culturales, subdivididos, a su vez, de acuerdo con los tipos biológicos, tipos de hojas y características del ecótipo.

La Isla de Cuba se define como la mayor diversidad biológica de la región antillana, destacándose su flora por la riqueza de especimenes y porque una gran parte de ellos se consideran endémicos, particularidad que eleva el valor de sus plantas autóctonas, superando a países de reconocida diversidad biológica.

La flora del país pertenece a lo conocido internacionalmente como la provincia fitogeográfica cubana, la cual tiene gran relación con la región caribeña y principalmente con la subregión de las Antillas. Presenta una independencia tal que justifica su categorización como provincia, la que se divide en las subprovincias occidental, central y oriental.

Fauna

En Cuba la fauna es muy atractiva y diversa, conserva rarezas como el ave más diminuta del mundo conocida como zunzuncito o pájaro mosca, la rana más pequeña, un minúsculo murciélago llamado mariposa y un escorpión que no rebasa los 14 milímetros.

El endemismo es apreciable de igual manera en anfibios y reptiles. El cocodrilo, perpetuado en criaderos, como el de la Península de Zapata es otra de las especies características de Cuba.

Regresar