Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Asamblea Nacional del Poder Popular

En Cuba, el órgano supremo de poder del Estado es la Asamblea Nacional del Poder Popular. La Constitución de la República le da esa categoría.

Este tipo de Parlamento (unicameral) surge el 2 de diciembre de 1976, tras elección popular en la cual ejerció el voto el 95 % de la población con derecho al sufragio.

La Asamblea Nacional es el único órgano del país con potestad constituyente y legislativa, sus diputados son elegidos por un término de cinco años y, de entre ellos, son nominados su presidente, vicepresidente y secretario y electos también los 31 miembros del Consejo de Estado, quien está obligado a rendir cuenta de todas sus actividades y subordinado al Parlamento.

Atribuciones y funcionamiento de la Asamblea Nacional

Entre las atribuciones del Parlamento están:

  • Reformar la Constitución.
  • Aprobar, modificar o derogar leyes.
  • Discutir y ratificar los planes nacionales de desarrollo económico, el presupuesto del Estado, sistemas monetario y crediticio y lineamientos de política exterior e interior.
  • Elegir al Consejo de ministros, la presidencia y miembros del Tribunal Supremo y la Fiscalía General de la República.
  • Exigir la rendición de cuentas de todas las entidades nacionales, de poder o administrativas.
  • Conceder amnistías.

La Asamblea Nacional se reúne en dos períodos ordinarios de sesiones cada año, pero en ella funcionan comisiones permanentes o temporales para la atención de los asuntos de interés parlamentario, como las de Atención a actividades globales de la economía, Agroindustrial azucarera, Producción alimenticia, Industrias, Transporte y Comunicaciones, de Construcciones, Asuntos exteriores, Salud, Defensa y de Orden interior

Funcionan también departamentos permanentes que resuelven asuntos orgánicos y de funcionamiento como: Atención a comisiones, de Órganos locales del Poder Popular, Relaciones internacionales, Asuntos jurídicos y de Administración.

Asambleas provinciales y municipales

Las asambleas provinciales y municipales del Poder Popular son los órganos superiores del poder del Estado en cada una de las demarcaciones político-administrativas del país. El territorio cubano esta dividido en 14 provincias, un municipio especial atendido al nivel central y 169 municipios subordinados a sus respectivas provincias.

Los miembros de las asambleas municipales y provinciales están investidos de la más alta autoridad para el ejercicio de las funciones estatales. Para ello, en cuanto les concierne, ejercen gobierno y, a través de los órganos que constituyen, dirigen entidades económicas, de producción y de servicios que les están directamente subordinadas y desarrollan las actividades requeridas para satisfacer necesidades asistenciales, económicas, culturales, educacionales y recreativas de la población residente en su jurisdicción.

Los gobiernos provinciales y municipales ayudan al desarrollo de las actividades y el cumplimiento de los planes de las unidades establecidas en su territorio que no les están subordinadas.

Para su trabajo, las asambleas provinciales y municipales se apoyan en la iniciativa y participación de la población, en estrecha coordinación con las organizaciones políticas y de masas.

Consejos Populares

Los consejos populares son órganos que se constituyen en ciudades, pueblos, barrios, poblados y zonas rurales investidos de la más alta autoridad para el desempeño de sus funciones, representan la demarcación donde actúan y a la vez son representantes de los órganos del Poder Popular. Trabajan activamente por la eficiencia en el desarrollo de las actividades de producción y servicios y por la satisfacción de las necesidades asistenciales, económicas, educacionales, culturales y sociales de la población. Coordinan las acciones de entidades existentes en su área de acción, promueven la cooperación entre ellas y ejercen control y fiscalización de sus actividades.

Los Consejos Populares se constituyen de entre los delegados escogidos en las circunscripciones electorales de base, los cuales deben nominar entre ellos a quienes los presiden. A los mismos pueden pertenecer representantes de las organizaciones e instituciones más importantes de la demarcación.

Competencia de las Asambleas provinciales y municipales

  • Es competencia de las Asambleas provinciales y municipales del Poder Popular:
  • Cumplir y hacer cumplir las leyes y disposiciones de carácter general que emanen de los órganos superiores del Estado.
  • Participar en la elaboración, aprobar y controlar el presupuesto y el plan técnico económico de sus áreas respectivas.
  • Adoptar acuerdos sobre asuntos de interés de sus jurisdicciones y controlar su aplicación.
  • Designar y sustituir a los miembros de los órganos locales de la administración.
  • Proponer la creación y organización de Consejos Populares.

Organización interna

Las asambleas municipales son constituidas 21 días después de electos los delegados y las provinciales 15 días más tarde. Entre sus miembros se eligen, mediante voto secreto y directo, a sus presidentes y vicepresidentes, quienes toman posesión inmediata de sus cargos.

El mandato de los delegados a las asambleas municipales es de dos años y medio, mientras el de los delegados a las asambleas provinciales tiene un término de cinco años.

Los presidentes de las asambleas municipales y provinciales son los presidentes de los respectivos órganos de gobierno y representan al Estado en sus demarcaciones.Los delegados y diputados no cobran por su función en las asambleas, reciben solamente el salario por el trabajo que siguen realizando en el centro laboral al cual están vinculados.

El Delegado

El delegado del Poder Popular es el poder del Estado en la base y se mantiene en permanente contacto con los electores. Se elige por voto directo y secreto en cada circunscripción entre varios candidatos propuestos por los propios vecinos, quienes pueden revocarlo en cualquier momento.

Su investidura le da derecho a pertenecer a la Asamblea Municipal del Poder Popular, donde puede ser seleccionado como presidente o vicepresidente, integrar la candidatura para la Asamblea Provincial y a ser candidato a diputado a la Asamblea Nacional.

La ley lo obliga a dar a conocer a la asamblea y a la administración municipal las opiniones, necesidades y dificultades planteadas por sus electores. También debe dar cuenta periódicamente a estos últimos de las medidas adoptadas para la solución de las necesidades expresadas por la población, o de las dificultades que se presentan para resolverlas.

El trabajo de delegado del Poder Popular debe cumplirse parejamente a la actividad laboral propia del individuo, por la cual es remunerado.

Varios delegados de circunscripción integran, junto con representantes de organizaciones e instituciones importantes de la demarcación un Consejo Popular.

En el nivel local funciona también el Consejo de Defensa (existen además en provincias y uno nacional), que prepara el territorio para un caso de guerra, movilización general o estado de emergencia.

Regresar