Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

26 Julio: “Día de unidad y rebeldía nacional”

índice

Enloquecen ante la indoblegable resistencia de nuestro pueblo y su avance modesto hacia un mundo más justo.

A los 234 años del natalicio del padre Libertador Simón Bolívar, a los sesenta y tres del nacimiento del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías e imbuidos en el espíritu del diálogo supremo en el que participa toda Venezuela que es su Constituyente, la Asociación de Cubanas y Cubanos Residentes en la República Bolivariana de Venezuela (ACCREVEN) saluda el sesenta y cuatro Aniversario de Asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

El 26 de julio de 1953, año del Centenario del Natalicio de José Martí, los mejores hijos de la patria cubana, bajo la conducción del joven abogado Fidel Castro Ruz tomaron por asalto ambos cuarteles ubicados en la actualmente conocida ciudad heroica Santiago de Cuba y Bayamo, respectivamente. Estos jóvenes pasarían a la historia como la Generación del Centenario.

Inspirados en las enseñanzas patrióticas y antiimperialistas del Maestro, decidieron ponerle fin a casi medio siglo del establecimiento de una república neocolonial que con la ignominiosa intervención militar de Estados Unidos en 1898, frustró la independencia y soberanía del pueblo cubano ganada dignamente desde el exilio y a sangre y fuego en los campos cubanos de batalla.

La generación del centenario asumió con el pueblo otra impostergable tarea: Combatir la dictadura del presidente Fulgencio Batista quien con la venia imperial el 10 de marzo de 1952, había dado un golpe de estado, estableciendo una sangrienta dictadura que agravó la ya difícil situación de la República, ahogada en vicios y corrupción. La realidad del país era precaria en temas tan vitales como la salud, la educación y el trabajo. Las clases pobres no tenían acceso a los medios de vida indispensables y sufrían todo tipo de maltratos y vejaciones. Un triste panorama empañaba la vida del cubano común.

Las palabras del joven Fidel a sus compañeros de sueños y armas horas antes de partir al histórico combate aún son un ejemplo del compromiso asumido por las jóvenes vidas “centenarias:

“Compañeros: Podrán vencer dentro de unas horas o ser vencidos; pero de todas maneras, ¡óiganlo bien, compañeros!, de todas maneras el movimiento triunfará. Si vencemos mañana, se hará más pronto lo que aspiró Martí. Si ocurriera lo contrario, el gesto servirá de ejemplo al pueblo de Cuba, a tomar la bandera y seguir adelante. El pueblo nos respaldará en Oriente y en toda la isla. ¡Jóvenes del Centenario del Apóstol! Como en el 68 y en el 95, aquí en Oriente damos el primer grito de ¡Libertad o muerte!” Con el asalto no se obtuvo una victoria militar, y a pesar de la terrible masacre desatada por órdenes del dictador Batista contra los asaltantes; a pesar de los juicios, condenas y prisión, a pesar del exilio, la juventud Centenaria como parte del pueblo cubano no dejó de luchar por un mejor destino para su pueblo: “¡Ese es el pueblo, el que sufre todas las desdichas y es por tanto capaz de pelear con todo el coraje! A ese pueblo, cuyos caminos de angustia están empedrados de engaños y falsas promesas, no le íbamos a decir: -Te vamos a dar-, sino: -“¡Aquí tienes, lucha con todas tus fuerzas para que sea tuya la libertad y la felicidad!-

“El asalto al cuartel Moncada” no significó el triunfo de la Revolución en ese instante, pero señaló el camino y trazó un programa de liberación nacional que abriría a nuestra patria las puertas del socialismo. No siempre en la historia los reveses tácticos son sinónimos de derrota.”

Por el Moncada Cuba atesora para su historia gloriosa y de toda nuestra América y el Caribe el desembarco del Yate Granma y la lucha insurreccional de todo un pueblo que se extendió por ciudades y montañas, teniendo como símbolo de resistencia a la Sierra Maestra. Por el Moncada Cuba obtuvo la victoria definitiva del primero de enero del 1959, y un presente de libertad, felicidad y dignidad. Por el Moncada, Cuba enarbola el estandarte de los ideales de Simón Bolívar y José Martí, de Fidel y Chávez, y de todos los hombres y mujeres quienes participaron y participan en cada gesta libertaria, sin dejar de luchar y echar su suerte con los pobres de la tierra por el logro de nuestra segunda y definitiva independencia.

ACCREVEN

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario