Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

A los cinco antiterroristas “solo con la presión y la solidaridad vamos a poder tenerlos libres”

Irma-Sehwerert

Los ojos de Irma Sehwerert son un alegato irrefutable contra la injusticia. A la tangible marca del tiempo se suma el dolor contenido por la larga ausencia de 4 hijos no nacidos de su vientre pero anclados a su alma. Ella es la madre de René González, uno de los cinco antiterroristas cubanos que el gobierno de los Estados Unidos encarceló en septiembre de 1998 tras un juicio amañado.

A pesar que René hoy goza de la libertad en Cuba, ella no está feliz ya que sus compañeros de lucha, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y Gerardo Hernández se mantienen presos por el único “delito” de luchar contra el terrorismo y prevenir a Cuba de planes violentos organizados en la Florida.

De visita en Venezuela, cumplió con varias actividades que formaron parte del VII Encuentro Continental de Solidaridad con Cuba que se desarrolló entre el 24 y el 27 de julio en Caracas, a las que asistió junto a Ailí Labañino, hija de Ramón.

-Después de tanta espera y sufrimiento por René, ahora que lo tiene en casa, ¿por qué no está descansando y disfrutando de su compañía?

-Esta lucha es de 5. Olvídate, hasta que no estén todos no estaré completamente feliz- aclaró. Para nosotros son nuestros hijos y hasta que no estén con sus familias no vamos a estar completamente felices o tranquilos”.

Confiesa que ha sufrido más por Gerardo, por su condena a cadena perpetua y no tener aún fecha de salida.

EN LA PATRIA

René González, quien estaba en libertad supervisada desde 2011, llegó a su patria el 22 de abril de 2013 con un permiso para asistir a las honras fúnebres de su padre. Luego en mayo, una jueza del distrito sur de la Florida otorgó la autorización definitiva para permanecer en la isla junto a su familia, a cambio de renunciar a su ciudadanía estadounidense.

- Cómo recuerda esos momentos de reencuentro con su hijo y la larga espera.

-Fue un momento maravilloso ese en el que supimos en Cuba que ya no tenía que regresar a los Estados Unidos porque en esa situación de libertad condicional supervisada estaba en peligro en la Florida. Si la mafia se enteraba dónde estaba viviendo no lo iba a perdonar, por eso estábamos siempre en una zozobra.

- ¿Cómo es el día a día de René en Cuba?

- René no para ni un momento. Todo el mundo lo quiere ver y todos lo paran para conversar con él y mostrarle cariño. Ahora está trabajando muchísimo, recorriendo toda Cuba, escribiendo porque él tiene mucha información de los cinco.

Comenta que a veces llega a ser simpática la situación porque en la calle nadie le cobra por nada. Recuerda que cuando le fue a comprar el regalo por el día de las madres tuvo que encargar a otra persona para así poder pagarlo.

- Después de tantos años encarcelado, sometido a las difíciles condiciones por las que han pasado los cinco, ¿cómo ha cambiado René?

-Él no ha cambiado como persona; en su esencia, sigue siendo un hombre muy noble pero indudablemente le ha dejado marcas la cárcel. Una lo nota como madre cuando por ejemplo, él acostumbraba a hacer largas sobremesas, almorzaba y hablábamos muchísimo, en cambio ahora come y se levanta inmediatamente de la mesa.

Sehwerert manifiesta que a pesar de la cantidad de gente que lo busca para verlo y tomarse fotos, siempre está de buen ánimo, con deseos de seguir la lucha por sus hermanos.

-¿Qué tipo de contacto mantiene con ellos?

- Antes no tenían ningún tipo de contacto con ellos, no podían hablar ni escribirse, se conocían por los cuentos que les hacíamos los familiares, pero ahora si pueden hablar por teléfono lo que les da mucha alegría.

LA SOLIDARIDAD LO ES TODO

-¿Qué importancia concede a la solidaridad entre los pueblos para esta lucha por los cinco y las demás causas de Cuba y América Latina?

-La solidaridad lo es todo. Creo que ahora hay una esperanza muy grande en todos estos movimientos en América Latina, en todos estos países que ya no tienen las dictaduras sangrientas que hemos sufrido.

Destacó además el camino de unidad que se abre en el horizonte y le parece que se están “logrando los sueños aunque es necesario estar conscientes también de los peligros que nos acechan, pues el imperialismo no va a estar tranquilo con todo lo que hacemos”.

- ¿Cómo se podrían definir esos peligros? ¿Cree posible que los procesos revolucionarios en esta región puedan experimentar retrocesos?

- Espero que no. Me voy muy contenta por lo que he visto en Venezuela. Creo que Maduro está trabajando muy duro y bien. Todo el mundo está puesto para seguir el legado de Chávez que es el camino que no podemos perder.

Estima que es muy importante “seguir trabajando mucho con las masas, con el pueblo, seguir aclarando porque a veces hay mucha ignorancia y miedo”.

EL ENCLAVE MIAMI

-¿A qué atribuye que el pueblo norteamericano se mantenga precisamente obnubilado e ignorante de las causas revolucionarias?

-Porque la gran prensa no habla nada de los cinco. Miami es una república independiente de Estados Unidos; es una vergüenza. El pueblo norteamericano no sabe lo que está pasando en Miami.

Aunque reconoce que el pueblo norteamericano “es muy bueno y trabajador”, también considera que es “muy ignorante”, ya que que no les llega nada de información y mucho menos ahora con una crisis que los está afectando mucho.

En ese sentido, Irma Sehwerert se preguntó: “¿Sabes lo que es que un Presidente que hable del terrorismo y mantenga a los terroristas en su propia tierra y los financie? La pelea comunicacional en el tema de los cinco ha sido hombre a hombre, porque sabemos que solo con la presión y la solidaridad vamos a poder tenerlos libres.

Indicó que, aunque siguen la lucha, están conscientes de que no pueden esperar mucho de la parte legal, y de que la intención es “presionar tanto a Obama que termine queriendo sacarse de encima ese problema”.

-¿Cómo imagina ese día en que puedan reencontrarse los cinco?

-Ese va a ser el día más grande de nuestras vidas. Estoy cuidándome para poder verlo y tengo la esperanza y la fe que voy a ver ese momento.

CINTAS AMARILLAS POR LA LIBERTAD

Cinta amarilla en toda cuba

Muchos cubanos y cubanas se han sumado al llamado del luchador antiterrorista René González, de usar este 12 de septiembre cintas amarillas, como señal de solidaridad con sus hermanos de causa encarcelados injustamente en Estados Unidos.

Las cintas o algún elemento distintivo de ese color se han colocado en árboles, rejas de las casas y también en atuendos como bolsos, carteras y la ropa en general.

Es la nueva iniciativa con que los cubanos protestarán este 12 de septiembre por los 15 años de injusto encierro.

Tanto en las redes sociales como en los medios del archipiélago cubano son notorias los gestos de los cubanos que arropados por el amarillo piden la libertad de sus hermanos

¿QUÉ HACÍAN EN EEUU?

Los cinco antiterroristas cubanos se mantenían en Estados Unidos con el objetivo buscar y proveer información a su país sobre los planes de las organizaciones terroristas de Miami, entre ellas, la Fundación Nacional Cubano-Americana, Hermanos al Rescate, Movimiento Democracia, y Alpha-66, entre otros. Estos grupos son reconocidos por ser los autores de sabotajes y agresiones contra Cuba y otras naciones, con un saldo de miles de muertos, heridos y grandes pérdidas económicas, contrabando de armas, drogas y personas. Recientemente el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, ha denunciado que desde esa ciudad norteamericana se gestan planes violentos contra el país, que incluirían la incursión de más de 800 paramilitares y el magnicidio.

REDES PARA ROMPER SILENCIOS

Ante la falta de apoyo de los grandes medios de comunicación en los Estados Unidos a su causa, las redes sociales y los medios comunitarios y alternativos han cobrado vital importancia para la lucha por la libertad de los cinco antiterroristas, comenta Aylin Labañino.

Estamos activos en cada espacio en que podemos participar, porque además de la experiencia que podamos tener con nuestras familiares, ahora tenemos la inyección de tener a René entre nosotros, él nos aporta la experiencia física y personal que tuvo en las cárceles de los Estados Unidos, acotó.

“Estamos tratando de seguir convocando a los jóvenes y a los que no son tanto también para promover nuestra lucha a través de las redes sociales por ejemplo ya que la gran prensa nos ha cerrado las puertas. Estamos tratando de usar la prensa alternativa, los periódicos y radios locales, también agradecemos los espacios que nos brindan medios nacionales como el Correo del Orinoco para dar a conocer al mundo nuestra lucha por libertad de los Cinco”, comentó.

Las redes sociales también son un punto de apoyo para esta lucha pues la mayoría de los familiares tienen Facebook en el que comparten informaciones y fotos. Que el tema de los Cinco no haya llegado aún, con suficiente fuerza a la opinión pública norteamericana nos muestra que tenemos que luchar aún más para ver libres a los otros 4”, finalizó.

 

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario