Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Alcalde de bata blanca y estetoscopio

Jorge Rodriguez

Sentados en la parte de afuera del módulo de Barrio Adentro del sector Río Hacha, en Casalta 1, parroquia Sucre, un grupo de pacientes esperaban para verse con el doctor Antonio Montaña, un galeno cubano que rutinariamente pasa consultas en ese lugar.

El ambulatorio está situado en la falda de una ladera que, vista desde abajo, da la impresión de ser un enorme anfiteatro. El cerro, atestado de casitas, simula las gradas, mientras que en un escenario imaginario se ubican la Unidad Educativa Socorro Machado y al lado el referido establecimiento de salud.

El barrio es ordenado y posee unas escaleras bien cuidadas, y en los barrancos hay matas de cambures, unos frondosos mamones y varios árboles de mangos enormes cargadísimos de frutos.

El sol pega fuerte, pero la brisa sopla placenteramente, disipando los rastros de calor. A las 11:30 se arma un alboroto y todos los vecinos aguzan los sentidos. Se dirigen a la parte de atrás del bloque 20 adonde llega el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez. Se baja de la motocicleta y sube las escaleras hasta el módulo seguido por un enjambre de mujeres y hombres que gritan consignas revolucionarias.

Luego de saludar, el alcalde de Caracas entra al módulo hexagonal y pasa a un consultorio donde lo recibe el doctor Montaña. Se despoja de su gorra tricolor, se mete en su bata blanca y se cuelga el estetoscopio al cuello. Está listo para comenzar su quinta jornada de trabajo voluntario.

“Que pase el primer paciente”, anuncia una de las enfermeras y, acto seguido, una mujer y sus dos niñitos abandonan las sillas en la fila de espera. Se abren paso entre una muchedumbre rumbo al cuartico donde los dos galenos están por empezar la consulta.

En la parte de afuera, algunos de los pacientes no salen de su asombro. Todos comentan que se vinieron a ver con el médico, pero “jamás pensamos que nos recetaría el alcalde de Caracas”.

CUENTAN SU EXPERIENCIA

Fabiola Terance es la mamá de los morochos Fabiana y Devin Erazos, de dos años de edad. Fueron a consulta porque los niños presentaban malestar gripal.

“Me reí mucho con las ocurrencias del alcalde Jorge Rodríguez (o doctor, no sé cómo decirle en este momento). Es muy gracioso. Me felicitó porque los niños están bien cuidados. Él es un amor”, dijo Fabiola.

Aura Reyes, de 64 años de edad, fue vista por el alcalde por una repentina crisis hipertensiva.

“Creo que se me subió la tensión cuando lo vi”, bromeó la dama antes de que le colocaran una píldora debajo de la lengua.

______________

Una consulta “muy movida”

En su quinta jornada de trabajo voluntario el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, recetó a 16 pacientes entre niños y adultos. Esta actividad la viene desarrollando todos los miércoles en un lugar distinto de la capital. Ayer se le unió la Jefa de Gobierno, Jacqueline Faria.

“La consulta de hoy (ayer) muy movida”, comentó Rodríguez a los medios al salir del ambulatorio.

“Hubo muchos pacientes pediátricos con síndromes virales, porque cuando entran las lluvias entran también los virus. Además, vimos dos crisis hipertensivas. A veces dicen que es que yo se las provoco”, bromeó el alcalde, quien atendió a dos damas por presentar problemas con la presión arterial.

Ayer el alcalde resaltó la labor que realiza la Misión Barrio Adentro.

“Nuestros hermanos cubanos, en conjunción con nuestro Comandante Supremo, Hugo Chávez, le dieron al pueblo de Venezuela el don que le había sido negado por tantos años en la IV República: salud pública gratuita de calidad para todos y para todas”, concluyó Rodríguez.

El alcalde Jorge Rodríguez es médico egresado de la escuela Luis Razetti de la Universidad Central de Venezuela. Obtuvo la especialización en Psiquiatría y Medicina Interna. Fue médico residente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y docente del postgrado en Psiquiatría del Hospital Universitario de Caracas.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario