Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Caicara del Orinoco: Nuestros médicos entre historias y mitos

Caicara-del-Orinoco Medicos cubanos

Por Dr. Arnaldo Rodríguez León, Especialista de I y II Grado en Cardiología

Cuando observamos el mapa del Río Orinoco preparado por Georges Roux para la primera edición de la novela “El soberbio Orinoco”, de Julio Verne (1898), y lo comparamos con el obtenido a través del mapa satelital de Google, comprobaremos con asombro que no hay grandes diferencias. Una de las genialidades del afamado escritor en esa obra fue imaginar un ferrocarril que unía a Ciudad Bolívar con Caracas, obra que aún no ha sido construida, sin embargo jamás imaginó que un ejército de batas blancas llegaría hasta los lugares más apartados del Estado Bolívar donde se desarrolla la trama de su novela.

Uno de esos sitios, quizás de los más azarosos al no ser posible viajar directo por tierra desde Caracas, es Caicara del Orinoco. Allí labora una destacada brigada médica cubana que impresiona por su juventud y disposición. Esta enigmática ciudad  fue fundada en 1771, aunque se reconoce la existencia de una Caicara precolombina que se remonta a miles de años antes de Cristo tal y como muestra su patrimonio arqueológico. Desde ella nos llegan mitos como el de Amalivaca según el cual la desaparecida etnia Tamanaco contaba cómo había sido concebida la creación del mundo o sus petroglifos los cuales dejaron perplejo hasta el mismísimo Rómulo Gallegos mientras visitaba estos lares para preparar su novela “Canaima”. Su historia moderna cuenta con el memorable recuerdo de la noche que pernoctara en ella Simón Bolívar (1817), previo a su encuentro con el General José A. Páez, durante la restauración de las instituciones republicanas de Guayana dando lugar al histórico momento del nacimiento de la Tercera República.

La ciudad es la cabecera del municipio Manuel Cedeño y es privilegiada por su rica cuenca hidrográfica conformada por varios ríos además del Orinoco, como el Caura (claramente descrito en el mapa de Roux), Cuchivero, Chaviripa y Maniapure, todos caudalosos y navegables. Es precisamente la historia del insigne patriota General Manuel Cedeño el primer punto de encuentro para los colaboradores cubanos a su llegada a Caicara, varios historiadores e investigadores cubanos aseguran que Cedeño nació en Bayamo pero el conocido hecho histórico de la quema de la ciudad ocurrido el 12 de enero de 1869 no permite autentificar su origen cubano, en cambio los biógrafos venezolanos alegan nació en Cardonal, Estado de Guárico, en 1784 pero no se conoce el día exacto ni su partida de nacimiento.

Hace algunos años se hizo notable el difícil acceso a Caicara cuando el invencible Comandante Hugo Chávez propusiera la construcción del tercer puente sobre el Río Orinoco en esta ciudad, lo llamó “MERCOSUR” e insistió en su importancia estratégica al comunicar el centro del país con la parte sur. El puente está en construcción, tendrá una extensión de 11.1 km y dispondrá de dos pisos, el superior contará con cuatro canales para los vehículos de motor y el inferior será una vía férrea.  Será el segundo puente más largo de América Latina.

Es tan extensa el área que debe atender esta brigada, el municipio Manuel Cedeño tiene 67.624 km², que en muchas ocasiones debe ser apoyada por la Coordinación del Estado de Amazonas realizándose Trabajos Comunitarios Integrados (TCI) en zonas apartadas como Los Pijiguaos y sus alrededores. Lo anterior facilitó el acceso de muchos enfermos para ser atendidos en nuestro Centro de Alta Tecnología (CAT) y con el tiempo se ha hecho cada vez más frecuente que acudan pacientes a nuestras consultas procedentes de Caicara o comunidades vecinas, siempre gente muy humilde que muchas veces descienden de etnias indígenas, conversadores y llenos de historia.

Grande sería mi sorpresa cuando durante el viaje de regreso de mis vacaciones me encuentro en La Habana con mi compañero de curso Dr. Jorge Benito Valdés Rojas, hacía muchos años no nos veíamos, luego de un afectuoso saludo me cuenta que ya está en su tercera misión y por segunda vez en Venezuela. Al preguntarle dónde estaba ubicado me contesta ¡Caicara del Orinoco! Sus ojos brillaban al hablar con orgullo del trabajo de la brigada médica a la que pertenece, llena de jóvenes para los cuáles no existen tareas imposibles y de cómo tiene que desdoblarse en Pediatra o Clínico en medio de su consulta de Medicina General.

No albergo la menor duda que Jorge es de esos Médicos Generales Integrales con los que soñó Fidel al crear el programa del Médico y la Enfermera de la Familia, él le ha sido fiel a la especialidad, tiene una vasta experiencia y contar con su presencia en una brigada tan apartada es un privilegio. Me confiesa que esta segunda misión en Venezuela ha tenido mucha importancia para él ya que le ha dado la oportunidad de valorar en un sitio tan apartado cómo ha dado frutos el trabajo de Barrio Adentro del cual fue fundador, además de aportar su granito de arena a la Revolución Bolivariana en medio de un contexto político diferente.

La brigada médica de Caicara cuenta con 57 colaboradores y como todo equipo de trabajo exitoso debe poseer un líder que la guíe, así llegamos hasta el Dr. Danis Ángel López Bastida, amable santiaguero de 32 años que accedió a contarnos el reto que para él significó asumir tan alta responsabilidad. Su modestia es evidente cuando evita hablar de su persona e insiste en la importancia del trabajo a diario con el hombre y que se reconozca el mérito del colectivo sin pasar por alto los tres destacados de la brigada: El Dr. Jorge B. Valdés de 49 años de Remedios, Villa Clara; la Lic. Dulce María Rodríguez Abreu, holguinera de sólo 24 años de edad y Administradora del CDI, se encontraba disfrutando de unas merecidas vacaciones en Cuba al momento de redactar estas líneas.

El tercer destacado es el Dr. Reynier Reyes Fuentes de 27 años, Estomatólogo y natural de Bayamo, Granma, quien luego de casi tres años en la misión nos habla de su satisfacción profesional al ver como la misión médica ha brindado salud al pueblo venezolano en los lugares más intrincados, contribuyendo en su caso a fortalecer la salud bucal de este  hermano país.

Gracias al convenio Cuba-Venezuela crece la historia de Caicara del Orinoco con la presencia de nuestros médicos, como crece entre sus lugareños la veneración al árbol de la vida en la fértil tierra de la Coroba, llena de mitos y rescatada del olvido por la Revolución Bolivariana.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario