Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Celac reclama en Naciones Unidas acciones inmediatas para desarme nuclear

celac

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) llamó hoy en la Asamblea General de Naciones Unidas a la eliminación total y general de las armas nucleares como única garantía contra el empleo de esos artefactos.

En la primera reunión de alto nivel que realiza la Asamblea General para tratar el desarme nuclear, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, presentó la postura del bloque de 33 países, mecanismo integracionista en el que La Habana ejerce la presidencia pro témpore este año.

«Los estados miembros de la Celac reiteramos nuestra profunda preocupación ante la amenaza para la humanidad que representa la continua existencia de armas nucleares y su posible uso o amenaza de uso. Es una necesidad urgente avanzar hacia el objetivo del desarme nuclear», señaló a nombre de la Comunidad fundada en diciembre de 2011 en Caracas, Venezuela.

En el foro que se celebra como parte de la agenda del 68 período de sesiones de la Asamblea, la organización latinoamericana y caribeña consideró el uso o la amenaza de uso de estos artefactos un crimen contra la humanidad y una violación del Derecho Internacional y la Carta de la ONU.

Además, convocó a los estados poseedores de armas nucleares a eliminarlas de sus doctrinas, políticas de seguridad y estrategias militares.

También instó a trabajar en el plazo más breve posible en la negociación y adopción de un instrumento universal jurídicamente vinculante sobre el tema, y a impulsar un cronograma multilateral, transparente, irreversible y verificable para erradicar el peligro.

La Celac defendió el establecimiento de zonas libres de tales medios de exterminio en masa, la prohibición completa de los ensayos nucleares y el derecho inalienable de los estados a desarrollar la investigación, la producción y el uso pacífico de la energía nuclear.

Según estimados, en el planeta existen más de 23 mil armas nucleares, casi la mitad de ellas listas para su empleo.

Al respecto, estudiosos del tema advierten que bastaría la explosión de 100 ojivas para provocar un invierno nuclear con consecuencias catastróficas para la humanidad.

En este escenario, la Celac manifestó en la reunión de alto nivel acogida por la Asamblea su orgullo por ser la «primera área densamente poblada del mundo que se declaró como Zona Libre de Armas Nucleares», por medio del Tratado de Tlatelolco.

El foro partió de una iniciativa promovida por el lider histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, que contó con el apoyo del Movimiento de Países no Alineados, el cual integran 120 de las 193 naciones de la ONU.

Anteriormente la Celac manifestó en varias ocasiones su llamado al desarme nuclear, como en la declaración derivada de su I Cumbre -que en enero de este año tuvo su sede en Santiago de Chile- y más recientemente en Buenos Aires, Argentina, donde instó a la comunidad internacional a avanzar en un instrumento que prohíba los letales medios de guerra.

En la primera reunión de alto nivel que celebra en su historia la AGNU sobre el tema del desarme nuclear, líderes de la comunidad internacional realizaron propuestas para la eliminación de los más de 23 mil artefactos de exterminio en masa existentes en el planeta, casi la mitad de ellos listos para su letal uso.

A nombre del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), el presidente iraní, Hassan Rouhani, presentó una hoja de ruta que incluye el rápido comienzo de negociaciones para un convenio que prohíba la posesión, desarrollo, producción, adquisición, ensayo, almacenamiento y transferencia de armas nucleares.

El mecanismo —dijo— debe impedir el uso y la amenaza de uso de esos medios, así como garantizar su destrucción.

La hoja de ruta del Mnoal —bloque que agrupa a 120 de los 193 países de la ONU— contiene además la designación del 26 de septiembre como el día de renovación del compromiso con la eliminación de estos artefactos, y la realización dentro de cinco años de un foro de alto nivel para revisar los progresos.

Por su parte, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) instó a trabajar en el plazo más breve posible en la negociación y adopción de un instrumento universal jurídicamente vinculante sobre el tema, y a impulsar un cronograma multilateral, transparente, irreversible y verificable.

En representación del mecanismo regional de 33 países, Cuba, presidenta pro témpore, en voz de su canciller, Bruno Rodríguez, defendió el establecimiento de zonas libres de armas nucleares, la prohibición completa de los ensayos y el derecho de los estados al empleo pacífico de la energía nuclear.

A su turno, mandatarios de Mongolia, Nigeria, Malasia, Austria y Suiza, entre otros, coincidieron en la urgencia de eliminar la amenaza de las armas nucleares para la humanidad, a partir del trabajo coordinado de la comunidad internacional.

En la instalación del foro de un día, el presidente de la AGNU, John Ashe, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, convocaron a caminar hacia el establecimiento de un planeta sin los mortales artefactos.

Ashe lamentó que pese a llevar tiempo en la palestra, no se han dado los pasos necesarios en la eliminación de las armas nucleares.

Al respecto, Ban demandó a los países poseedores de esos medios intensificar los esfuerzos para cooperar con el propósito del desarme.

Esta reunión de alto nivel fue convocada por una resolución de principios de año de la AGNU, partiendo de una iniciativa promovida por el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, que contó con el respaldo del MNOAL.

JR

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario