Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Ciencia y conciencia desde la Cultura

Foto: Ramsés Batista

CARACAS.- Con una pincelada cultural de canto y poesía se inició la II Jornada Científica Nacional Cultura Corazón Adentro, que durante tres días -20, 21 y 22 de abril-reunirá a cubanos y venezolanos integrantes de esa misión socialista con el objetivo de analizar, debatir e intercambiar experiencias, acumuladas ya por tres años de trabajo fructífero y extendido a cinco estados de la República Bolivariana.

En representación de los 1 300 cubanos, poco más de un centenar estaban presentes en el Salón Cota 880 del Hotel Alba-Caracas, y de ellos 45 trajeron ponencias que recogen una vasta actividad, testimonio de la contribución que Cultura Corazón Adentro ha hecho a los procesos de integración comunitaria para la transformación social de Venezuela, en la creación y formación de valores, y sobre el papel de la familia y la comunidad en el afianzamiento de la identidad venezolana.

Esos son precisamente los temas centrales de un trabajo práctico y del impacto en aquella población venezolana que recibe directamente este beneficio, ya sean niños o abuelas, los principales grupos pero no los únicos que participan con mayor entusiasmo y número a clases, talleres de creación o espectáculos, algunas de las variantes del quehacer diario, que comenzó en los barrios más humildes de los cerros de Caracas, donde se mantienen y renuevan, y que ya alcanza a Miranda, Barinas, Anzoátegui y Portuguesa.

Las palabras primeras de Rafael Hernández, vicecoordinador de la Misión, y la responsable de docencia, Silvia Montano, fueron breves, las imprescindibles para fijar objetivos y organizar el trabajo en plenaria y en tres comisiones que está presidido por Alejandro Gumá Ruíz, coordinador nacional de la Misión Cultura Corazón Adentro.

De inmediato se abrió paso a una sustanciosa conferencia del profesor camagüeyano Alfredo Lima Peláez, donde abordó la identidad de los cubanos y de los venezolanos con enjundia criolla, exposición histórico-antropológica que llevó a la importancia y trascendencia del mirar y no solo el ver, del dar y a la vez aprender de los saberes populares, camino que lleva a un indispensable hermanamiento, integrador en un concepto y un ideario más abarcador, una identidad del Alba, presente en el pensamiento de Bolívar y de Martí.

Se habló de cómo el trabajo constante, serio, eficaz ha abierto puertas que saben cuándo se les entrega el conocimiento y el corazón, elementos de la espiritualidad necesarios para construir esa identidad nueva,propia, diversa y de unión.

Del bregar diario en escuelas, casas comunitarias, bibliotecas, parques, teatros, espacios libres, refugios de damnificados y hasta en cárceles -que también deben ser transformadas-, practicado con modestia, se siente ya, y permite ir palpando un crecimiento social, una sedimentación de valores y el rescate de los saberes populares y sus tradiciones.

Juana Carrasco

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario