Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Con la CELAC llegó la hora de nosotros mismos

Raúl se reunió con Kamla Persad-Bissessar, Primera Ministra de Trinidad y Tobago. Foto: Estudios Revolución

CARACAS, Venezuela.— Al amanecer de este 3 de diciembre tuvo lugar el encuentro que no podía faltar en esta visita del General de Ejército a la hermana nación bolivariana. Al lugar donde se hospeda llegó el Comandante Chávez con paso firme, para dedicarle unas horas de su apretada agenda al entrañable amigo y compañero.

Junto a ellos estuvieron Rafael Ramírez, vicepresidente del Consejo de Ministros de Venezuela y presidente de PDVSA; el canciller de ese país, Nicolás Maduro, y nuestro ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla. Y así, mientras una fuerte lluvia acompañaba las primeras horas de este sábado en Caracas, ciudad convertida por estos días en la capital de la solidaridad de América, transcurrió el cálido y emotivo encuentro.

Es este otro momento histórico para nuestra Patria Grande, en el cual finalmente tomará vida propia la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Posteriormente, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, se trasladó hasta la Universidad Militar del Ejército, en el propio Fuerte Tiuna, en una de cuyas salas sostuvo un encuentro de trabajo con Rafael Correa, Evo Morales y Hugo Chávez, presidentes de Ecuador, Bolivia y Venezuela, respectivamente, en el cual trataron temas relacionados con la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Luego, el General de Ejército mantuvo conversaciones bilaterales con los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia y Álvaro Colom, de Guatemala, así como con Kamla Persad-Bissessar, Primera Ministra de Trinidad y Tobago. En todas los casos, los mandatarios intercambiaron sobre el estado actual de las relaciones entre sus países, y el Presidente cubano estuvo acompañado por nuestro canciller Bruno Rodríguez Parrilla.

En el intercambio con el Presidente Juan Manuel Santos, participaron, además, otros altos funcionarios del gobierno colombiano.

Durante el diálogo con el Presidente Álvaro Colom, donde también estuvo presente el canciller Haroldo Rodas, se dedicó especial interés a las particularidades de la colaboración médica cubana en ese país.

Finalmente, el General de Ejército y la Primera Ministra de Trinidad y Tobago —la cual estuvo acompañada por Surujrattan Rambachan, ministro de Relaciones Exteriores—, también analizaron detalles referentes a los preparativos de la IV Cumbre CARICOM-Cuba, a celebrarse el próximo 8 de diciembre en ese país caribeño.

En horas de la tarde, el General de Ejército sostuvo conversaciones, además, con Leonel Fernández, Presidente de República Dominicana, a las que también asistió Miguel Mejías, ministro de la Presidencia.

El nacimiento de una nueva América

Durante la segunda sesión plenaria de esta histórica Cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, las intervenciones de los presidentes estuvieron caracterizadas, fundamentalmente, por el reclamo de que esta organización no se convierta en una pérdida de tiempo para los gobiernos de la región, sino en una oportunidad que nos abra los caminos para conquistar la paz, el desarrollo, la soberanía y la verdadera independencia.

Y para ello, el Presidente de Uruguay, José Mujica, aseguró que es necesario, en primer lugar, fomentar la conciencia de nuestros pueblos, porque en esta lucha por la unidad, las masas son un eslabón fundamental, y es responsabilidad de nosotros como mandatarios, lograr que también aporten su aliento de unidad. Sabemos que la integración no está a la vuelta de la esquina y lograrla depende de la proeza de nuestros pueblos, señaló.

El auditórium aplaude. Es esta una verdad incuestionable, lograr su pleno entendimiento en la región, será un paso fundamental para construir un mejor futuro para nuestras naciones.

También esta sesión sirvió de escenario para que Evo Morales Ayma, Presidente de Bolivia, llamara a una profunda reflexión sobre las fuerzas armadas de nuestros países y la doctrina de defensa, antes en manos del imperio para acabar con la democracia y humillar a los pueblos. Es el mejor momento para terminar con imposiciones; tengo mucha confianza en la CELAC para la liberación definitiva de nuestros pueblos, dijo.

Otro de los reclamos de los mandatarios, estuvo relacionado con la necesidad de combatir más abiertamente el narcotráfico, la violencia y el tráfico de armas, problemas sociales históricos presentes en muchos de los países de la región.

Fue un elemento común el agradecimiento y reconocimiento, en especial al Presidente anfitrión, Hugo Chávez, por el trabajo realizado para llegar hasta aquí y poder ser testigos hoy del renacimiento de la gran Patria de Bolívar.

Otra de las ideas presentes, destacada también en la sesión inicial de la Cumbre, fue el llamado a conocer las verdaderas potencialidades de nuestros pueblos, tanto en el orden económico, político como social. Así, estaremos mejor preparados para utilizarlas en nuestro beneficio y poder determinar nuestras diversidades y puntos en común sobre los más diversos temas.

Tampoco faltó el momento de homenaje para nuestra Cuba, esa cuyo nombre despierta en el plenario muchas emociones. De igual forma están presentes nuestro querido Fidel y el inmenso agradecimiento de los pueblos de América por su empeño en mostrarnos, una y otra vez, el camino de la unidad, pues como dijera Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua, «Fidel ha sido un maestro practicando la solidaridad y la justicia».

Igualmente, Ortega hizo un llamado a buscar los elementos que fortalecen organizaciones como UNASUR, PETROCARIBE, CARICOM y el ALBA, para aprovecharlos en el marco integracionista de la naciente Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Si seleccionamos los elementos positivos, que han permitido ir consolidando estas instituciones, convertiremos a la CELAC en una gran potencia, aseguró.

Momentos antes de concluir, los mandatarios aprobaron la Declaración de Caracas, el Plan de Acción para el 2012, así como el documento de Procedimiento en el cual se recogen las bases para el funcionamiento orgánico de la CELAC. Asimismo, fueron aprobados varios Comunicados Especiales referidos a la democracia, la condena del bloqueo económico contra Cuba, la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo, sobre seguridad alimentaria y otros.

Al dar por concluida la cita, Chávez agradeció la presencia de los gobernantes y altos representantes de 33 naciones que asistieron a ella, para luego hacer entrega de la Presidencia Pro Témpore de la CELAC a Sebastián Piñera, Presidente de Chile, país donde tendrá lugar, en el 2012, el próximo encuentro de Jefes de Estado y de Gobierno.

Y así, con un emocionante grito de «¡Viva la Unidad!» iniciado por el Presidente Chávez, concluyó esta histórica cita de nuestros pueblos de América, convocados a caminar juntos, si realmente pretendemos consolidar los anhelos integracionistas de esta Cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Tomado de Juventud Rebelde

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario