Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Actividades Embajada | Noticias | Rogelio Polanco Fuentes

Crimen de Barbados es para Cuba como el 11-S para EE.UU.

Se cumplen hoy 35 años de la voladura del avión de Cubana de Aviación, que causó la muerte de 73 personas el 6 de octubre de 1976. Desde entonces, el pueblo cubano y su Gobierno han estado exigiendo que se haga justicia. Sobre qué significa hacer justicia a estas alturas, el embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco declaró al Correo del Orinoco que su país espera mucho más que ver a los autores materiales e intelectuales pagaran por su crimen.

Los culpables del crimen -sostuvo Polanco- deberían admitir lo que hicieron. Pero, además, planteó que el Gobierno de Estados Unidos debería asumir el haber financiado y aupado a dos agentes de la CIA, Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, a quienes les facilitó la organización de ese y otros actos terroristas.

“Luis Posada Carriles y Orlando Bosch fueron reclutados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Hay muchas evidencias, tanto en el proceso que se les llevó aquí en Venezuela como en documentos desclasificados del gobierno de los Estados Unidos, de que ambos cumplían ordenes de la CIA cuando llevaron a cabo ese acto terrorista”, aseveró el diplomático. Y agregó:

“Ambos recibían dinero de la CIA, que estaba al tanto de sus acciones y estamos seguros de que las máximas instancias ejecutivas del Gobierno norteamericano conocían de sus andanzas porque fue una gran operación contra Cuba”.

Recordó que Posada Carriles sigue impune y libre en Miami, mientras que Bosch “acaba de morir en una cama en Florida, y con él se consumó la impunidad en este y otros casos”.

IGUAL QUE LAS TORRES GEMELAS

El 6 de octubre de 1976 es para Cuba lo que fue el 11 e noviembre de 2001 para Estados Unidos. Esta afirmación, que le sirve al embajador Rogelio Polanco para ilustrar la dimensión del crimen perpetrado sobre el mar de Barbados, deja en claro también la diferencia entre su Gobierno y la Casa Blanca.

Reflexionó sobre lo que ocurrió a partir del atentado contra las Torres Gemelas y el modo en que el Gobierno estadounidense se arrogó el derecho de invadir otras naciones, enviar soldados a otro lado del mundo, ocupar países, bombardear pueblos y, más recientemente, enviar un comando a matar a quien -según la Casa Blanca- fue el autor intelectual de aquel crimen:

“Si fuéramos a aplicar la misma lógica ¿no habría tenido Cuba derecho a hacer lo mismo, cuando sabemos quién es el criminal, donde está y qué ha hecho durante todos estos años? Sin embargo, Cuba lo que ha exigido es que se respete la ley internacional, que la lucha contra el terrorismo no se haga con guerras ni con invasiones, no con bombardeos”.

Esa guerra “solamente se gana con colaboración internacional con la Ley internacional y con la aplicación de la justicia verdadera”, agregó.

-¿Cuál es el estatus del caso en este momento?

-La situación del caso es que Luis Posada Carriles tiene pendiente una causa con la justicia venezolana. Se le siguió un proceso largo, que pasó por diferentes instancias. Los sistemas judiciales venezolanos estaban actuando, él estaba preso en una cárcel venezolana y estaba siendo juzgado. Fue el Gobierno de los Estados Unidos, en componenda con Posada Carriles, quien facilitó la “fuga”.

El terrorista prófugo se fugó en 1985 de la Penitenciaría General de Venzuela, ubicada en San Juan Morros, Guárico. Hasta dónde podrían haber tenido participación otros factores, como las autoridades venezolanas de la época, “es parte de la investigación, que habría que continuar. Lo que sí está demostrado es que Luis Posada Carriles salió caminando de la prisión y desde Venezuela se dirigió nada menos que El Salvador, a la Base de Ilopango, una base norteamericana”,acotó Polanco.

En esa base “Estados Unidos desarrollaba sus acciones militares contra la naciente Revolución sandinista, y desde allí cometió nuevos crímenes contra el pueblo nicaragüense. Allí, en Centro América, (Posada) se mantuvo durante muchos años.

FUE UN ACTO DE GUERRA

¿Cuál pudo haber sido el Objetivo del atentado contra el avión de Cubana de Aviación?

Cualquier acción de ese tipo contra el pueblo y el Gobierno cubano, estaba dirigida a intimidar a nuestro pueblo, para provocar la penuria, el sufrimiento de nuestra gente y derrocar la Revolución Cubana. Ellos veían en esta acción criminal un acto de guerra contra Cuba, no consideraban si eran civiles, personas inocentes.

Bajo esa lógica de guerra, explicó Polanco, “estos grupos contrarrevolucionarios, estos agentes de la CIA, financiados por el Gobierno norteamericano, reivindicaron en reiteradas oportunidades que todo lo que tuviera que ver con Cuba, era, según su mente perversa y su plan macabro, objeto de la acción terrorista”

Ese apoyo decidido de Estados Unidos, hacía sentir “impunes y libres” a Posada Carriles y sus cómplices”, afirmó el Embajador. “Si no, cómo era posible que fueran a organizar un atentado de esta magnitud y que al final la Agencia Central de Inteligencia no supiera nada?”, se preguntó.

PLANIFICADO EN VENEZUELA

Polanco hizo referencia a documentos desclasificados por el propio Gobierno de EEUU, que aportan evidencias de que “el atentado se planificó aquí en Venezuela. Incluso, es muy simbólico que en uno de los momentos en que se conversa con Luis Posada Carriles en Venezuela sobre este hecho -en una habitación del Hotel Anauco- estaba allí un agente de los cuerpos de seguridad de Venezuela, que después informa sobre ello”.

Hay documentos relacionados con el caso, insistió el también periodista, “en los que se reconoce que se va a cometer una acción como esta, de esta magnitud. Además, ahora sabemos de las llamadas telefónicas de los autores intelectuales a la oficina de Posada Carriles en Venezuela, donde él estaba al frente de uno de los cuerpos represivos de entonces (la Disip)”,.

A estos datos, el funcionario cubano agregó que Posada Carriles “fue parte de la entonces Operación Cóndor, que llevó a varios países de América Latina a participar en aquella persecución, tortura y asesinato de numerosos luchadores revolucionarios”.

-¿El Gobierno de Venezuela de ese entonces amparaba la presencia aquí de Luis Posada Carriles?

–Si. Así es, lo amparó; le facilitó medios y después, como sabemos, fue parte de aquella política represiva que era, de alguna manera, coordinada por la Agencia Central de Inteligencia de manera directa en varios países de la región. Posada Carriles estaba en Venezuela con el contubernio y el aval y la complicidad de los gobiernos de la época. Después se produce este proceso judicial que ya sabemos que no logró su cometido, y finalmente vino su salida de la prisión.

El embajador Rogelio Polanco recordó que el la voladura del vuelo de Cubana de Aviación murieron 73 personas: el equipo juvenil de esgrima de Cuba, que acababa de ganar todas las medallas en un campeonato centroamericano en Venezuela, la tripulación, estudiantes guyaneses que iban a estudiar medicina en la isla y varios ciudadanos de la República Popular Democrática de Corea.

Las y los familiares de los cubanos muertos en ese atentado han exigido durante todos estos años que se haga justicia “pero solo hemos recibido la respuesta del silencio por parte de todas las administraciones yanquis”, comentó, y comentó el resultado del juicio en su contra, por entrada ilegal a EEUU, que este año concluyó con su liberación:

“En el caso de la Administración Obama, ya vimos la manera en que procedió con esta farsa judicial. Aunque fue una farsa, y no esperábamos absolutamente nada de eso, no tuvieron ni el menor recato de hacer una condena mínima por mentiroso, sino que lo absolvieron absolutamente de todos los cargos”.

Al hacer ese comentario, Polanco recalcó que “la administración Obama no ha hecho absolutamente nada por liberar a los cinco héroes de cubanos presos en Estados Unidos”.

-A proposito de eso, los familiares de las víctimas de este atentado pidieron el año pasado a Barack Obama que Juzgara a Luis Posada Carriles como criminal, y la respuesta fue la que ya comentamos ¿Cree que tiene sentido todavía insistir ante él?

-Siempre tendrá sentido exigir justicia, porque quedan en evidencia quienes no quieren hacer justicia. Queda en evidencia la doble moral, el doble rasero. Se desmorona esa supuesta cruzada antiterrorista del Gobierno de Estados Unidos, cuando se erige en paladín de los derechos humanos y de la lucha contra el terrorismo mientras actúa de esta manera.

“Creo que es una responsabilidad de Cuba seguir demandando justicia como lo hace Venezuela en relación a Luis Posada Carriles y en relación a los Cinco Héroes Cubanos, como acaba de expresarlo con voz firme el Presidente Chávez en su carta a la Asamblea General de las Naciones Unidas, leída por el Canciller Nicolás Maduro, en la que exige una vez más que se haga justicia y se libere a los cinco antiterroristas.

¿Podría haber relación entre los ataques a Cuba de esa época y los ataques contra el supuesto comunismo venezolano en ese momento?

-Había una relación entre los servicios de inteligencia venezolanos de la época y la Agencia Central de Inteligencia, al punto de que algunos de estos connotados terroristas de origen cubano y agentes de la CIA vinieron a Venezuela y fueron aceptados y asumidos por el gobierno venezolano de la época. Aquí cumplieron acciones represivas y de tortura contra el movimiento popular revolucionario venezolano.

Polanco agregó que en esa época “se buscaba justificar todo lo que se hacía contra esos movimientos revolucionarios y esos luchadores sociales.con le alegato de que, así de alguna manera, se luchaba contra Cuba, que era un paradigma de lucha para todos aquellos que reivindicaban la liberación de sus pueblos y las mejoras sociales para sus naciones”.

“Todo lo que significaba represión al movimiento revolucionario progresista de entonces era considerado, tanto por la CIA como por sus agentes, las mafias anticubanas, como una manera también de agredir a Cuba y a todos aquellos que la apoyaban”, precisó.

Correo del Orinoco /Mercedes Aguilar

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario