Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Cuba denunció daños ocasionados por el bloqueo de Estados Unidos (+Video)

Abelardo Moreno

No hay la menor justificación, ni política, ni moral, ni ética para que Estados Unidos mantenga desde hace 55 años un bloqueo contra Cuba que es cada vez más férreo y abominable, al punto que no puede negarse el carácter genocida que desde sus inicio le dio el señor Lester Malloy, cuando dijo que era para «provocar el hambre, la desesperación» al pueblo de Cuba y «el derrocamiento del gobierno» cubano.

Abelardo Moreno, viceministro de Relaciones Exteriores de la Isla, emitió esas consideraciones al presentar a la prensa nacional y extranjera el Informe de Cuba sobre la resolución 68/8 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba», cuyo costo acumulado para el país caribeño llega ya a la astronómica cifra de un billón 112 534 dólares.

La referencia está calculada sobre la base del valor del oro en el mercado internacional y cuando se habla de billón, es la unidad en el conteo español, un millón de millones, lo que hubiera significado una posibilidad de desarrollo para el país que resiste a tamaña presión del imperio.

En la Escuela de enseñanza especial Solidaridad con Panamá, una de las instituciones cubanas afectadas por la aplicación de esa obsoleta medida, tuvo lugar el encuentro con decenas de periodistas donde el viceministro Moreno denunció que «el bloqueo viola los derechos humanos del pueblo cubano en forma aterradora y vil», porque no hay un solo ámbito de la vida que no esté exenta de los graves perjuicios provocados por esa disposición de las administraciones estadounidenses.

Varios elementos fueron destacados de la legislación: viola los derechos humanos, con mayor impacto en sectores como la salud y la educación, también en la alimentación, el deporte y la cultura; obstaculiza el desarrollo económico con afectaciones a las finanzas, el Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, entre otras; y vulnera el derecho internacional por su carácter extraterritorial apuntando contra entidades que negocian con Cuba.

Sobre esta última implicación, Moreno aseguró que es tan férrea e intensa, se ha ampliado y agravado de tal forma que Washington lo ha convertido en una verdadera guerra financiera, en una persecución por parte de su Oficina de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro, que constituye un instrumento de política exterior mediante la cual, desde el año 2004 hasta la fecha Cuba ha podido registrar al menos 130 acciones de cacería, en las que 81 han sido en el ámbito financiero, aplicando multas por 11 500 millones de dólares, lo que sería el equivalente a los presupuestos de no pocas naciones del planeta.

Los ejemplos no faltaron en las revelaciones hechas por el diplomático, y que están enumeradas en el Informe que se presentará en la ONU el próximo 28 de octubre, la ocasión 23 de ese registro de la agresión que ha recibido el rechazo casi absoluto de la comunidad internacional en 22 ocasiones, la última de ellas con el voto afirmativo a la condena por parte de 188 de los 193 países que integran la organización mundial.

El bloqueo es impugnado también dentro de Estados Unidos, donde se alzan voces en reclamo a su levantamiento, provenientes de numerosas personalidades y organizaciones políticas, científicas, religiosas, sociales, económicas y académicas, entre muchas más que lo consideran sin sentido alguno para los propios intereses de su país.

Este sentir creciente a lo interno de la sociedad estadounidense que piden un cambio de la política de las autoridades de Washington hacia Cuba, se une a la oposición manifiesta hacia el bloqueo por parte de la comunidad internacional, expresada en resoluciones especiales de grandes agrupaciones de países como la Cumbre Iberoamericana, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños-Celac, la Conferencia Ministerial del Movimiento de los No Alineados, el Grupo de los 77+China y la Unión Africana.

Frente al recrudecimiento sistemático del bloqueo, Cuba y su pueblo se mantienen seguros, defendiendo su soberanía y su derecho a escoger su propio sistema político, económico y social, concluyó el viceministro Abelardo Moreno al exponer las consecuencias de una política sin justificación, pero que Estados Unidos mantiene amparándose en la falacia de que la Isla es patrocinadora del terrorismo internacional.

ALGUNOS EJEMPLOS RECIENTES DEL ACOSO

El complejo y ramificado conjunto de leyes y normas políticas y administrativas que mantienen la vigencia e incluso el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba tienen entre abril de 2013 hasta junio de 2014 nuevas afectaciones a sectores fundamentales, tanto sociales como económicos.

En la rueda de prensa, el viceministro de Relaciones Exteriores destacó casos como la prohibición o imposibilidad de adquirir medicamentos, reactivos, instrumentales, tecnologías e insumos que afectan a la salud pública cubana.

Entre los datos precisos suministrados en el Informe podemos leer:

El Instituto de Hematología e Inmunología reporta el diagnóstico de un promedio anual de 72 leucemias en niños en el país, 75 por ciento de estas linfoides agudas. En su tratamiento se utiliza la enzima L-Asparaginasa, obtenida en primer lugar de la bacteria Escherichia coli, que causa alergia en varios pacientes. Sin embargo, otras alternativas como la enzima modificada por el polietilenglicol (forma pegilada) o la obtenida a partir de la bacteria Erwinia carotovora, desde hace más de 10 años, están prohibidas para Cuba por ser de procedencia estadounidense.

La Educación Especial, subrayó Abelardo Moreno, cuenta con 982 talles docentes dedicados a la preparación de los estudiantes para la plena integración social y laboral, pero el bloqueo dificulta el acceso a materias primas, insumos y tecnología nueva de máquinas, herramientas, instrumentos y utensilios de los talleres docentes, lo que afecta a más de 22 000 niños, niñas y adolescentes con necesidades educativas especiales.

Estos datos eran confirmados a Juventud Rebelde por la directora saliente de la Escuela Solidaridad con Panamá, Esther de la O. Teté, como se conoce a esta experimentada pedagoga, y otras maestras de este centro modelo, quienes nos hablaban específicamente de los talleres de oficio para muchachos capaces de hacer trabajos manuales que los inserten en la sociedad a pesar de sus limitaciones para el aprendizaje escolar.

Y si el factor humano es tan sensible por los perjuicios y daños causados por la política del brutal bloqueo contra la población desfavorecida por la naturaleza, quizás lo más reiterado de este último año de recuento de la guerra de Estados Unidos contra Cuba hayan sido los ataques a entidades de terceros países al imponerse la extraterritorialidad de leyes que perjudican hasta la soberanía de otros con tal de frenar u obstaculizar el desarrollo económico de la Isla.

Además del alarmante y peligroso caso de la megamulta impuesta al banco francés BNP Paribas, uno de los más grandes de Europa, durante la conferencia de prensa fueron citados otros ejemplos de onerosas sanciones como las aplicadas a la compañía petrolera suiza Weatherford y al Royal Bank of Scothland.

También el frustrado intento contra una cadena de tiendas de Centroamérica y el Caribe, la Pricesmart, que ante las presiones se negó a venderle a cubanos no residentes en los países donde opera, pero gracias a la reacción en contra de la arbitrariedad por parte de la opinión pública, de los movimientos sociales y de los gobiernos del Caribe que desde el Caricom rechazaron con toda dignidad el intento, por considerarlo inadmisible, la entidad se vio obligada a retirar su decisión.

Frente a la actuación del Gobierno de los Estados Unidos, negado a poner fin a esta ilegal e injusta política y, por el contrario, la ha recrudecido, Cuba impone sus razones para resistir, dichas en algunas de las palabras que primaron en la canción y la expresión de una danza de brazos de los alumnos de Solidaridad con Panamá.

Ellos pusieron melodía con amor, a colores, bosques, pájaros, al azul del mar, a la paz y la felicidad, para que crezcan las flores y demostrar que en Cuba «mañana se puede sonreír».

Imagen de previsualización de YouTube

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario