Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Cuba realizará concurso bolivariano de canto en honor a Alfredo Sadel

alfredo-sadel

Al tenor venezolano Alfredo Sadel, entrañable amigo de Cuba, estará dedicado el III Concurso Bolivariano de Canto 2016, comunicó hoy aquí el presidente del evento, Hugo Oslé. Los días 26 y 27 de febrero la Casa del Alba Cultural en La Habana acogerá el certamen en homenaje a Sadel, conocido internacionalmente como El Divo del Arauca, adelantó a Prensa Latina Oslé, quien recibiera clases del intérprete durante sus visitas a esta isla en la década de 1970.

Jóvenes de la Academia Nacional de Canto Mariana de Gonitch, dirigida desde hace siete años por Oslé, participarán en el evento auspiciado por la embajada de Venezuela en Cuba y la agrupación lírica fundada aquí por la soprano rusa hace siete décadas.

El III Concurso Bolivariano de Canto 2016, que tiene carácter bianual, concluirá con un recital en el que se escucharán los temas Alma llanera, Barlovento, Caballo Viejo y Chávez corazón del pueblo, composiciones del patrimonio musical venezolano y latinoamericano.

“Al artista suramericano lo unen fuertes lazos culturales con Cuba”, dijo Oslé al recordar que hace más de 50 años Sadel estrenó junto a la soprano cubana Marta Pérez la zarzuela Cecilia Valdés de Gonzalo Roig en el Carnegie Hall de Nueva York.

Apodado “El Tenor favorito de Venezuela”, el cantante está considerado el intérprete popular y lírico más importante en la historia musical de la nación bolivariana.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario