Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Daños sin reparo

Testimonios de las propias víctimas, peritos y testigos ratifican los crímenes y daños provocados por el gobierno norteamericano.

Testimonios de las propias víctimas, peritos y testigos ratifican los crímenes y daños provocados por el gobierno norteamericano.

El dolor, compañeros miembros del Tribunal, no tiene precio. Es por esa razón, por toda la lágrima de hombre y de mujer (…) [y] como pequeño tributo a toda la sangre que en estos 40 años ha derramado nuestro pueblo, que estos letrados —en nombre de las organizaciones que representan al pueblo de Cu­ba— le pedimos, muy respetuosamente, que declaren con lugar nu­es­tra declaración, expresó el abogado Juan Men­doza Díaz [1]. El 31 de mayo de 1999 se haría pública la Demanda contra el gobierno de los Estados Unidos.

Sustentada por una meticulosa in­vestigación histórica, jurídica y política, la solicitud estuvo enfocada en la reparación de daños e indemnización de perjuicios derivados de la mu­­­er­te de 3 478 cubanos y otros 2 099 incapacitados debido a la continua agresión del gobierno estadounidense al pueblo cubano.

Documentos desclasificados en los que dicho gobierno reconocía su implicación directa, fotografías, ma­teriales fílmicos, resultados periciales y el testimonio irrefutable de 193 testigos, serían las pruebas que erigirían la demanda donde el “daño humano”, era el término empleado para significar el derecho a la vida y a la integridad corporal de cada persona.

Por concepto de reparación de daño material e indemnización de perjuicios se acordó entonces una suma de 181 mil 100 millones de dólares, pues, como referían los letrados  —aun­que el dolor y las lágrimas no tienen precio— ha existido el daño, y el resarcimiento es doctrina unánime de todos los códigos civiles.

El bandidismo en Pinar del Río, el Escambray y la Base Naval de Guan­­tánamo dejó 549 muertos y 200 incapacitados. Durante la demanda se presentaron pruebas de los actos de sabotaje y terrorismo ordenados por el go­bierno norteamericano, el ataque mercenario por Playa Girón con 176 muertos, más de 300 heridos y 50 discapacitados, la introducción deliberada del virus del dengue-2 (he­morrágico) en la Isla y las 637 conspiraciones para eliminar a Fidel. Otra infinita lista de atentados rebozaron los alegatos de los juristas a cargo del proceso [2].

Fueron 12 días, en los cuales las víctimas de la criminalidad esta­dou­nidense contra Cuba, elevaron la voz por la justicia.

Sin embargo, a 15 años de aquella denuncia la sentencia continúa sin cumplirse.

[1] Los abogados Juan Mendoza Díaz, Leonardo B. Pérez Gallardo, Magaly Iserne Carrillo e Ivonne Pérez Gutiérrez fueron los encargados de llevar a cabo la demanda, en representación de las organizaciones sociales y de masas cubanas, ante la sala de lo civil y de lo administrativo del Tribunal Pro­vincial Popular de Ciudad de La Habana.

[2] Cifras tomadas de Cas­tañe­da, Mireya, Granma In­ter­na­cio­nal, “El dolor no tiene precio”, 8-8-1999.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario