Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

De “La Bayamesa” al Día de la Cultura Cubana

Este himno fue un canto de combate para la gesta libertaria que se avecinaba para 1867, creado por el poeta revolucionario Figueredo

dia-cultura-cubana himno

Este 20 de octubre se conmemora el aniversario 149 de uno de los acontecimientos más relevantes de la historia de Cuba y que marcó pauta en la lucha por su independencia del colonialismo español. Ese mismo día, pero de 1868, se entonó por primera vez “La Bayamesa”, tema de combate devenido luego Himno Nacional, de la autoría de Pedro “Perucho” Figueredo, a propósito de la victoriosa toma de la ciudad de Bayamo por parte del recién formado Ejército Libertador.

Como expresión del carácter profundamente revolucionario de aquella gesta, aquel 20 de octubre se llamó al combate mediante una canción de guerra y de victoria que, copiada de mano en mano, fue cantada por los presentes.

Este hecho marcó además la antesala de una de las muestras de rebeldía que regala la historia de Cuba, cuando la ciudad oriental de Bayamo fue incendiada por sus habitantes con un mensaje claro para la metrópoli: “¡Libres sí, esclavos no; independientes sí, sujetos no”. De esa manera se popularizó el himno de Bayamo, convirtiéndose en símbolo de la nación cubana.

La historia de este canto de combate comenzó poco más de un año antes, en agosto de 1867, cuando el abogado e independentista Perucho Figueredo recibió el encargo de componer un himno para la gesta libertaria que se avecinaba. Como referencia para crear la melodía el patriota cubano evocó “La Marsellesa”, himno de la Revolución Francesa, por eso el nombre inicial de “La Bayamesa”.

La orquestación estuvo a cargo de uno de los más destacados músicos cubanos del siglo XIX, el compositor y director de orquesta Manuel Muñoz Cedeño, quien le aportó un toque enérgico y de rebeldía, ajeno al estilo religioso de los himnos de la época.

Más tarde le sería incorporada la letra, escrita por Perucho Figueredo sobre la montura de su caballo, en medio del bullicio y el júbilo de la que fuera la primera victoria en la larga ruta independentista de la isla.

Aunque desde antes ya estaba vinculado al movimiento independentista, la composición de “La Bayamesa” prácticamente le costó la vida a este insigne patriota cubano. Los historiadores refieren que enfrentó la muerte con la dignidad de un revolucionario y fiel a su verso “Morir por la Patria es vivir”.

A partir del 20 de octubre de 1868, las notas del Himno Nacional de Cuba fueron entonadas en actos populares y del movimiento independentista, y ha llegado hasta hoy como la expresión del carácter patriótico y emancipador de todo un pueblo.

En tal sentido, el Héroe Nacional de Cuba, José Martí, escribió en 1892 para el periódico Patria: “Para que lo entonen todos los labios y lo guarden todos los hogares, para que corran de pena y amor las lágrimas de los que lo oyeron en el combate sublime por primera vez; para que espolee la sangre en las venas juveniles, el himno a cuyos acordes, en la hora más bella y solemne de nuestra Patria, se alzó el decoro dormido en el pecho de los hombres”.

La composición poética del “Himno de Bayamo” es de seis estrofas o cuartetas de veinticuatro versos en total. Aunque su letra original es más amplia, cuando fue oficializada como Himno Nacional de Cuba fueron suprimidas las estrofas desde la tercera en adelante. En la actualidad la partitura y la letra originales se hallan bajo custodia del Museo Nacional de la Música de Cuba.

El 22 de agosto de 1980, en reunión del Consejo de Ministros, y por decreto, se acordó celebrar cada 20 de octubre, el Día de la Cultura Nacional, en honor a “La Bayamesa”, como expresión artística de ese acto en que el pueblo afirmó y conquistó su identidad plena y libertaria.

Por: Yaima Cabezas

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario