Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Demanda de Imágenes de Satélite va a un Circuito Renuente

No hay ninguna razón para que el Gobierno de Estados Unidos proteja la existencia de imágenes de satélite mostrando el derribo de las avionetas por parte del gobierno cubano, dijo un grupo al Noveno Circuito de Apelaciones.

En el 2010, el Centro por los Derechos Humanos y la Ley Constitucional presentó una denuncia federal bajo la ley de Libertad de Información contra la NASA y la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial (NGA).

El grupo quiere acceder a las fotografías de satélite tomadas el 24 de febrero de 1996, en un área cercana a la costa norte de Cuba, donde MiGs cubanos derribaron dos aviones piloteados por cubanos exiliados del grupo Hermanos al Rescate, matando a cuatro ciudadanos de Estados Unidos.

El Centro considera que dicha información es crítica para una petición de Hábeas Corpus de Gerardo Hernández, quien está cumpliendo una cadena perpetua en la cárcel bajo el cargo de que él envió a Cuba la información que llevó a los derribos de 1996.

Hernández pertenece a un grupo de hombres cubanos conocidos como los Cinco Cubanos, detenidos por espiar a Hermanos al Rescate en suelo americano.

Después de que Hernández fuera declarado culpable de conspiración para cometer asesinato, un Tribunal de apelaciones revocó brevemente las condenas contra él y sus compatriotas. El Noveno Circuito en su totalidad finalmente restableció las condenas, y la Corte Suprema denegó el derecho a certiorari.

El Centro para los Derechos Humanos dijo que la confirmación de las imágenes de satélite ayudaría a determinar donde ocurrió el derribo para eliminar el cargo contra Hernández.

Pero el NGA se negó incluso a confirmar o negar la existencia de los registros o imágenes que el grupo busca.

Negarse a reconocer la existencia de un dato solicitado bajo la Ley FOIA se conoce como una respuesta Glomar, nombrado después de la Hughes Glomar Explorer, un barco utilizado en un proyecto clasificado de la CIA para levantar un submarino soviético hundido en el Océano Pacífico.

En respuesta a la demanda del centro, el director de la NGA Barry Barlow explicó los motivos de la decisión de la Agencia en una declaración a la Corte.

La Jueza del Distrito de EEUU Margaret Morrow en Los Ángeles centró esta explicación creíble y concedió el juicio sumario del Gobierno en 2011.

“La corte sostiene que la NGA ha cumplido con su responsabilidad de demostrar que actuó con tolerancia en la determinación de que el reconocimiento de la existencia o inexistencia de registros para responder a solicitud de la parte de los demandantes podría revelar fuentes o métodos de inteligencia extranjera y dañar la seguridad nacional,” escribió Morrow.

Representado por su director ejecutivo, Peter Schey, el Centro por los Derechos Humanos y la Ley Constitucional instó al Noveno Circuito el miércoles a revisar el caso.

Schey dijo que este caso representa la “primera vez” que una agencia de inteligencia ha adoptado la posición de que aplicaría una respuesta Glomar a cada solicitud de Ley de Libertad de Información.

Confirmando la existencia de las imágenes solo confirmaría lo que el mundo ya sabe: que América reúne inteligencia extranjera, sostuvo.

Escéptica, la juez Margaret McKeown dijo a Schey: “Que apenas supera la idea de que hay un significante interés de seguridad nacional”.

Schey insistió en que la declaración de Barlow fue insuficiente, llamándola una declaración jurada de “molde” que la Agencia podría esgrimir para negar todas las futuras solicitudes de imágenes de satélite bajo la Ley de Libertad de Información.

El Juez Milán Smith parecía convencido por la declaración de Barlow. Señaló que los demandantes tenían una montaña para escalar debido a la falta de jurisprudencia.

Asuntos de seguridad nacional son un “área de experiencia” para el Gobierno, no los tribunales, agregó.

En respuesta, Schey cuestionó la autoridad de NGA al denegar toda la solicitud.

Argumentó que el director de inteligencia nacional, no de la NGA, debe proteger las fuentes de inteligencia.

Pero el abogado del Departamento de Justicia Thomas Byron dijo que la Agencia fue “autorizada” a utilizar una respuesta Glomar. También discutió la noción de que todas las futuras solicitudes de naturaleza similar se negarían utilizando la misma exención.

El Juez Alex Kozinski preguntó a Bryon por qué pondría en peligro la seguridad nacional de confirmarse la existencia de las imágenes.

“No estoy seguro de cómo al decir que tenemos una imagen en un determinado momento y lugar revela algo en absoluto,” dijo el jefe.

Bryon se apegó al argumento de que los enemigos de Estados Unidos podrían recopilar información sobre las capacidades de inteligencia de Estados Unidos y limitaciones, aunque solo sea que la Agencia no haga más que confirmar o negar la existencia de las imágenes.

Dijo que espías extranjeros podrían realizar un seguimiento de donde operan los satélites, y obtener inteligencia de la resolución de la imagen y el ángulo en el que ha tomado la fotografía.

Después de idas y venidas, Bryon admitió que, cuando se trata de imágenes tomadas en un determinado momento y lugar, se podría aplicar la exención.

El abogado también dijo que la agencia estaba feliz de proporcionar al Tribunal más detalle en cámara, pero argumentó que ese examen debería ser un “último recurso”.

“Yo no pido ver las fotos,” Kozinski dijo ante una sala riéndose. “Tengo bastantes problemas con el hecho de que usted puede ver mi casa en mapas de Google. Si usted mirara lo suficientemente cerca, podría verme tomando sol en el patio.”

Kozinski presionó por una respuesta en cuanto a si el organismo utilizaría una exención a negar todas las solicitudes de Ley de Libertad de Información de imágenes.

Tomado de Cubadebate

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario