Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

El General Julio (+ video)

Hay personas que si uno no las conoce, no tiene la posibilidad de apreciarla en su cotidiano desenvolvimiento, por muchos méritos indiscutidos y responsabilidades asumidas no logra aquilatarlas en toda su dimensión, no se puede sentir cercana, aunque la reconozca por su actuación pública.

Los que conocieron de cerca al General de Cuerpo de Ejército Julio Casas Regueiro pudieron calibrar la personalidad de un jefe militar, de un dirigente político que, pese a sus altas funciones en el Partido y en el Estado, sobresalía por su modestia, su sencillez, por su agudeza, su pensamiento abierto para escuchar, reconocer, refutar o criticar.

Su idiosincrasia guantanamera y santiaguera no la abandonó nunca, ni en su dejo al hablar, ni en su campechana manera de ser, acompañada de un sentido de la austeridad muy fuerte, quizás por la educación del padre, que le transmitió desde niño un principio básico para marchar adelante en la gestión económica y financiera: “centavo a centavo se hacen los pesos, y peso a peso, los millones”.

Unió a ello un dinámico sentido de preguntarlo y comprobarlo todo. Confía, pero comprueba, nunca te vayas por la primera.

Con el General Julio no había medias tintas: al pan, pan, y al vino, vino.

En una reciente reunión de análisis de los problemas de la comercialización de la agricultura, un directivo provincial comenzó a brindar datos, a hablar de lugares y situaciones, obviando completamente la realidad de hechos que tenían que ver con afectaciones sensibles a la población, cuando concluyó, el General Julio se giró desde su butaca hacia él, le miró a los ojos y le preguntó ¿cuántas veces has estado allí? El hombre palideció, comenzó a balbucear justificaciones.

Nos has mentido, aquí no estás diciendo la verdad, lo emplazó Julio Casas, no has estado en esos lugares, porque estás todo el tiempo detrás del buró y no puedes conocer cómo estafan a la población allí, y te lo puedo decir porque he estado en esos lugares, he conversado con la gente, y es una falta de respeto con el pueblo lo que están haciendo en tu delegación; a ti hay que destituirte.

Pero esa exigencia, no le restaba sensibilidad. También actuaba con gestos admirables para animar a compañeros que podían cometer errores, pero reaccionaban con vergüenza para corregirlos. Un día, en una reunión, un compañero recibió agudas críticas y durante el receso se comportaba avergonzado ante el resto de los participantes, el General de Cuerpo de Ejército se acercó a él y poniendo sus manos en los hombros del compañero, le dijo —mira, te comprendo, cuando yo era jefe de logística recibí señalamientos, me sentí como tú, pero siempre me dije que aquello tenía que ser un reto para ser mejor, así que no te amilanes, sigue combatiendo.

Las palabras del General de Ejército al presentar a Julio Casas como Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias ante la Asamblea Nacional el 24 de febrero del 2008, son elocuentes en la valoración como para comprender que la Revolución ha perdido a un hombre multifacético, no solo a un organizador militar, sino también a un dirigente con profundo sentido de la dirección de la economía que deja huellas profundas en el accionar de nuestras Fuerzas Armadas Revolucionarias, en su auto sustentación y desarrollo en esta etapa crucial.

Y como se plantea en la nota del Buró Político del Partido, es preciso saber, además, que ese General que acostumbramos a ver callado, meditabundo, en las sesiones de la Asamblea Nacional, en el Comité Central, en los Consejos Militares, por sus profundas y revolucionarias ideas ha sido uno de los arquitectos principales en todo el proceso de los Lineamientos Económicos y Sociales del Sexto Congreso del Partido y de las medidas en marcha.

El General Julio deja al sistema de dirección cubano un método, una huella, de cómo debemos hacer las cosas para perfeccionar el socialismo.

Lázaro Barredo. Diario Granma.

Comentarios

6,septiembre,2011 | 19:25 pm
TORIBIO GARCIA h dijo:

HONOR Y GLORIA AL CAMARADA GENERAL JULIO CASAS REGUEIRO, SOLDADO QUE EN SU TRANSITO
VITAL, SUPO CUMPLIR CON SU PATRIA Y CON LA PATRIA GRANDE AMÉRICA. CUBA Y LATINOAMERICA
NOS SENTIMOS ORGULLOS DE EL. TORIBIO GARCÍA h

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario