Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

El gran aporte del Che al socialismo es su ejemplo ético

Cine-Foro-Rogelio-Polanco

“El gran aporte del Che (Guevara) a la teoría y la práctica del socialismo” incluso “más allá de la teoría marxista en sus fundamentos” es que “los elementos morales, éticos, espirituales y subjetivos son esenciales para la formación de ese ser humano nuevo, de ese hombre nuevo que el llamó”, expresó ayer el embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco, en un cine-foro dedicado al legendario guerrillero.

“No es posible una revolución -remarcó el diplomático- donde estos factores (morales, éticos, espirituales) no estén como primordiales, fundamentales, porque son parte esencial de la transformación de la conciencia”.

Para Polanco “no es posible hacer la revolución sin conciencia y no es posible lograr conciencia sin profundos sentimientos éticos y morales auténticos” y, por esta premisa, el Che Guevara predicaba con su ejemplo.

“El ejemplo para el Che es casi una ley revolucionaria, la lleva al máximo de su expresión”, celebró el embajador durante la actividad que se organizó por los 50 años del asesinato del luchador y médico argentino.

El embajador cubano justificó esa forma de pensar y actuar de Guevara, en las que hay tantas anécdotas en las cuales el guerrillero se dedicó personalmente a que no hubiera ningún tipo de corrupción en sus actividades o las de otros revolucionarios.

“Cuando comienza la corrupción del carácter y comienzan en el ser humano los antivalores de la sociedad que queremos superar, pues, por supuesto, hace más difícil, por no decir imposible, la construcción de una sociedad nueva”, explicó.

Rogelio Polanco indicó que cuando se priorizaron los mecanismos de estimulación material por encima de los de la estimulación moral se corrompe al ser humano.

Guevara defendía que el ser humano no era un animal porque reaccionaba ante estímulos morales, éticos y espirituales con una capacidad de “desprendimiento extraordinario”, y que una persona era capaz de morir por una idea, pero para llegar a ese nivel de conciencia, es necesario cultivar la moral, que debe ir más allá de la vanguardia revolucionaria y debe estar arraigada en todo el pueblo. “Ese es hoy el desafío de nuestros procesos de cambio, de transformación progresista y revolucionaria en América Latina y el mundo”, asentó.

Polanco recordó que “los enemigos históricos” de la revolución han usado mecanismos para “quebrar la voluntad (moral) del ser humano y saben que ahí, en la falta de valores, en el consumismo, en el clientelismo o en el economicismo, están los elementos fundamentales para socavar los procesos revolucionarios.

GESTIÓN POPULAR PARA LA RIQUEZA

El diplomático cubano calificó al médico argentino como un “baluarte” de la batalla por la economía cubana. Con el triunfo de los barbudos en la isla, Guevara asumió las riendas del Banco Nacional de Cuba y se desempeñó como ministro de Industrias, jefe del instituto de Reforma Agraria y uno de los máximos exponentes de la política exterior de la Revolución Cubana. Desde estos cargos, desarrolló “una labor incansable” para que el país caribeño despegara del subdesarrollo y llegara a niveles de organización que permitieran mayor eficiencia y riqueza para el pueblo.

“Hay innumerables elementos que demuestran la pasión del Che por estos temas, desde la creación de la Escuela de Planificación, el Sistema de Formación de Cuadros y el debate público que dio sobre lo que él llamó el sistema de financiamiento versus el de cálculo económico, que otros compañeros planteaban para la economía cubana. Hay toda una bibliografía extensa sobre la labor del Che en garantizar que la economía cubana, que cada industria, planta, empresa, funcionara adecuadamente, poniendo en su lugar los estímulos morales y materiales, pero dándole a los morales una preponderancia extraordinaria”, afirmó.

Polanco también destacó el trabajo de Guevara, El cuadro, columna vertebral de la revolución y su empeño en que había que poner en cada lugar a las personas más capaces y más revolucionarias, que “se podía obtener la formación y la preparación en el camino, pero la lealtad, los valores éticos y morales tenían que ser claros, únicos, excepcionales para cada cuadro”.

En el cine-foro Detrás de la noche, su estrella elegida, celebrado ayer en la mañana en la Sala Margot Benacerraf de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte), en Caracas. El intercambio de ideas se dio luego de la proyección de un documental sobre Guevara, Fidel Castro y la Revolución cubana de Roberto Chile.

PALABRA Y ESTÉTICA

Otro de los participantes fue el poeta y cineasta Edmundo Aray, quien mencionó que una de las tareas de Guevara en vida fue la palabra revolucionaria, sin ella tampoco se puede hablar del “hombre nuevo” y aseguró que si hay algo que le ha hecho daño a los procesos revolucionarios es justamente el manejo de la retórica y la ausencia de las virtudes de pensadores como José Martí y Bolívar.

Por su parte, la viceministra de Cultura para el Fomento de la Economía Cultural, Aracelis García, expresó que el Che Guevara decidió su camino y lo vivió. Dijo que para este guerrillero la belleza era necesaria para alcanzar la conciencia.

“No hay belleza sin conciencia”, acotó.

El cineasta Carlos Azpúrua, quien se encontraba entre el público, relató cómo florece la semilla sembrada por el revolucionario en Bolivia, donde fue asesinado un día como hoy en 1967. En el país andino la misión médica internacional cubana apoya a todo el pueblo boliviano.

De acuerdo con el realizador, por años Guevara ha sido satanizado como un hombre violento por su desempeño en la lucha armada, porque “no entendieron, en absoluto, la dimensión intelectual de él”.

El rector de la Unearte, Alí Rojas Olaya, manifestó que se conmovió durante la proyección del audiovisual y rememoró que cuando fue asesinado, el Che llevaba en su morral un libro de Rufino Blanco Fombona sobre Bolívar, textos de Jack London y “alguna melodía extraviada de Vivaldi”.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario