Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

El son no se fue de Cuba explora los sonidos de la isla caribeña luego de la Revolución

El-son-no-se-fue-de-Cuba-explora-los-sonidos-de-la-isla-caribeña-luego-de-la-Revolución

¿Qué pasó con la música cubana luego del triunfo de la Revolución en la isla caribeña? es la interrogante que responde la escritora colombiana Adriana Orejuela Martínez en su libro El son no se fue de Cuba. Claves para una historia 1959-1973 editado por el Centro de Estudios Latinoamericanos y Caribeños (Celarg), que forma parte de la colección de musicología latinoamericana Francisco Curt Lange.

Se trata de una investigación que la autora realizó durante unos diez años en los que se dedicó a revisar en la Biblioteca Nacional de Cuba, en La Habana, la prensa de cada uno de esos años para conocer la música y los intérpretes de este periodo de la historia.

“Lo que quise fue escribir el libro que yo hubiese querido leer cuando llegué a Cuba para saber lo que había pasado con la música cubana de aquellos años”, señaló la autora, quien luego de haber visitado la isla caribeña en 1988 para participar en el Congreso Continental de Mujeres, se enamoró de ese pedazo de tierra y se fue a vivir a La Habana desde 1989 hasta 2006.

“Como en Cuba hay un bloqueo, en el que también fueron bloqueadas la cultura, las artes y la llegada de música cubana a los mercados de América Latina y el Caribe, me propuse hacer una investigación sobre el tema musical en esos años”, señaló.

El libro, que fue publicado por primera vez en 2006 por la editorial Letras Cubanas, está dividido por capítulos en los que se abordan los periodos de la música cubana y que permite conocer la manera en la que han surgido otras tendencias como la nueva trova con intérpretes como Pablo Milanés y Silvio Rodríguez.

DE LA REVOLUCIÓN CUBANA

En conversación con el Correo del Orinoco antes de la presentación del libro, Orejuela, quien se desempeña como jefa de Producción y Adquisiciones de Telesur, destacó que aunque en el libro hay una introducción de lo que se hacía musicalmente en Cuba en los años cincuenta, el libro se basa en la música popular de la Revolución cubana.

“Es un caudal musical absolutamente maravilloso. Es una música muy seria, muy bien hecha, porque está pensando en el bailador, pero también en formar en la gente un criterio estético y eso no es fácil”, señaló.

En ese sentido recordó las palabras del etnólogo cubano Fernando Ortíz cuando dice que “cada situación social en Cuba está expresada en su música, en sus tamboras y sus cantos” y acotó que si hay un pueblo que canta su realidad social es precisamente el cubano.

“Uno puede escuchar la música cubana y darse cuenta de lo que está pasando en ese país, porque la expresión que mejor define al cubano es la música y el baile. Es un pueblo eminentemente musical”, aseguró.

Orejuela también recalcó que con el triunfo de la Revolución, también se abrieron los espacios para que orquestas de música popular, así como de otras manifestaciones de arte como el ballet, la ópera, el cine y las artes en general .

Sostiene que la música cubana ha sido importante en todas sus décadas, “pero lo que rompe la Revolución es una nueva dimensión de la cultura popular en su más alto sentido”.

Orejuela detalló que tal y como reza el título de la investigación, en el texto propone varias claves como el hecho de que ni la música ni ninguna otra manifestación cultural se pueden entender sin su contexto político; los resultados de la formación cultural desde las escuelas, los espacios para educar a la población en la cultura y en las artes.

CULMINAR LA INVESTIGACIÓN

La escritora informó que le gustaría continuar la investigación y mostrar lo que ha sucedido en la música cubana desde 1974 al 2001, un periodo en el que también surgen muchas sorpresas en esta disciplina y se hace evidente lo que se enseña en las escuelas de arte.

Correo del Orinoco

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario