Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Estrategia y periodismo

El XI congreso de la FELAP se instaló con la reincorporación de los comunicadores venezolanos. En la foto, de izquierda a derecha, Juan Carlos Camaño, presidente de la organización; Andrés Izarra, ministro de Comunicación e Información de Venezuela; y Tubal Páez, presidente de la UPEC. Foto: José M. Correa

Cuando se está en Venezuela, se pisa suelo estratégico en el actual cambio de relación de poder en América Latina, el Caribe y el mundo, señaló el presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP), Juan Carlos Camaño, al inaugurar el XI Congreso de la organización.

El periodista argentino identificó en igual término la celebración aquí del encuentro. Se trata, sin dudas, de una parada solidaria, comprometida. Una ojeada a la construcción de un periodismo contrahegemónico, popular, participativo.

No una alternativa, sino un modelo —opino yo— frente al terrorismo de estado, de mercado y mediático que han impuesto por más de cien años los poderes imperiales, y que hoy se manifiestan en su más aberrada expresión.

Venezuela representa en los tiempos que corren el fiel de la balanza; el eje de equilibrio de la contemporaneidad.

Lo es por ser la más genuina revolución del siglo XXI, por contar con unas mayorías populares radicales, progresistas, y por el liderazgo del presidente Hugo Chávez; como recordó Camaño, uno de esos parteros de la historia que, ya en los años `80, Fidel avizoraba, premonitoriamente.

El XI congreso de la FELAP se instaló con la reincorporación de los comunicadores venezolanos, a través de la Plataforma de Periodistas, que aúna a más de mil miembros del sistema nacional de medios públicos y privados.

A inicios de la pasada década, la FELAP expulsó al Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela, por el apoyo que dio al golpe de estado fascista contra Chávez en abril de 2002.

Constituye este —y aún lo es— un gremio cuya élite secuestró la representación de los periodistas y continúa aupando los intereses de los grandes medios nacionales y transnacionales y los poderes hegemónicos que estos representan.

Bajo el lema «Nuestra comunicación no será censurada», el XI Congreso de la FELAP resaltó que «el periodismo debe ir por el camino que van nuestros pueblos, por lo que el compromiso no solo es profesional, sino es y siempre será político».

Llamó a que la lucha por la información y la comunicación ha de ser sin concesiones, y que la FELAP, junto a los pueblos de la región y los gobiernos progresistas, ha de marchar e impulsar la integración de Nuestra América.

Al encuentro asisten representantes de organizaciones profesionales del continente y otras regiones. La delegación cubana la encabeza Tubal Páez, presidente de UPEC, y los vicepresidentes Aixa Hevia y Antonio Moltó.

También participan la premio nacional de Periodismo José Martí 2012, Irma Cáceres, y la miembro del Comité Nacional de la UPEC, Miozotis Fabelo, integrantes del grupo de prensa cubana que actualmente acompaña a los cooperantes de la Isla que cumplen misiones sociales en este país sudamericano.

Durante la apertura del Congreso fueron reconocidos miembros fundadores de la FELAP, el presidente de honor de la organización, Ernesto Vera, de Cuba, y el chileno Hernán Uribe y el venezolano Eleazar Díaz Rangel.

Uribe y Díaz Rangel, a propuesta de Tubal Páez, vicepresidente primero de la institución continental, fueron declarados, en el primer acuerdo de la reunión, como presidentes honorarios de la Federación Latinoamericana de Periodistas, condición que también ostenta el boliviano Iván Canelas.

Tomado de Juventud Rebelde

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario