Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Fondo Cultural del ALBA y agencia Presencia difunden el talento musical cubano en Venezuela

Hace solo unos días destacamos en estas páginas el impacto que tiene la música cubana en tierras bolivarianas. Muchos hablan de un «boom» de la sonoridad de la Isla antillana en la preferencia de un público para nada desconocedor de las particularidades de ese patrimonio.

Si bien en ese reportaje «dibujamos» al peculiar auditorio que gusta de nuestra melodía, hoy centramos la atención en los gestores de una iniciativa que permite a figuras del pentagrama cubano actuar en la nación sudamericana.

La estrategia trata, desde hace alrededor de cuatro años, de colocar el talento musical cubano en Venezuela a través del intercambio artístico propiciado por el Fondo Cultural del ALBA —creado como empresa grannacional para la promoción y distribución de bienes y servicios a favor de la cultura de América Latina y el Caribe—, y la agencia Presencia.

Para  el cubano Julio Benítez, gerente de gestión de esta última entidad, se dan pasos consolidados en el proyecto de llevar nuestra música a los escenarios venezolanos y en ello hay un resultado de los promotores locales con las empresas cubanas. Este año, indicó, «contamos aquí con el Septeto Santiaguero, quien obtuvo el Grammy Latino 2015 recientemente. También actuaron Havana D’ Primera, Elito Revé y su Charangón, El Niño y la Verdad, y un grupo importante de agrupaciones cubanas».

En exclusiva para JR, Benítez subrayó que «lo primero que la agencia Presencia hizo cuando se fundó fue una gira de cinco conciertos de la orquesta Aragón. Ese fue el nacimiento. En un principio esa era nuestra meta: en espacios de dos o tres meses traer a Venezuela a alguna agrupación cubana. La competencia era muy fuerte, ya que la nación bolivariana se ha caracterizado por contar con una amplia programación artística cada fin de semana, en la que intervienen artistas de reconocimiento internacional, como Víctor Manuelle, Marc Anthony, Miley Cyrus, Shakira y Gilberto Santa Rosa. Solo este último tenía más de 24 fechas de actuaciones acá.

«Insertar la música cubana con un nivel de promoción —pues en términos de calidad no se cuestiona— que está por debajo de quienes son parte de la industria musical, era bastante difícil. ¿Qué hicimos? Comenzamos a trabajar con productores públicos y privados, y hoy laboran con nosotros un total de 20. Entre los estatales están las alcaldías, misiones del Gobierno bolivariano y ministerios que hacen sus actividades artísticas y solicitan a nuestros músicos. En los privados contamos con las compañías que durante mucho tiempo han producido espectáculos a figuras internacionales y tenemos el honor de colaborar con ellos, ya que cuentan con mucha experiencia en este campo.

«En el caso de la presentación de artistas en Cuba, llevamos a grupos venezolanos como Herencia, que participó en la Fiesta del Tambor y grabó con Havana D’ Primera. También actuaron en la Isla las agrupaciones Madera y la de Pibo Marques. Ya nosotros llevamos a La Habana a la Orquesta Sinfónica de Venezuela con más de 80 años de carrera musical, y propiciamos en septiembre pasado, en el Festival Habanarte 2015, la presentación de la orquesta Dimensión Latina.

«Ahora mismo terminamos el festival Suena Caracas, y Buena Fe representó a Cuba, como en 2014 estuvieron David Calzado y la Charanga Habanera», sostuvo Benítez.

El también gerente comercial del Fondo Cultural del ALBA explicó que este es en términos de mercado «una empresa mixta cubano venezolana, comercializadora de bienes y servicios culturales, la cual creó dos agencias: la artística Presencia y la de Turismo Cultural Paradiso, que aunque tenga el mismo nombre que la de Artex en Cuba, es autónoma en sus acciones y decisiones.

«En cuanto a Presencia podemos señalar que se fundó en 2011. Su perfil se definió como parte del convenio firmado en 2006 entre Cuba y Venezuela para el Fondo Cultural del ALBA, y desde entonces ha ido en ascenso el intercambio de bienes y servicios culturales entre ambas naciones.

«Dentro de los bienes tenemos la literatura, la artesanía, las artes plásticas…, y en los servicios nos auxiliamos del quehacer de la agencia cubana Paradiso, perteneciente a Artex, la cual se encarga en la Isla de mostrar opciones de turismo cultural.

«Presencia se creó a partir de la oportunidad de insertar, primeramente, el talento cubano en Venezuela, y después nos ampliaremos para llevar lo mejor del arte de la nación bolivariana a la Mayor de las Antillas a través del intercambio cultural. Ello se extenderá también a otros países de Latinoamérica y el Caribe, pues no queremos quedarnos en las naciones que pertenecen al ALBA».

—¿Presencia también se encarga de colocar en el mercado venezolano nuestra discografía?

—Sí. Venezuela es un mercado importante para el consumo de nuestra discografía. Este es un momento importante para poder entrar con la fonografía de los artistas que han realizado sus giras por este país. En realidad nuestros sellos disqueros y distribuidores no cubren la demanda que puede exigir el mercado, aunque siempre tratamos de ofrecer los stoks de álbumes que tenemos para que haya una existencia allí.

—En estos días nuestro diario ha podido constatar el gusto de los venezolanos por la sonoridad de la Isla, ¿cómo satisface Presencia esa necesidad que tienen los bailadores?

—Aquí hay para satisfacer todos los gustos. ¿Qué pasa? En Venezuela está el bailador de timba que pertenece a las escuelas de salsa y casino —solo en Caracas existen más de 70 academias. Ellos, aunque hacen un baile más de estilo, lo aprenden y ejercitan con música cubana. Tienen lo último de Maykel Blanco y su Salsa Mayor, Havana D’ Primera y todas nuestras orquestas. Además, cuentan con muy buenas relaciones con los Djs cubanos, sobre todo con los de las casas de la Música de La Habana. Con ellos intercambian la discografía.

«Hay otro segmento que gusta de la Aragón, Son 14 y de un repertorio digamos que clásico y que se ha mantenido vigente. Cuando a este bailador le pones timba se cruza un poco. Pero cuando le haces esta otra propuesta, le llegamos. Eso le ha sucedido con Adalberto Álvarez. Cuando el Caballero del son ha venido aquí, le solicitan mucho los temas suyos popularizados en su etapa con Son 14. Sin embargo, ahora sus productores venezolanos han hecho muy buen trabajo para que se conozca su última placa Respeto pa´ los mayores (Bis Music).

«Puedo decir que el gusto por el son y la timba es tal que acá las orquestas llenan los espacios y vienen muchos jóvenes. Es un fenómeno interesante. A veces aquí tienen más sitios para tocar su música que en Cuba y es algo que debemos aprovechar.

«Por ello siempre les insisto a los promotores venezolanos en que a nuestros artistas hay que promocionarlos bien, llevarlos a la radio y la televisión, crear un trabajo bien intencionado en las redes sociales, porque eso es lo que va a quedar en el público».

—¿Qué estrategias tiene Presencia y el Fondo Cultural del Alba para el 2016 con la música cubana en Venezuela?

—Seguiremos trabajando como hasta ahora. Puede ser que ampliemos un poco más la línea de productores. Ellos no solo están interesados en traer a la nación bolivariana orquestas soneras y timberas, sino tríos, septetos, música pop —porque en Caracas actuó recientemente David Torrens y fue realmente muy bueno su concierto.

«Estamos ampliando los horizontes para contar con Venezuela como una plaza de las más importantes en Latinoamérica. Presencia y el Fondo Cultural del ALBA seguirán apoyando al talento cubano tanto aquí como en la Isla».

Julio Benitez

Las manos que también hacen posible el intercambio

El venezolano Argenis Pineda, representante de PB Eventos Internacional, siente satisfacción por lo logrado en año y medio de trabajo. Líder de su empresa de promoción, aseguró a nuestro diario que está «ligado estrechamente a la cultura cubana».

Pineda tiene la visión de que lo mejor del pentagrama antillano debe colmar los escenarios de su tierra natal. «Nuestra labor está orientada a la música, aunque tenemos pensado en un futuro extenderla hacia otros espectáculos. A pesar de que somos un equipo joven hemos traído a Venezuela artistas de la talla de Eliades Ochoa, Isacc Delgado y Yoruba Andabo, así como a noveles agrupaciones como El Niño y la Verdad y el Noro y 1ra. Clase.

«Propiciamos que Alexander Abreu y Havana D’ Primera nos visitaran en octubre pasado. El hecho de contar acá con ese trompetista y cantante con su orquesta, fue de mucha connotación. Lo presentamos en la sala Río Reyna del teatro Teresa Carreño y fue un lleno total.

Para Argenis, a raíz del intercambio cultural entre su nación y Cuba, ha habido un despertar del gusto por la sonoridad insular en su tierra. «Aquí el músico cubano es querido. Es un orgullo estar entre los que propicien que actúen en mi país». Colaborador asiduo de la agencia Presencia del Fondo Cultural del ALBA, este empresario venezolano siente que hay mucho por hacer para enlazar más las culturas de nuestros países. «De momento traemos a sus músicos aquí, pero vemos más allá en un futuro: nuestra idea es llevar artistas de todos los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América a Ecuador, Nicaragua, Bolivia… Es decir, seguir materializando esa alianza en el campo de la cultura».

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario