Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Haití siempre podrá contar con el apoyo del ALBA-TCP

Medicos cubanos en Haiti

La Alianza Bo­­livariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) arriba a su primera década de creada este 14 de diciembre, fecha escogida, precisamente, para celebrar en La Habana la Cumbre Conmemorativa del bloque integracionista.

Nacido por iniciativa de los Comandantes Fidel Castro y Hugo Chávez, el mecanismo está conformado por nueve países y tiene, entre sus invitados permanentes a Haití, na­ción a la cual la alianza ha apoyado en su lucha contra la pobreza extrema, el analfabetismo y la desigualdad social, entre otras.

Pedro Canino
Pedro Canino, embajador de Venezuela en Haití. Foto: Duarte de la Rosa, Amelia

A propósito del aniversario y sobre el papel del ALBA-TCP en este estado —considerado el más pobre de América Latina—, Granma conversó en exclusiva con Pedro Canino, embajador de Venezuela en Haití, desde hace siete años.

—¿Cómo valora el papel del ALBA-TCP en la región durante estos diez años?

—El ALBA forma parte de la política integracionista que tenía prevista Chávez mucho antes de ser presidente de la República Bo­livariana de Venezuela. Por supuesto, que ese sueño llegó a ser un hecho por acuerdo del Comandante en Jefe y Hugo Chávez, quienes perpetuaron el ideal de El Libertador Simón Bolívar, José Martí, Antonio José de Sucre, Augusto C. Sandino, entre otros tantos héroes de nuestro continente.

“La integración latinoamericana y caribeña se ha concretado con la firma de muchos acuerdos que favorecen a los pueblos que la integran con una visión totalmente distinta a los grandes bloques de poder económico. Incluso ha beneficiado a otros países que no siendo miembros han formado parte de esa alianza.

“Particularmente en Haití también tiene asiento este mecanismo de integración, que continúa profundizándose entre los gobiernos y pueblos”.

—¿En el caso de Haití, cuáles han sido los acuerdos del bloque que lo han beneficiado?

—Muy pocas cosas están fuera de los acuerdos Petion-Bolívar-Martí del ALBA que se han firmado.

“El pueblo se ha beneficiado con la construcción del aeropuerto en Cabo Haitiano y de viviendas del ALBA constructora que ha conducido la parte cubana. Primero se hicieron 128 casas, que ya se entregaron, y en este momento se están construyendo 4 400 viviendas más.

“Igualmente se han instalado tres plantas eléctricas en Cabo Haitiano, Gonaives y Puer­to Príncipe, lo cual ha contribuido al desa­­­rrollo de la industria, a un mejor servicio institucional y a incrementar la calidad de vida de la población.

“Por otra parte, se ofrecen becas a estudiantes haitianos para que estudien en Venezuela carreras universitarias de manera completamente gratuita.

“La cooperación tripartita con Cuba es extremadamente importante. Nosotros nos incorporamos por orden directa del Coman­dante Chávez cuando vino aquí el 12 de mar­zo del 2007, porque Cuba había llegado mu­cho antes.

“Desde entonces hasta la fecha hemos he­cho un trabajo mancomunado con Cuba y el Gobierno haitiano, no solo en la parte médica sino también en la alfabetización.

“Eso solo es posible estando en Revo­lu­ción. Venezuela estuvo muchos años apartada de toda esta región del Caribe y solo un Gobierno revolucionario, como el que inició Chávez, tiene plena conciencia de que debe vincularse con sus hermanos y, en este caso, con Haití más que nunca, porque fue donde recibimos apoyo para lograr nuestra independencia. Tan es así que Bolívar llegó a decir que Haití era la madre y el padre de la independencia de Venezuela.

“Haití siempre podrá contar con el apoyo del ALBA-TCP, de eso estamos seguros”.

—¿Han sido favorecidos también de los convenios con Petrocaribe?

—Sí, por supuesto. De acuerdo con de­claraciones del presidente Michel Mar­telly el 95 % de las obras que se ejecutan aquí se ha­cen con el fondo de Petrocaribe.

“En materia agrícola hemos desarrollado programas desde el año 2010, en el valle de Artibonite. También en la infraestructura: to­dos los edificios que se están construyendo en la capital que fueron destruidos por el terremoto se están levantando con fondos bilaterales; y se han hecho mucho más de 1 000 kilómetros de carreteras.

“A la par, estamos desplegando un proyecto turístico en Jacmel. Son todos proyectos muy ambiciosos que no hemos dudado en apoyar.

“Aparte de todo esto, está la condonación de la deuda después del terremoto, que alcanza ahora más de 400 millones de dólares. Estamos presentes y muy felices de poder contribuir con el desarrollo de este país”.

—¿Qué representa la figura del Coman­dante Hugo Chávez para el pueblo haitiano?

—Chávez vino en el 2007. Salió de Jamaica a Puerto Príncipe e hizo el mismo recorrido de El Libertador cuando llegó a Haití en 1815. Llegó el 12 de marzo, que es una fecha histórica para nosotros porque fue el mismo día que Francisco de Miranda salió de Jacmel con la bandera de Venezuela.

“Aquello fue increíble, había gente por to­dos lados y me impactó grandemente ver gente llorando, correr a su lado. Le gritaban Chávez bon baway*… eso fue grandioso.

“Haití es un pueblo profundamente agradecido porque un ser humano que no es agradecido no vale nada y aquí hasta el más pobre reconoce lo que hacen Cuba y V­e­nezuela. Conocen que los dos países hacemos por ellos una labor altruista, solidaria y desinteresada.

“A Chávez lo conocen en todo Haití. Re­presenta un ideal de liberación porque no hay sitio de este país en donde la gente no hable de él. Este es un pueblo muy noble e incluso diría que es chavista también.

“Los haitianos tienen conocimiento de su historia y de la de América Latina; tienen conciencia de lo que fueron y de lo que pretenden ser en un futuro.

“Recuerdo que Chávez una vez expresó que Haití podía ser la puerta del infierno pero estaba habitada por ángeles negros”.
*Bon baway (en creole significa algo extremadamente bueno)

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario