Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Inversión extranjera: un impulso a la economía

La subdirectora general de Inversión Ex­tran­jera del Mincex, Ivonne Vertiz Rolo, comunicó que se han recibido varios intereses dirigidos a los sectores de la minería, la exploración de hidrocarburos, la genera­ción eléctrica, administración de centrales, la construcción de cam­pos de golf y hoteles, entre otras. Foto: Jorge Luis González

Ivonne Vertiz Rolo

Propiciar un ambiente favorable para la inversión de capital foráneo en Cuba en aras del desarrollo económico-social del país es el propósito fundamental de la nueva Ley de Inversión Extranjera, en vigor desde junio pasado.

Precisamente, en la recién finalizada Feria Internacional de La Habana, el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) dio a conocer su Cartera de Opor­tuni­da­des ya actualizada, en la que se resumen los intereses de negocios a desarrollar e información sobre las políticas sectoriales aprobadas por el gobierno de la Isla.

En ese sentido la subdirectora general de Inversión Ex­tran­jera del Mincex, Ivonne Vertiz Rolo, comentó a Granma que la actualización de los proyectos se realizará anualmente, durante el primer trimestre de cada año, y que su publicación correrá a cargo del Mincex, previa aprobación del Consejo de Mi­nistros.

“La Cartera de Oportunidades —dijo—, debe ser un reflejo de las prioridades que establezcamos en materia de inversión extranjera. Lograr este objetivo dependerá en gran medida de la capacidad de nuestro empresariado de diseñar proyectos que estén debidamente respaldados por estudios de pre-factibilidad técnico-económica”.

Según explicó, desde el establecimiento del nuevo marco le­gal a la fecha se han recibido varios intereses dirigidos a los sectores de la minería, la exploración de hidrocarburos, la ge­ne­ración eléctrica a partir de fuentes renovables —destacándose los proyectos de parques eólicos y bioeléctricas—, la administración de centrales, la construcción de campos de golf y hoteles, entre otras.

—Pero, ¿a qué oportunidades se les da mayor relevancia, den­tro de los sectores priorizados?

—Se consideran vitales, explicó, la producción e industrialización de alimentos, el desarrollo de producciones industriales para exportar y sustituir importaciones en las ramas de la ligera, la química, la metalmecánica y la electrónica, la generación de energía, especialmente a partir de fuentes renovables, el de­sarrollo turístico, el desarrollo de nuevas infraestructuras tec­no­­lógicas y la modernización de las existentes.

—De las modalidades de inversión extranjera (empresa mixta, contrato de asociación económica internacional o em­presa de capital totalmente extranjero), ¿cuáles son las que más se potencian en estos momentos?

—Entre estas se potencian las asociaciones económicas in­ternacionales, con el objetivo de garantizar la participación de nuestras empresas en proyectos de interés estratégico, la efectiva transferencia de nuevas tecnologías, así como el incremento de la calificación de la fuerza laboral cubana y el cuidado del medio ambiente.

“Estos negocios conjuntos, a los cuales la Ley beneficia con un régimen fiscal especial, promueven el desarrollo de obje­tivos económicos para la satisfacción de las necesidades de nuestro pueblo. No obstante, las características de cada proyecto aconsejarán la modalidad más factible según sus particularidades.

“El mayor número de negocios con inversión extranjera es­tablecidos en el país se han concertado bajo la modalidad de em­presa mixta, seguido de los contratos de asociación económica internacional, entre los que se destacan aquellos que se ejecutan a riesgo de inversionistas extranjeros para la exploración de hidrocarburos y minerales y los contratos de administración hotelera.

“Existen nueve empresas de capital totalmente extranjero establecidas en el país, destacándose aquellas vinculadas con los sectores de energía, infraestructura industrial y el banca­rio. Una de ellas se estableció después de aprobada la nueva Ley No. 118/14”.

—¿Cuántas empresas mixtas o de capital totalmente ex­tranjero existen en el país?

—Hasta junio del 2014 en el país existían 208 negocios con ca­pital extranjero. El turismo es el sector con más participación de inversionistas extranjeros, con un 42 % del total de los ne­gocios existentes. Le sigue el sector de energía y minería con el 13 % del total.

—Actualmente, ¿cuáles son los países de los que más in­versiones provienen?

—Hasta la fecha, las principales inversiones extranjeras provienen de España, Canadá, Italia, Venezuela, Francia y Reino Unido. Los sectores más estratégicos en los que se ha invertido son: industrias, energía y minas, construcción, agricultura, in­dustria alimentaria y comunicaciones.

—Sobre las inversiones en bienes inmuebles, ¿qué sucede si se extingue la asociación?, ¿se adquiere la propiedad de for­­ma permanente, cómo se procede y dónde está explícito ese procedimiento?

—En este sector inmobiliario se incentivan los proyectos con fines turísticos, en particular aquellos que comprendan la cons­trucción y explotación de campos de golf, bajo la modalidad de empresa mixta.

 

“La Constitución cubana establece que la propiedad estatal no puede transmitirse en propiedad, salvo los casos excepcionales en que la transmisión de objetivos económicos se destinen a los fines del desarrollo del país y no afecten los fundamentos políticos, sociales y económicos del Estado, previa aprobación del Consejo de Ministros.

“En cumplimiento de este precepto constitucional, los terrenos para construir estos complejos inmobiliarios se transmiten en derecho de superficie a las empresas cubanas para su aporte al capital de la empresa mixta. Esto permite que la empresa mixta ostente el derecho a construir y a adquirir la propiedad de lo construido, la cual disfrutará mientras dure el derecho otorgado sobre el terreno.

“Al vencimiento de este derecho, la propiedad del complejo inmobiliario se revierte al propietario del terreno (Estado). El procedimiento para liquidación de los activos de una empresa mixta, se establece en el Decreto Ley 325 Reglamento de la Ley de Inversión Extranjera.

“Conforme al Código Civil, el derecho de superficie como de­recho a construir sobre terrenos ajenos, puede concederse por un término de hasta 99 años y si se otorga por un periodo inferior puede ser prorrogado hasta dicho término.

También puede concederse el derecho de superficie perpetuo para la construcción de viviendas o apartamentos dedicados al turismo.

“Los compradores de los inmuebles ubicados en estos de­sa­rrollos inmobiliarios los adquieren a título de propiedad”.

—Atendiendo a nuestros lectores: ¿las cooperativas no agro­pecuarias, que tienen personalidad jurídica, pueden considerarse parte en un contrato de asociación u otra mo­dalidad de inversión extranjera?

—Todas las cooperativas tienen personalidad jurídica y por tanto pueden ser parte de proyectos conjuntos con inversión extranjera. En la Política de Inversión Extranjera se definen los sectores priorizados a desarrollar con capital foráneo, sien­do la Cartera de Oportunidades el documento donde estas prio­ridades se darán a conocer y por el que se promocionarán las oportunidades en las que las cooperativas podrán estar vinculadas.

—¿Cómo se ha previsto el impacto de esta Ley en el desa­rrollo socio-económico del país? ¿Se han realizado estudios financieros al respecto?

—Los estudios realizados fundamentan que las tasas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Cuba han sido mo­deradas y bajas, inferiores al promedio de la región. Para re­vertir esta tendencia y lograr un desarrollo sostenible de nuestra economía, las tasas de crecimiento del PIB deben estar en el orden del 5-7 %; con tasas de acumulación e inversión entre un 25 y un 30 %.

“Se estima que para suplir esta brecha se requerirían flujos anuales de inversión extranjera directa en el orden de 2 000 – 2 500 millones de dólares, como promedio, todo lo cual requiere de esfuerzo común y del perfeccionamiento de los mecanismos relacionados con la operatoria de los negocios.

“En tal sentido, el capital extranjero debe contribuir al incremento de los rendimientos de las inversiones y a disminuir los riesgos de asignación, a la vez que debe generar otros efectos positivos indirectos hacia la industria doméstica, desarrollando encadenamientos productivos en todas las direcciones. De­be aprovecharse además, para la generación de nuevos em­pleos y el desarrollo local”.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario