Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias | Rogelio Polanco Fuentes

La administración Trump ha perdido su batalla histórica frente a los pueblos latinoamericanos

Tal como lo advertía el comandante Fidel Castro, el mundo se encuentra cada vez más en peligro ante la amenaza nuclear debido a la política armamentista de la actual administración estadounidense

Embajador-Rogelio-Polanco en Correo del Orinoco

_________________________________________________________________________

Cuba y Venezuela han construido desde el inicio de la Revolución Bolivariana una de las referencias fundamentales en el mundo de unidad e integración en función de los pueblos y no de élites. También comparten ambas naciones las visión de un mundo pluripolar y sin hegemonías. La decisión del pueblo venezolano de ser independiente y construir su desarrollo a partir de su visión soberana, al igual que la mayor de las Antillas, le ha valido que en Washington el imperialismo aplique una campaña de asedio y bloqueo para tratar de someterlo a su designios.

Sobre estos temas y algunas cosas más conversamos en la redacción de Correo del Orinoco con el actual embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco, quien asumió desde el año 2009 dicha responsabilidad. Periodista de profesión, Polanco pertenece a las generaciones formadas por la Revolución Cubana, fue miembro del Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba y fue director de uno de los medios de comunicación mas importante de la isla, Juventud Rebelde.

En la entrevista estuvo presente también la compañera Verónica Díaz, del semanario 4F, y en conjunto les contamos qué nos dijo el embajador cubano sobre diversos temas del contexto cubano y mundial.

-Embajador, estamos a las puertas de un proceso de elección de autoridades en Cuba, un nuevo Consejo de Estado y un nuevo jefe o jefa de Estado y de Gobierno, ¿cuáles son las expectativas en torno a esto?

-Estamos a las puertas de un acontecimiento trascendente para nuestro pueblo, que va a demostrar la continuidad de nuestro proceso político, la fortaleza de nuestro sistema democrático. A su vez entramos en una etapa nueva en la cual se va a demostrar la consciencia y la unidad del pueblo cubano y la continuidad de nuestro proceso revolucionario.

Por primera vez estará al frente de los principales cargos de Estado y de Gobierno un dirigente revolucionario que no pertenece a la generación histórica que hizo y ha mantenido con firmeza los principios revolucionarios durante varias décadas, será un representante de la generación formada con la Revolución. Para nosotros, esa es una demostración de la madurez histórica del proceso revolucionario y de la capacidad que hemos tenido de mantener nuestros principios y de darle sostenibilidad a la Revolución.

El próximo 19 de abril, cuando tomará posesión la nueva legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, 605 diputados elegidos por el voto secreto directo de nuestro pueblo, tendrán la responsabilidad de elegir al nuevo Consejo de Estado integrado por 31 miembros y a su vez al presidente, primer vicepresidente y a los cinco vicepresidentes. Estamos seguros de que va a ser una elección a la altura de la historia patria, de las necesidades de nuestro pueblo. El mundo podrá ver directamente este acontecimiento, lo cual no significa que los líderes históricos dejarán de tener su capacidad de conducción de la Revolución como lo hizo Fidel hasta último momento de su fecunda vida.

Embajador-Rogelio-Polanco-en-el-Correo-del-Orinoco

-Con la administración Obama hubo algunos avances en la relación bilateral con Estados Unidos. ¿Cuál es el escenario planteado ante las características del Gobierno de Donald Trump?

-Las relaciones con Estados Unidos siempre han sido conflictivas. Se trata de un conflicto histórico que proviene del intento histórico de dominar a Cuba desde el siglo XIX y de la intención del pueblo cubano de mantener su soberanía, independencia e identidad. Durante los años de Revolución, el Gobierno cubano siempre ha estado dispuesto a mantener una relación de normalidad, de respeto mutuo, con las diferentes administraciones. Fueron los gobiernos de ese país los que impidieron que se produjera una relación normal y por el contrario hicieron todo lo posible por socavar la Revolución, por acabar con el proceso independiente de Cuba, utilizando todos los medios a su alcance para impedir los avances de la Revolución, mediante el bloqueo, el terrorismo, la guerra económica, frente a ello Cuba mantuvo su fortaleza.

Un pueblo unido logró con la administración Obama iniciar un proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales. El propio Gobierno de Obama reconoció que el bloqueo había sido un fracaso y que había que cambiar la política, también debido al aislamiento que estaba sufriendo Washington en relación con la región latinoamericana, cuando todos los demás países le exigían que dejara su política de bloqueo hacia Cuba.

Entonces se inició un proceso complejo que permitió el restablecimiento de relaciones diplomáticas, la reapertura de las embajadas y el inicio de negociaciones sobre temas de interés bilateral en muchos aspectos, de todas formas el bloqueo se mantuvo y los avances que se lograron en algunos de los temas relacionados con el comercio bilateral fueron muy limitados, insuficientes. Aunque el presidente Obama se había comprometido a discutir con el Congreso el tema del bloqueo, la verdad es que se hizo muy poco para lograr su desmantelamiento y, al contrario, durante ese período se mantuvo la persecución financiera contra las transacciones financieras y comerciales de Cuba.

Durante la administración Trump ha habido un regresión de algunos de estos intentos de acercamiento que se habían producido con Obama, sobre todo en relación con los viajes a Cuba. El nuestro es el único país al que un estadounidense no puede viajar como turista. Y se había logrado que al menos se restablecieran los llamados viajes pueblo a pueblo, la posibilidad de que se permitieran los viajes en una serie de condiciones. Trump rechazó eso y ha impuesto mas restricciones a los viajes y a su vez algunos elementos que se habían logrado sobre intercambio comercial los revirtió por completo y hay una lista del Departamento del Tesoro de empresas sancionadas y no se puede hacer ningún tipo de transacción financiera.

Ha habido una regresión en las relaciones bilaterales, a su vez Trump derogó por completo el decreto presidencial de Obama donde se planteaban las posibilidades de relaciones con nuestro país y se alió con lo más recalcitrante de la comunidad cubana en EEUU, los cuales ya sabemos que la intención que tienen es la de acabar con el proceso revolucionario, y con una retórica anticubana inaceptable acaba también de inventar la supuesta presencia de ataques acústicos contra diplomáticos de su misión en Cuba, lo cual no ha sido probado, y es evidente que estamos frente a un falso positivo que lo que pretende es convertirse en pretexto para revertir los avances en la relación diplomática y se justificó con esto la retirada de una parte del personal diplomático en La Habana, sobre todo del área consular, lo cual ha hecho más difícil los viajes de los ciudadanos cubanos a Estados Unidos y los intercambios que se habían iniciado con la administración Obama.

EEUU derrotado en la región

La conversación con el embajador Polanco la desarrollamos el 10 de abril, el mismo día en que la Casa Blanca anunció que Donald Trump no asistiría a la Cumbre de las Américas, que se efectuará en las próximas horas en la capital peruana. Por ello, le consultamos, hablando de Trump y el aislamiento de las políticas de EEUU en la región, sobre cuál es su valoración acerca de la decisión del Presidente estadounidense de no asistir a la Cumbre.

El embajador cubano planteó en primer término que el Gobierno de Trump, “es una administración que está en guerra con el mundo, que ha generado una confrontación en prácticamente cada rincón del planeta, que ha generado enfrentamientos no solo con los que ellos han considerado sus potenciales rivales sino con sus potenciales aliados. Se trata de una administración que ha azuzado elementos como el tema migratorio, el tema comercial, que ha buscado salirse de los principales tratados multilaterales y que busca una hegemonía imperial, que la realidad es que está en declive desde hace algún tiempo, y que hoy tiene que enfrentar un mundo que es multipolar en el que han surgido otros países y procesos políticos que pretenden lograr balance a nivel internacional”.

El diplomático prosigue explicando: “Vemos una administración que impone normas comerciales a un país como China, que es una de las principales potencias comerciales del día de hoy, que sanciona a Rusia, un país emergente que tiene una presencia en el mundo extraordinaria, que trata de deshacer un acuerdo nuclear con Irán, que amenazó con desaparecer a la República Popular Democrática de Corea y que ahora está amenazando con una acción militar contra Siria en momentos en que el Gobierno de El Assad ha avanzado en el proceso de derrotar a las fuerzas terroristas. A su vez, es una administración que está en confrontación con América Latina, que pretende levantar un muro que separe a nuestro continente latinoamericano y que además está en contra del flujo migratorio que se produce entre Latinoamérica y su país y que ha tomado decisiones como enviar tropas militares a la frontera para impedirlo”.

Precisa Polanco: “En ese contexto en que se iba a producir esta Cumbre de las Américas, que ha sido el esfuerzo de Estados Unidos por retomar su hegemonía en lo que siempre ha considerado su patio trasero. Y ya incluso en su “patio trasero” le cuesta trabajo imponer su hegemonía. Lo que esta demostrando la ausencia de Trump de la Cumbre en Lima es que América Latina es cada vez más un continente con una voz propia con diversidad, con diferencias, pero que ha buscado un proceso de unidad y que cada vez está alejada de un proceso como el que representa la Cumbre de las Américas y que ha sido auspiciado por la OEA, que ha tenido un proceso de involución cada vez mayor la región”.

Agrega: “Es una decisión que llama mucho la atención, porque tratando de excluir a Venezuela ahora quien decide no acudir a la cumbre creada con el intento de ‘venezolanizar’ la Cumbre ha sido un boomerang para Estados Unidos, que ahora ni su Presidente (que la ha invocado) participa. Es la primera vez que un Mandatario estadounidense no participa en un proceso de cumbre creado por ellos con una evidente intención neocolonial hacia América Latina. Este hecho demuestra que la administración Trump ha perdido su batalla histórica con los pueblos latinoamericanos y cada vez se reafirma más la necesidad de estar unidos en el combate de las ideas.

-El comandante Fidel Castro advertía en sus reflexiones sobre la latente amenaza nuclear. ¿Cuál es su valoración sobre este pensamiento en el contexto de la situación geopolítica mundial?

-El mundo hoy tiene grandes riesgos, aquellos que tienen que ver con la existencia misma del género humano. Hay riesgos que se han incrementado, por ejemplo, con respecto al cambio climático. Estamos en una crisis climática cada vez de mayor envergadura y el principal país que ha propiciado esto con su conducta dilapiladora, consumista, capitalista, Estados Unidos, se retira del Acuerdo de París, que pretendía, precisamente, aliviar estos efectos.

Estados Unidos es el principal país poseedor de armas nucleares en el planeta y ha expresado que va a continuar desarrollando una carrera armamentista. Recordemos que lo que se invierta es armas es aquello que se deja de invertir en educación, salud y alimentación. Por eso podemos decir claramente que la administración de Donald Trump con su política armamentista está en contra del bienestar de nuestros pueblos, y a su vez con el incremento del arsenal nuclear se está cada vez más cerca de la posibilidad no solo usarlo de manera totalmente riesgosa en cualquier parte de nuestro planeta que provocaría sino que podría usarse por razones de algún error ante alguno de los conflictos. Hoy una administración como la de Trump está más cerca del abismo para la humanidad.

-Embajador, no podíamos dejar de hacer un balance sobre una de las iniciativas de cooperación más nobles e importante entre los pueblos del mundo, la impulsada entre Cuba y Venezuela. ¿Cuál es el estatus actual de los proyectos?

-Cuba y Venezuela mantenemos una relación bilateral ejemplar, fundada por nuestros comandantes Chávez y Fidel. Esta ya lleva más de 17 años, una vez firmado el convenio integral de cooperación, que ha significado un cambio trascendente para la vida económica social y cultural de ambos pueblos. Cuba ha contribuido modestamente, con la participación en las distintas misiones sociales diseñadas por el Gobierno venezolano, en la formación de importantes recursos humanos en los ámbitos de la salud y educación y otras áreas de la economía.

En el caso de Cuba, la participación junto a Venezuela en muchos de estos proyectos nos ha permitido la formación y el acceso a tecnologías que han sido de suma importancia para el desarrollo de Cuba, sobre todo en el área energética.

En estos momentos tenemos mas de 50 proyectos de colaboración en ejecución, la mayoría de ellos firmados en los últimos dos años y que dan continuidad a la colaboración, sobre todo aquellos relacionados en el área de salud, donde hemos tenido avances significativos, como la formación de más de 20 mil médicos integrales comunitarios. Actualmente están estudiando en universidades venezolanas con el apoyo de los médicos cubanos de Barrio Adentro mas de 30 mil, y el presidente Maduro nos ha pedido incrementar la cifra a más de 100 mil, un reto que hemos asumido y con lo que Cuba se ha comprometido.

Hemos tenidos también avances en el área farmacéutica, en la que participa la industria biotecnológica cubana, y ya se ha empezado la fabricación de algunos rubros en entidades venezolanas. Es una demostración de lo que se puede hacer cuando dos gobiernos tienen voluntad política y ponen todos sus recursos económicos y humanos en función de nuestros pueblos, así que tiene larga vida la cooperación entre Cuba y Venezuela, es ejemplo para el mundo.

Este 16 de abril estaremos conmemorando el 15° aniversario de la Misión Barrio Adentro, la misión emblemática de nuestros dos países, que recuerda cuanto podríamos hacer.

 

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario