Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Cinco Héroes | Noticias

La mayor batalla se debe dar en EE.UU.

Cinco corazon

Un breve mensaje de los familiares de los cinco antiterroristas cubanos abrió la sesión de este viernes de la III Jornada 5 días por los Cinco, donde continuó la conferencia Una nueva era de relaciones EE.UU.-Cuba, que sesionó en tres paneles: Actualización del caso. Próximos pasos legales; Los 5 cubanos, Oscar López Rivera y otros presos políticos; y Libros contra la desinformación.

Abrieron el día las intervenciones de tres reconocidas personalidades como panelistas: el reverendo John McCullough, director del Servicio Mundial de Iglesias; el político y escritor brasileño, Fernando Morais, y el reverendo Graylan Hagler, ministro principal de la Congregación Plymouth, quien con convicción plena subrayó: «la justicia vendrá».

Presentaciones, videos cortos y una sesión plenaria de clausura cerró el día en que destacaron las caricaturas de Gerardo Hernández Humor from my pen (Humor desde el encierro) y las 15 acuarelas de Antonio Guerrero Yo me muero como viví, que fueron presentadas la víspera por el curador de arte y fundador de la Fundación Brownstone, Gilbert Brownstone.

Algunos de los presentes que informaban al momento a través de las redes sociales lo que sucedía en Washington calificaron de «magnífico» el panel que actualizó el caso y los próximos pasos legales que se dan para enmendar la injusticia, cuyas intervenciones fundamentales estuvieron a cargo del abogado de la defensa, Martin Garbus, y el director del Centro para los Derechos Humanos y Derecho Constitucional, Peter Schey.

Con la moderación del abogado José Pertierra, juristas de Brasil, Puerto Rico, Gran Bretaña, Alemania, Italia, Argentina y Estados Unidos denunciaron las violaciones legales y el carácter político de las desproporcionadas sentencias, que llegan a la crueldad extrema con las dos cadenas perpetuas más 15 años que está cumpliendo Gerardo Hernández en la aislada prisión de Victorville, en el desierto californiano.

Garbus subrayó que «los periodistas, en la nómina del Gobierno de Estados Unidos, fueron pagados para influenciar y persuadir al jurado en el caso»; mientras Peter Schey aseguró que la liberación de Gerardo, Ramón y Antonio pudiera ayudar a normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Schey acotó: «Le estamos dando al Gobierno de Estados Unidos un análisis objetivo, y urge que lo  tomen en consideración y liberen prontamente a los tres».

Los dos cubanos que ya regresaron a Cuba, René González y Fernando González, cumplieron totalmente sus injustas condenas.

Vanesa Ramos, presidenta de la Asociación Americana de Juristas, apuntó una verdad que llama a la acción solidaria de los estadounidenses cuando dijo: «La batalla mayor es aquí en EE.UU.».

Corroboraba esta aseveración el fiscal alemán Eberhard Schulz, quien señaló: «Los cinco cubanos son prisioneros de guerra, de una no declarada y que nunca acabará bajo el pretexto de la lucha contra el terrorismo». También explicó a los asistentes las demandas legales de su país contra los bombardeos de los drones en diversas partes del mundo y el espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

Por su parte, Buinez Smukler, presidente del Consejo Consultivo de la Asociación Americana de Juristas, sentenció que todo el mundo reconoce que este no es un caso judicial sino político, y muy reconocida también fue la intervención del abogado puertorriqueño Rafael Anglada.

Art Heitzer, del National Lawyers Guiad (Gremio Nacional de Abogados), denunció «mientras los cinco cubanos están en prisión, el terrorista Orlando Bosch caminaba libre» en Estados Unidos, y fue categórico en sus comentarios: «Cuando nuestro propio Gobierno tiene temor de que el pueblo aprenda sobre la verdad entonces sabemos que algo está mal».

Por Oscar, Gerardo, Ramón y Antonio

En el segundo panel del día la hermandad de Cuba y Puerto Rico se dio un abrazo en la exposición sobre los presos políticos en cárceles del imperio, cuyos casos fueron presentados por el luchador puertorriqueño Rafael Cancel Miranda, quien sufriera en carne propia los rigores de un encierro de 25 años por luchar por la independencia de su querida isla.

El auditorio congregado en la Iglesia Bautista del Calvario, sede del evento, se puso de pie para dar una cerrada ovación al patriota boricua firme en la lucha por los presos políticos.

Le acompañaron en el panel Los 5 cubanos, Oscar López Rivera y otros presos políticos, entre otras personalidades de los movimientos sociales y de solidaridad, Graciela Rosenblum, presidenta de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre; Linda Evans, ex prisionera política; y Alicia Jrapko, coodinadora del Comité Internacional por la Libertad de los 5 cubanos. Katrien Demuynck, coordinadora de la Campaña Europea por la Libertad de los Cinco, actuó como moderadora.

Crece la bibliografía que permite conocer las circunstancias en que los cinco cubanos definieron sus vidas como defensores de la tranquilidad de su pueblo monitoreando a los terroristas con nido en Miami.

De los libros contra la desinformación hablaron Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, quien relató su primer encuentro con René González, y Stephen Kimber, escritor y periodista de Canadá, autor del libro What Lies Across the Water, donde solo, dijo, explicó la verdad.

El escritor Arnold August, autor de Cuba y sus vecinos: Democracia en movimiento, declaró como compromiso: «Tenemos una tarea, liberar a los otros tres cubanos que todavía están en prisión».

Otros participantes en este panel de la III Jornada de Solidaridad 5 días por los Cinco —que moderó Alison Bodines, del Comité por la Libertad de los 5 Cubanos de Vancouver—, fueron la historiadora y autora Jane Franklin; el periodista y escritor canadiense Keith Bolender, y el economista y escritor italiano Luciano Vasapollo, quien estimó: «con información, nosotros venceremos».

Jane Franklin, tras enunciar los actos terroristas de Luis Posada Carriles contra la Isla, comentó: «Estados Unidos entrena a los terroristas que han atacado a Cuba, Cuba ha tenido que entrenar a hombres como los Cinco para detenerlos».

La clausura de la sesión de este viernes que tuvo como sede la Iglesia Bautista del Calvario (Calvary Baptist Church) estuvo a cargo de Ignacio Ramonet, periodista y escritor español, y Cindy Sheehan, destacada activista por la paz desde que su hijo Casey, enviado como soldado a la guerra del Pentágono contra Iraq muriera en esa guerra en el año 2004.

Yo me crié en el país donde se demoniza a Cuba, dijo Cindy Sheehan, sobre la propaganda que en Estados Unidos se realiza contra la Isla que ella ha visitado y donde ha conocido de «lo maravilloso que es su pueblo, su gente».

Ramonet, el último orador de la tarde en la conferencia Una nueva era en las relaciones Estados Unidos-Cuba, aseguró que todos en Latinoamérica quieren la normalización de las relaciones con Cuba y no tiene sentido mantener el bloqueo contra Cuba.

En horas de la noche, en el Auditorio del campus educacional de Columbia Heights, el arte y los ritmos más variados se hicieron presentes con el DJ Dead Prez, quien anunció su álbum, Un grito de combate por Cuba y Zimbabwe (Battle cry for Cuba and Zimbabwe), además de otros conocidos intérpretes progresistas locales.

Un mundo movilizado por los Cinco

Prosiguen las acciones paralelas a la Jornada en Washington. En Venezuela, la diputada María León, presidenta de la Comisión de Familia de ese cuerpo legislativo y del Movimiento Madres del Mundo por la libertad de los Cinco, entre otras firmantes, envió una carta apelación a Michelle Obama: «Apelamos primeramente a su condición de madre, también como Primera Dama de los Estados Unidos, como profesional del Derecho, para que abogue y logre el cese de esta injusticia contra quienes no han tenido otra falta que luchar por la paz y la seguridad de su pueblo».

En Praga, el Movimiento de solidaridad con Cuba y el Comité por la Liberación de los Cinco en República Checa convocaron a los parlamentarios de su país a apoyar la causa de los antiterroristas cubanos.

Prensa Latina desde Montevideo reportó que Marcelo Abdala, coordinador de la central obrera PIT-CNT, reseñó la larga lucha de los trabajadores uruguayos por la liberación de los Cinco, y en Haití, tuvo amplia difusión el programa Kalfou, de Radio Televisión Ginen, dedicado a los Cinco, al bloqueo estadounidense contra Cuba y al tema del desarme nuclear.

El reclamo de libertad para Gerardo, Ramón y Antonio se escuchó en Kfar Kila, localidad libanesa fronteriza con Israel, donde amigos de Cuba entregaron a la ONU un manifiesto de solidaridad. «Liberen a Gerardo, Antonio y Ramón», «cese el bloqueo criminal norteamericano a Cuba» y «Obama devuelve a los cubanos a su patria», fueron algunas consignas gritadas por palestinos y libaneses, que podían ser escuchadas incluso en Israel, único país que junto a Estados Unidos vota contra la resolución de la ONU que condena el bloqueo a Cuba.

Por su parte, el sacerdote anglicano sudafricano Alan Michael Lapsley llamó a redoblar la campaña internacional contra el bloqueo a Cuba y a favor de la liberación de los antiterroristas cubanos injustamente encarcelados en Estados Unidos.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario