Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Discursos | Noticias

La principal amenaza a la paz y a la seguridad en América Latina y el Caribe es el hostigamiento de Estados Unidos y sus aliados a Venezuela

Anayansi ONU

Señor Presidente:

América Latina y el Caribe es hoy escenario de persistentes amenazas, incompatibles con la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz firmada por los Jefes de Estado y Gobierno, en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en enero de 2014.

Este compromiso implica respetar plenamente los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional, no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado y observar los principios de soberanía nacional, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos.

La actual administración estadounidense ha proclamado la vigencia de la Doctrina Monroe y en un nuevo despliegue de su política imperial en la región, amenaza con especial saña a Venezuela y declara disponer de “todas las opciones sobre la mesa”.

La región se asemeja a una gran pradera en tiempos de seguía. Una chispa pudiera generar un incontrolable incendio que dañaría los intereses nacionales de todos.

Señor Presidente:

Lamentamos que el gobierno de los Estados Unidos pretenda utilizar al Consejo de Seguridad para legitimar la campaña internacional contra el gobierno constitucional presidido por Nicolás Maduro Moros.

La principal amenaza a la paz y a la seguridad en América Latina y el Caribe es el hostigamiento de Estados Unidos y sus aliados a la República Bolivariana de Venezuela, en un abierto desconocimiento a la voluntad popular y a la institucionalidad de ese país, expresada en las elecciones del 20 de mayo de 2018 de las que se autoexcluyó la oposición venezolana.

Reiteramos nuestro absoluto respaldo a la Revolución Bolivariana y chavista, a la unión cívico-militar del pueblo venezolano y a su gobierno legítimo y democrático, conducido por el presidente constitucional Nicolás Maduro Moros.

Condenamos enérgicamente el intento de imponer a través de un golpe de estado un gobierno al servicio de los Estados Unidos en Venezuela y los recurrentes llamados a los militares bolivarianos para que se sumen a esta embestida.

La soberanía de nuestros pueblos se dirime hoy en la actitud ante Venezuela. Respaldar el legítimo derecho de la hermana nación a definir su destino es defender la dignidad de todos.

Señor Presidente:

No deben olvidarse otros intentos como el golpe militar del 2002 y el golpe petrolero del 2003, la agresiva Orden Ejecutiva de los Estados Unidos que califica a Venezuela como “una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y a la política exterior” de la superpotencia, las medidas coercitivas unilaterales, el llamado a un golpe militar contra el Gobierno constitucional de Venezuela, la advertencia del Presidente de los Estados Unidos de utilizar “una posible opción militar” y el intento de magnicidio el pasado 4 de agosto contra el Presidente Maduro.

Señor Presidente:

Los actos de un grupo de países y el vergonzoso papel de la OEA constituyen un nuevo y desesperado intento por aplicar una fracasada política de cambio de régimen, que ha sido frustrado una y otra vez por la inquebrantable resistencia del pueblo venezolano y su voluntad de defender la soberanía nacional.

Reafirmamos el respeto inquebrantable a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional, a la soberanía e integridad territorial de los Estados, el no uso o amenaza de uso de la fuerza en las relaciones internacionales y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

La voluntad soberana del pueblo de Venezuela prevalecerá frente a la intervención imperialista. La historia juzgará a quienes alientan y reconocen la usurpación golpista.

Muchas gracias.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario