Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Líderes cubanos en Roma

Raul con el Papa

Cuando mañana en la tarde el Papa Francisco llegue a la tierra cubana, ya serán varias las historias tejidas en los 80 años de relación continua entre la Santa Sede y Cuba. Entre ellas, trascienden las visitas de los líderes Fidel Castro a Juan Pablo II en el año 1996, y la de Raúl al Papa Francisco el último mayo. Titulares de todo el mundo ocuparon ambas.

Cuentan que el primero de esos encuentros se concretó en una mañana “húmeda” y “fría” de noviembre. La Plaza de San Pedro, de la Ciudad del Vaticano, vio pasar la caravana de autos donde viajaba Fidel, quien fue conducido a la biblioteca privada del Sumo Pontífice.

“Bienvenido, gracias por su visita” y “Su Santidad, para mí es un gran honor estrechar su mano”, fueron las primeras frases intercambiadas, y quizá el inicio mismo de una relación de estimación y respeto entre los jefes de Estado.

Tal como establecen las normas de protocolo, intercambiaron presentes. Fidel recibió el tríptico de medallas del pontificado de Juan Pablo II, en bronce, plata y oro, y el Obispo de Roma, una concha marina, con una escultura estampada en plata.

Al despedirse, luego de treinta y cinco minutos de diálogo, el mandatario cubano le expresó su deseo de que visitara Cuba, a lo que el Sumo Pontífice de la Iglesia Ca­tólica,  respondió: “Gracias. Mi bendición pa­ra todo el pueblo cubano”.

En horas de la tarde de ese día, ante un grupo de periodistas de medios internacionales, Fidel comentó sentirse “emocionado”: “Es un hombre muy respetuoso, amable, sosegado. Hablamos de historia, de América Latina, de los problemas del mundo”.

Fidel Castro con el Papa

Diecinueve años después arribó Raúl al estado más pequeño del mundo. Esta vez el diálogo con el Papa Francisco duró alrededor de una hora. En sus declaraciones a los medios de prensa, consideró que fue una “magnífica conversación”.

“Estoy muy contento y le vine a agradecer lo que hizo para empezar a resolver los problemas entre Estados Unidos y Cuba”, dijo.

Más adelante, admitió que le impresionaron su “sabiduría” y “modestia”, y que sería testigo de todas las misas que oficiará el Papa en Cuba.

El General de Ejército le obsequió a Su Santidad la obra Milagro, de Alexis Leyva Machado (Kcho). A cambio, Francisco le regaló la moneda conmemorativa por el se­gundo año de su Pontificado y el Evangelio de la

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario