Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Luces, cámara… acción: la Escuela de Todos los Mundos

Escuela Cine

En un espacio don­de confluyen diversas miradas y pun­tos de vista, se propicia el intercambio cultural y es común conquistar utopías y varios amantes del au­dio­visual estrechan lazos tanto en el ám­bito profesional como en el personal. Considerada como una de las instituciones más importantes de su tipo a nivel mundial, la Escuela In­ternacional de Cine y Televisión (EICTV) de San Antonio de los Ba­ños, acoge cada curso escolar a jóvenes de varios países, a los cuales les unen objetivos comunes.

Desde su creación como filial de la Fundación del Nuevo Cine La­ti­noamericano, el 15 de diciembre de 1986, ha defendido los sueños de quienes le dieron vida: el escritor co­lombiano Gabriel García Már­quez; el poeta y cineasta argentino Fer­nando Birri; y el realizador y teórico cubano Julio García Espinosa, quienes contaron con el apoyo del Co­mandante en Jefe Fidel Castro.

Como expresara Birri y ha quedado plasmado en una tarja que recibe al visitante, este sitio nació: “Para que el lugar de la utopía, que, por de­finición, está en ‘Ninguna Parte’, es­té en alguna parte…”.

En los inicios se pretendía la cons­titución de una Escuela de Tres Mun­dos, para alumnos de América La­ti­na, África y Asia, sin embargo, miles de profesionales y estudiantes de más de 50 países la han convertido en “la Escuela de Todos los Mundos”.

DESDE SAN ANTONIO SE HACE CINE Y TELEVISIÓN
Ubicada en la finca San Tran­qui­lino, apenas a unos kilómetros de la cabecera municipal del referido territorio, “la institución cuenta actualmente con alrededor de 80 es­tu­dian­tes en el curso regular, provenientes de más de 25 países; y según comentan, ha hecho de este municipio, el más filmado del mun­do”, asevera María Julia An­tu­ña, coordinadora de Relaciones In­ternacionales.

El curso regular consta de un programa de tres años y ocho especialidades: Dirección de Docu­men­tales, Dirección de Ficción, Guion, Fotografía, Sonido, Edición, Pro­ducción, y Televisión y Nuevos Me­dios (esta última se incorporó hace solo tres años).

“Los interesados en ingresar en la modalidad deben tener entre 22 y 28 años, dos años de universidad aprobados en cualquier especialidad, y han de someterse a exámenes de cultura general y de la especialidad por la que optan. Las pruebas se hacen en sus respectivos países. De 300 a 500 estudiantes solicitan en cada oportunidad, y se seleccionan unos 40”, explica.

“El primer año es de polivalencia, es decir, común para todos, y luego se adentran en las particularidades de cada perfil”, acota.
Cada año, la EICTV recibe a más de 300 maestros de diferentes na­cio­nes, profesionales activos que comparten sus conocimientos con los estudiantes. Según María Julia, “es­te proyecto es único en el mun­do en su concepción y forma de enseñanza”.

Además, se desarrollan otras mo­­­dalidades como los talleres in­ter­na­cionales y los cursos de al­tos estudios.

Sobrepasan los cien premios en festivales nacionales e internacionales, los conquistados por egresados de la institución con su quehacer. Cineastas hoy renombrados se han formado aquí. Así mismo, la EICTV ha merecido múltiples reconocimi­en­tos; entre estos obtuvo en 1993 el premio Roberto Rossellini, en el Fes­tival Internacional de Can­nes.

ENSEÑAR APRENDIENDO Y APRENDER ENSEÑANDO
El venezolano Marco San­tanie­llo fue estudiante primero y actualmente es el coordinador de la cátedra de Fotografía. “La experiencia marca un antes y un después en la vida de quienes pasan por aquí, no solo a nivel profesional y académico, sino también a partir del aspecto humano. En la convivencia diaria se da un intercambio cultural, se generan la­zos y alianzas para el res­to de la vida, pues muchos egresados, in­dis­tin­tamente de los países de don­de son, buscan siempre unir fuerzas y generar proyectos de producción”, se­ñala.

“Desempeñarme como docente ha resultado un nuevo aprendizaje. Ha sido no solo la oportunidad de multiplicar conocimientos, sino de aprender de lo nuevo que torna ca­da uno de los oficios del cine, pues todo avanza a una velocidad tan ver­tiginosa que es necesario actualizarse constantemente. Venimos a en­señar aprendiendo y a aprender enseñando”, agrega Santaniello.

“La combinación de teoría con práctica es permanente y constituye la base de la filosofía educativa que defendemos; aquí lo de aprender a hacer, haciendo, se aplica en todo momento”, precisa.

La cienfueguera Laura Conyedo cursa el tercer año de Guion, y en el momento de nuestra visita se en­contraba inmersa en la realización de la tesis de grado. “Estar aquí ha sido una oportunidad única, el centro tiene un rigor académico y una enseñanza con la cual vas a vivir el resto de tu vida; es una puerta al mundo, al poder compartir y ver lo que piensan jóvenes de otros lugares, nutrirte de eso, y a la vez aportar enseñanzas de nuestro país, y usarlo todo para un hecho artístico, para completar una estética, una manera de ver el mundo, de filmarlo, de escribirlo, y de grabarlo en sonido”.

Mientras, Akley Olton, de San Vi­cente, estudia Fotografía; lo en­contramos trabajando en su ejercicio de primer año. “Hay mucha apreciación para el arte en Cuba, en mi país es diferente; soy de los primeros en comenzar este camino en el cine, y para mí es un privilegio te­ner esta oportunidad”.
La escuela es “un convento de cine”, decía Gabriel García Már­quez; mientras, Julio García Es­pi­nosa afirmaba, es “una Isla dentro de una Isla”; y precisamente es eso, un lu­gar tranquilo, donde los mu­chachos están concentrados en lo que deben hacer, ilustra María Julia.

Y es que, quienes crecen como profesionales en este sitio, no desisten ni un momento en el empeño de darle vida a sus ideas en la pantalla, de llevar sus historias a imágenes, de hacer… cine y televisión.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario