Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Más de 60 países reconocen el legado de Chávez en el IX Congreso Internacional de Educación Superior

CongresoInternacionaEducacionSuperior

“Evocar el compromiso social de Chávez es evocar a las causas justas”, así inició el homenaje a Hugo Chávez, realizado en La Habana, Cuba, en el marco del IX Congreso Internacional de Educación Superior.

A la reunión asistieron el vicepresidente para el Área Social y Ministro del Poder Popular para la Educación (Mppe), Héctor Rodríguez Castro, y el Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria (Mppeu), Ricardo Menéndez, quienes presentaron la ponencia denominada “Hugo Chávez y su compromiso social”.

Ambas autoridades describieron en su discurso el papel de Hugo Chávez como pedagogo, luchador social y como el político que ubicó al ser humano en el epicentro de las políticas públicas, a fin de garantizar la mayor suma de felicidad social y de estabilidad para su pueblo.

El Vicepresidente para el Área Social realizó un resumen de los logros y metas alcanzadas en 15 años de gestión de Hugo Chávez, entre las que destacó: la reducción de la pobreza; el acceso de la población a los alimentos, bienes y servicios; la distribución equitativa de los ingresos petroleros; el aumento en la inversión social; el incremento de la matricula en los distintos niveles de la educación; la construcción de nuevas universidades y aldeas universitarias y la creación de las misiones sociales, a las cuales calificó como una de las más grandes y sólidas creaciones para combatir la pobreza y sus causas.

“Chávez redistribuyó los beneficios de la renta petrolera que por primera vez no se usaron para beneficio de las minorías históricamente ricas como ocurrió con gobiernos anteriores. Su política económica y fiscal transformó a un país con un índice de pobreza en el año de 1998 de 38% a 24,52% en el año 2011, gracias a la inversión de 551.639 millones de dólares lo que constituye el 66,5% de los ingresos petroleros”, explicó Rodríguez.

El también Ministro de Educación enfatizó en su discurso el rol de las misiones sociales, que han constituido, según explicó, una vía para entregar al pueblo todos aquellos bienes y beneficios que les fueron negados en el pasado y que sirven de puente para garantizar en pleno el acceso de las y los ciudadanos a todos sus derechos sociales; atendiendo cinco ejes definidos como fundamentales: La alimentación, la educación, la salud, vivienda, trabajo y las pensiones sociales.

Ricardo Menendez

Por su parte, el titular de la cartera universitaria, Ricardo Menéndez, dividió su discurso en tres etapas a la que llamó “La revolución de Chávez”.

Comenzó describiendo que la revolución política cuya característica principal fue el valor de la palabra que “se transformó en la honestidad como elemento estructural de su forma de hacer política, dando por cierta una vez designado como Presidente de la República su principal oferta electoral, convocar una Asamblea Nacional Constituyente” aquel año de 1999. Menéndez recordó que el país tuvo el mismo número de elecciones que la democracia representativa en 20 años.

La segunda revolución descrita por el Ministro fue la social, siendo el elemento fundamental los derechos humanos del pueblo, entre ellos la educación. “Venezuela se transformó en una escuela no sólo de técnica sino de valores, de calidad, Chávez tomó cada día una tiza o un papel y enfrentó la exclusión en todo el aparato educativo, asumió la dialéctica del convencimiento de aquella máxima de Rodríguez de aprender a pensar”.

La primicia de Chávez, explicó, fue asumir que la educación no es el elemento enajenante, sino el trabajo liberador, la formación para el trabajo que hace libre a los pueblos. “Cuando hablamos de revolución y si de revolución se trata, es precisamente en el área educativa donde debe haber un proceso mucho más profundo, ahí es donde está la verdadera revolución, es donde se construye o se destruye un pueblo. La educación es propia de la vida humana es un derecho humano esencial”.

En cuanto al área social, Menéndez enfatizó que cualquier investigador social o económico reconocerá en la serie de datos de Venezuela puntos de quiebre: “Por sólo dar un detalle, Venezuela logró recuperar en 14 años las reservas internacionales de cerca de 7.000 millones de dólares en la década de los 90 a más de 30.000 millones de dólares. Antes a la inversión social se le llamaba gasto, y se le dedicaba tan sólo el 36%, hoy en día existe un acumulado del 64% de los recursos, destinados según las últimas cifras 623.000 millones de dólares en los últimos 14 años a la inversión social en el país”.

La tercera revolución, fue definida por el Ministro como la económica: “Chávez asumió la revolución económica, el tercer ciclo de la revolución, el ciclo para hacerla irreversible, para construir las bases materiales y financieras de nuestro socialismo, no se trata tan sólo del control de los medios de producción sino de la esencia de los métodos de gestión, de las relaciones de producción y de la cultura que domina el proceso, de las cuales hay dos vertientes la economía social y la no social siendo la social la economía socialista”.

La máxima autoridad universitaria consideró necesario describir la Venezuela antes de la llegada de Hugo Chávez, para así comparar y apreciar los avances obtenidos en diferentes áreas. “El 20% de la población concentraba un alto porcentaje de los ingresos en Venezuela, la pobreza alcanzó cifras escandalosas, existía una escolaridad del 40%, la tasa de mortalidad infantil superó los 25 por cada mil habitantes, el circulante, la masa monetaria del país era recogido a capricho por el estado en detrimento de los intereses de los sectores populares”.

Prosiguió al expresar que “el Fondo Monetario Internacional demandaba un conjunto de medidas como la congelación del salario, liberación de precios, el incremento del costo del combustible, la privatización de los servicios públicos. Así también calidad de los servicios hospitalarios fue disminuida intencionalmente y se realizó una selección económica de la educación disfrazada de políticas académicas”.

Finalmente, Menéndez se refirió a la batalla económica como la última tarea asignada por el Comandante Eterno: “Esa es la batalla de hoy, cómo hacemos de la educación el ejercito de hombres y mujeres que hagan irreversible una revolución”.

CongresoInternacionaEducacionSuperior-3

 

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario