Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Min-Alimentación remodela y equipa los CDI y SRI del estado Carabobo

Al entrar a las instalaciones del Área de Salud Integral Comunitaria (ASIC) Aquiles Nazoa, al sur de Valencia, las y los pacientes quedan conmovidos con la calidad de la infraestructura y con el personal médico, de enfermeras y de trabajadores que regalan tranquilidad a propios y extraños.

Lejos, en las clínicas privadas, por el mismo servicio prestado en las instalaciones edificadas material y espiritualmente por cubanos y venezolanos, quedan las angustias de los familiares por sacar dinero de donde no hay para cancelar la deuda.

En Aquiles Nazoa se persigue a la gente incluso hasta su casa; no para cobrarle, sino para tomarle la tensión y hacerle exámenes.

Como este centro, existen 47 más en la entidad con galenos a quienes nunca les falta mística y entrega. El Gobierno Revolucionario, por intermedio del Ministerio del Poder Popular para la Salud, mantiene los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y las Salas de Rehabilitación (SRI) con la intención de dar ese trato a las usuarias y a los usuarios.

Sin embargo, desde enero de 2010 hasta la fecha, de manera ininterrumpida, el Ministerio del Poder Popular para la Alimentación también invierte una cantidad importante de recursos en el estado, para dar cumplimento a un plan de reparación y equipamiento en casi todos los CDI y SRI, indicó la responsable de la comisión de salud del Parlamento carabobeño, María Carrasco.

“En 2010 teníamos 45 CDI y 46 SRI por el Ministerio de Alimentación. Hasta ahora se terminaron 28, y hay nueve en ejecución. De estos, Mercal se encarga de los centros Aquiles Nazoa, Las Ferias y El Paito. Por la Corporación CASA están Güigüe Centro, Agüitas, Los Naranjos, Trapichito, El Socorro y La Manguita”, informó la legisladora socialista.

El plan consiste, sostuvo Carrasco, “en atender todas las necesidades de las infraestructuras que tienen más de cinco años funcionando”. Ahora se concreta una inversión, a través de la ley de responsabilidad social, “que suma de 1,5 a 2,5 millones de bolívares fuertes en cada uno de los centros”.

Comodidad y sosiego

Carrasco explicó que el paquete restaurador incluye impermeabilización, “pues hay CDI y SRI que miden más de mil metros cuadrados. También pintura exterior e interior y la instalación, mantenimiento y ubicación de aires acondicionados”.

“Se atienden los sistemas de agua potable y aguas servidas, se concretan reparaciones de ambientes nuevos, para ganar espacios en otros servicios médicos, sin perder la calidad. Se construyen techos, platabandas. Cantidades importantes de pacientes atendidos en estos lugares disfrutan de los retoques que dan un ambiente de amplitud”, añadió la dirigente.

Además de reestructurar los espacios, acotó Carrasco, el Ministerio de Alimentación suministra equipos y enseres como escritorios, colchones, sillas, camas, neveras, papelería, cocinas. Lo propio ocurre con los productos alimenticios requeridos en los puntos de atención.

“Disfrutamos la gracia de contar con Félix Osorio, quien empezó el programa, y del actual ministro Carlos Osorio, quien le da continuidad. Ellos siguen los lineamientos del comandante Hugo Chávez”, agradeció la diputada.

La búsqueda continua de la comodidad y el sosiego de los pacientes, recalcó Carrasco, es el reto de los involucrados y las involucradas en las obras y aportes del Ministerio de Alimentación en coordinación con la cartera de Salud.

Hermandad a prueba

Por su parte, el coordinador del ASIC Aquiles Nazoa, doctor cubano Juan Andrés Mur, refirió que la inversión liderada por la industria alimenticia del Estado en dicha instalación beneficia a 180 personas diarias que acuden al CDI y al SRI.

“Todas las terapias y las atenciones son de alto rendimiento. Sin contar con el punto odontológico y los consultorios populares, de la mano de los miembros de las comunidades organizadas en los sitios adyacentes”, precisó Mur.

“Hay una óptica popular, donde se ha facilitado los lentes a los pacientes con peticiones atrasadas desde hace algunos meses. Contamos con servicios de endoscopia, electrocardiograma, ultrasonido, sala de terapia intensiva con tecnología de última generación. Una sala de medicina de cinco camas, la de terapia con cuatro. Un departamento de cura para cualquier eventualidad”, especificó.

Entre el CDI y el SRI laboran 54 cubanos y 31 venezolanos. “Diariamente llegan de una a dos personas con problemas con las clínicas privadas. Muchos necesitan el servicio de terapia con el material que ello requiere y los sacan de los hospitales privados porque se les acabó el seguro. Al llegar aquí se evalúa la situación. Se refieren los casos a otro sitio si es necesario”.

Mur subrayó que la diferencia entre las visiones de la medicina reside en que la socialista ve al ser humano como paciente, de forma integral y preventiva, en tanto que el capitalismo observa a la persona como una mercancía.

Comunidad saludable

A juicio de la lideresa social, María Ochoa, las comunidades y los médicos de los CDI y SRI trabajan juntos para devolver al soberano la dignidad arrebatada por los gobiernos de la Cuarta República. “Por supuesto, de la mano de nuestro Libertador de la época, Hugo Chávez”.

“Como pueblo nos sentimos satisfechos por el compromiso de la Revolución con las comunidades. Hemos visto que el proceso de verdad llega al pueblo. El poder lo asumimos con las contralorías sociales”, relató Ochoa.

Ochoa expresó que la comunidad ha conseguido con médicos y doctores “una forma diferente de pensar”. Ellos se entregan para “que nosotros seamos felices y saludables. Los médicos de antes estudiaban para hacerse millonarios. Los de Barrio Adentro, no”.

“La misión Barrio Adentro se dignifica con los médicos integrales. Ellos trabajan 24 horas, nos visitan en nuestras casas. Eso no pasó nunca antes porque el sistema público de salud de la Cuarta República fue abandonado para crear las clínicas que hoy abundan por allí”, reflexionó la luchadora popular.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario