Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Playa Girón demostró que podemos derrotar las pretensiones de EE.UU.

e32076ac-9fcb-405b-b469-4ca15385aa06

Relata el comandante Fidel Castro en su texto La Batalla de Girón, que la situación aquella mañana del 17 de abril de 1961 era demasiado tensa, apenas transcurrieron 48 horas del bombardeo a bases aéreas por parte de aviones de guerra norteamericanos y esa misma madrugada fue el desembarco de 1.500 mercenarios entrenados por EEUU.

Llegaron por la Ciénaga de Zapata, al suroeste de la isla, en la provincia de Matanzas, con el objetivo de tomar una cabeza de playa para instaurar un gobierno provisional que en 72 horas le allanaría el camino a una invasión estadounidense, con apoyo de la Organización de Estados Americanos. En ese mismo lapso previsto fueron derrotados.

Combatir y detener la invasión a Playa Girón fue un importante logro militar de la naciente Revolución Cubana, al implementar la asertiva estrategia de la acción popular, señala Dagoberto Rodríguez Barrera, embajador de la República de Cuba en Venezuela, a propósito de los 59 años de esta agresión contra el país caribeño.

En entrevista concedida a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), el diplomático resaltó los acontecimientos sobre esta acción mercenaria derrotada por las Milicias Nacionales Revolucionarias y las Fuerzas Armadas de Cuba.

“Aplastar entonces a los invasores en el menor tiempo posible. Como se conoce en apenas 72 horas, un poco menos de 72 horas, la invasión fue aplastada. Para Cuba este tiempo, esta velocidad con que se aplastó la invasión era fundamental, era decisiva, para poder enfrentarse y derrotar el plan de los Estados Unidos”, señala.

Coincide con la interpretación de muchos historiadores y políticos latinoamericanos en que el fallido intento de invasión mercenaria a Cuba por Playa Girón, fue la primera gran derrota de una acción militar en Latinoamérica financiada y apoyada por Washington.

“Buscaban la derrota de la naciente Revolución Cubana. Ellos pretendían con esta acción militar poder extirpar el ejemplo que significó para los países de América Latina y del mundo el triunfo de la Revolución Cubana”, comenta.

La acción militar les permitía apoderarse de una fracción de territorio cubano, instaurar un gobierno provisional que habían preparado en EEUU y propiciar un cambio de gobierno, lo que remarca como una política oficial estadounidense.

Rodríguez Barrera, quien posee maestría en Defensa Nacional por el Colegio de Defensa Nacional de La Habana, afirma que las consecuencias esta derrota a las fuerzas de Washington y la CIA (Agencia Central de Inteligencia) en Playa Girón, derivó en el recrudecimiento de todas las formas de agresión contra Cuba.

A partir de entonces EEUU impulsó la guerra mediática, psicológica, paramilitares, sabotaje económico, asesinatos selectivos, subversión interna, más de 600 planes de magnicidio contra Fidel Castro, además de guerra bacteriológica, piratería y terrorismo, sobre la base de un férreo bloqueo económico.

Victoria moral

El embajador destaca que EEUU fracasa continuamente en estos intentos y lo relaciona con que la esencia de la victoria cubana fue de carácter moral, una victoria de las ideas, más allá de lo que significó en el ámbito militar.

“Hoy lo que se libra básicamente frente a toda estas agresiones del Gobierno de los Estados Unidos, es antes todo una batalla moral, que ya el pueblo cubano la ha ganado ampliamente desde hace mucho tiempo, desde las propias arenas de playa Girón”, comenta.

También destaca el diplomático el rol del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, quien estuvo al frente de batalla, junto a quienes lucharon por la defensa de su soberanía y autodeterminación.

“Cuando se suceden las primeras acciones, varias horas antes de la invasión, el bombardeo de aeropuertos en La Habana y en Santiago de Cuba, Fidel convocó a todo el pueblo de Cuba y particularmente al de La Habana, al entierro de las víctimas de estos criminales bombardeos, en ese momento Fidel proclama el carácter socialista de la Revolución”, narra.

Luego Fidel se pone al frente del pueblo convertido en milicias y se dirigen al frente de combate. “En ese momento preciso no se sabía por dónde se iba a producir la invasión, pero unas horas después ya se conoció, y Fidel estuvo ahí presente en la arenas de playa Girón, en el enfrentamiento a los invasores”.

En Playa Girón el pueblo unido no se enfrentó únicamente al enemigo externo en su agresión, sino a los enemigos de la patria.

“En cada ciudad, en cada pueblo de Cuba las Milicias Nacionales Revolucionarias, el pueblo uniformado se moviliza, enfrenta a los traidores, enfrenta a los vende patria y los controla de manera tal, que al momento de producirse el triunfo, 72 horas después, no solamente se había derrotado a los invasores sino también a la contrarrevolución interna”.

Una lección de independencia

Concluye Rodríguez Barrera que actualmente cualquier acción militar de EEUU contra Cuba u otras naciones libres del continente no cuenta con un escenario propicio.

“El contexto internacional lo que demanda es solidaridad, lo que demanda es cooperación entre los países y los pueblos, lo que demanda es paz, tranquilidad para construir el futuro que necesitan nuestros pueblos, lo que se necesita hoy es que trabajemos en conjunto para preservar este planeta en el cual vivimos”, advirtió.

Para finalizar, el embajador evocó el significado simbólico de unión que se mantiene desde aquel heroico triunfo revolucionario de Playa Girón.

“No solo hablamos de lo que significa para Cuba, sino lo que significa para toda Nuestra América. Esa gran victoria del pueblo cubano fue una victoria de la justicia, una victoria de la moral, una victoria de los sueños de paz, de independencia, de soberanía, del pueblo cubano y de los pueblos del mundo”, resaltó.

“Esa sigue siendo la lección hoy, que sí se puede”, reafirma, “Se pueden derrotar los intentos del Gobierno de EEUU por imponernos sus sistema, por imponernos su modelo, por tratar de imponer en nuestros países su visión de rapacidad en este mundo, su visión guerrerista para conseguir sus afanes dominadores en este mundo”.

“Sí se puede derrotarlos, sencillamente si estamos unidos. Si todos los que aspiramos y soñamos a un mundo diferente, a construir en nuestros países, países de justicia, países de paz, países donde la solidaridad sea lo que mueva nuestra almas. Girón nos dice todos los días que sí se puede”, aseveró.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario