Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Presentan en La Habana La Piel del Lagarto, cuentos de Jorge Rodríguez

Presentacion libro de Jorge Rodriguez en La Habana

“Fábulas nacidas de sensaciones”, son los cuentos del intelectual venezolano Jorge Rodríguez Gómez, literatura que su colega cubano Abel Prieto Jiménez valoró como revolucionaria, por lo que dice y en cómo lo dice.

Prieto, destacada personalidad de la cultura de Cuba, y asesor del presidente Raúl Castro Ruz, tuvo a su haber la presentación en La Habana del libro La piel del lagarto. Cuentos reunidos, de la autoría de Rodríguez, al atardecer de este viernes, en la Casa Museo Simón Bolívar en La Habana Vieja.

Conociendo apenas el bregar literario de su autor, pero sí profundamente la obra política que Rodríguez inició como luchador universitario hasta estos días, como Alcalde chavista de Caracas, resaltó que pocas veces coincide, por más que se desee, el talento humano en ambas funciones. “Tenemos aquí a un hombre valiente, revolucionario, que al mismo tiempo es un gran narrador”, afirmó.

El también exministro de Cultura cubano, confesó su pasión por los cuentos leídos, y pudo hacer entender a los presentes su tesis de que La piel… se inscribe dentro de la gran literatura venezolana y latinoamericana, y recapituló que Rodríguez es una voz nueva –“no se va a olvidar con facilidad su lectura”.

Explicó que no se trata de un libro abrupto “y sí bien pensado y con oficio, si bien un texto con dolor pero sin sensiblería”.

Presentacion libro de Jorge Rodriguez en La Habana

“No tiene nada que ver con los García Márquez de hoy pasados por agua, sentenció–, ni con los libros que ofrecen hoy en los aeropuertos para leer en los aviones y que al terminar el viaje hemos olvidado.”

Asimismo, Abel Prieto destacó la ironía de Rodríguez para mostrar, entre otros asuntos, la falsa izquierda, o por aquellos que se formaron para ayudar al prójimo y en cambio se valen de ellos como mercancías. “No hay un atisbo de panfleterismo ni de literatura chatarra”, destacó el presentador. “Estamos hablando de literatura en serio.”

Por su parte, Jorge Rodríguez, actual Alcalde del municipio Libertador, de Caracas, líder del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), y hoy jefe de la campaña de su tolda para las próximas elecciones parlamentarias; exteriorizó vergüenza al presentar su obra en la Casa Museo Simón Bolívar, dos días después y en el mismo lugar en que el margariteño Gustavo Pereira (“el más grande poeta vivo venezolano”, dijo) lanzara su texto sobre la Carta de Jamaica, escrita por El Libertador.

El político socialista también reveló su cortedad al saber que Abel Prieto valoraría su libro, “pero siempre dice lo que lo piensa, por tanto perdí el temor y no tengo más que agradecerle sus elogios”.

Aun así, contó algunas anécdotas que ilustran cómo su obra ha sufrido continuadas críticas por su realismo y lenguaje.

“En todo caso, estos cuentos son sensaciones  donde el poder omnímodo se impone sobre los más vulnerables”, meditó, y explicó que esto es más visible en los hospitales de su país, mundillo que bien conoce por haber ejercido la especialidad de psiquiatría.

En la actividad convocada por la embajada de Venezuela en Cuba, y encabezada por su embajador Alí Rodríguez Araque,  estuvieron presentes diplomáticos venezolanos y de otros países, intelectuales venidos de Venezuela y cubanos – entre ellos, Ricardo Alarcón de Quesada, también asesor del presidente de la Isla– quienes siguieron en las líneas de sus ejemplares impresos la ojeada que Jorge Rodríguez ofreciera de algunos cuentos.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario