Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Presidente Obama tiene en sus manos libertad de cinco antiterroristas cubanos

Los familiares, el presidente de la AN y el embajador de Cuba en Caracas colocaron una ofrenda floral en la plaza Bolívar

Los ojos de Olga Salanueva enrojecen cuando habla de su esposo, René González; no son lágrimas de dolor, sino de indignación. Pero la voz no se le quiebra para increpar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que ya basta de juicios amañados; y reiterar que llegó el momento de otorgarles la libertad plena a los cinco antiterroristas cubanos presos en la nación del norte. “No queremos más juicios. Basta de juicios. Lo que hace falta es la libertad”, solicitó Salanueva.

El 12 de septiembre es un día malo, duro, para las familias de Fernando González, René González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, cinco antiterroristas que investigaban en Estados Unidos los planes violentos contra la República de Cuba organizados desde Miami. Tal día como ayer, hace 13 años, Los Cinco (como se les conoce popularmente) cumplieron 13 años de encarcelamiento en Estados Unidos.

La abogada de la causa, Nuris Piñero, recalcó -en rueda de prensa en Caracas- que la libertad de los cinco antiterroristas está en manos, directamente, del presidente Obama. Le toca a él, enfatizó Piñero, decidir cuál es la vía legal para poner fin al encarcelamiento. “Este es un caso político”, precisó.

Graciela Ramírez, coordinadora del Comité Internacional por la Liberación de Los Cinco, exigió al presidente Obama que utilice alguno de los recursos que lo facultan para otorgar un perdón ejecutivo, un indulto “o cualquier medida que ponga fin a esta injusticia”.

Consultada por periodistas acerca de si, como familiares, están planteando el canje por el espía estadounidense Alan Groos, detenido en Cuba, la abogada aclaró que los familiares de Los Cinco no pueden hablar en nombre del Gobierno cubano. “Estamos reclamando justicia para Los Cinco en estos 13 años de detención arbitraria”, puntualizó.

DETENCIÓN ARBITRARIA

La detención de Los Cinco es arbitraria, y así lo determinó el Grupo de Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, recalcó la abogada Piñero. No se han respetado las garantías del debido proceso y del derecho a la defensa “en un país que dice respetar esos derechos humanos”.

El proceso legal todavía no concluye, y puede decirse “que es uno de los más largos” dentro del sistema judicial de Estados Unidos. “Se ha violado todo. Se ha violado el más elemental derecho que tiene una persona sujeta a un proceso penal por el solo hecho de haber decidido no declararse culpable e ir a juicio”, resumió.

Piñero aclaró que Los Cinco no quisieron declararse culpables siendo inocentes, aun cuando esto les hubiese reportado algún beneficio legal; en cambio, optaron por esclarecer la verdad material. “Por esa razón fueron a juicio, y por esa razón fueron condenados”.

Sobre los hombros de Gerardo Hernández Nordelo pesan dos cadenas perpetuas más 15 años. En su caso se interpuso un procedimiento extraordinario de apelación, para que el tribunal que lo juzgó el primera instancia aprecie un conjunto de evidencias que no fueron entregadas por la Fiscalía cuando se sostuvo el juicio”. Esas evidencias, sostiene la abogada, ratifican la inocencia de Hernández Nordelo.

El Gobierno de Estados Unidos “le pagó a un grupo de periodistas y le entregó información del caso, para desvirtuar la verdad” sobre la causa; paradójicamente, en los 13 años del caso, Los Cinco ni sus abogados “recibieron esa evidencia”, criticó.

De acuerdo con la abogada, con este proceso no sólo se violan los derechos de cualquier persona sujeta a un proceso criminal, sino que también se violentan los derechos de las familias. “Cualquier ser humano sancionado o detenido tiene derecho a sostener encuentros familiares, pero en el caso de Los Cinco, ese derecho de obstaculiza, se mutila, porque no solamente depende del otorgamiento de una visa”.

También se priva a Olga Salanueva y Adriana Pérez (compañera de Gerardo Hernández) de poder visitar a sus esposos.

SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

El 12 de septiembre marca “una verdadera infamia cometida contra cinco inocentes, contra cinco familias, contra un pueblo, contra los latinoamericanos y caribeños”, manifestó Graciela Ramírez.

Ramírez calificó algo escandaloso que, mientras Los Cinco cumplieron ayer 13 años de cárcel injusta, “los criminales de nuestros pueblos, los Posada Carriles”, las organizaciones terroristas afincadas en Miami “siguen abiertas, siguen legales, siguen manteniendo sus cuentas bancarias manchadas de sangre, siguen planificando acciones terroristas”.

Se refería a Luis Posada Carriles, prófugo de la justicia venezolana y responsable del atentado terrorista contra un avión de Cubana de Aviación, en 1976.

La activista considera incomprensible que los cinco antiterroristas continúen en prisión. “Esto es lacerante, es inmoral. Nos lacera, nos parece inmoral y un peligro para el futuro de nuestros pueblos”.

El caso de Los Cinco debe ser tomado, advirtió Ramírez, como un alerta para América Latina, porque quien intente “defender los derechos de su pueblo, la soberanía de su pueblo, la integridad de su gobierno o de sus dirigentes” puede ser encarcelado, y su familia sometida a la violación de todos los derechos.

“La gran pregunta que nos hacemos nosotros es: ¿tienen nuestros pueblos derecho a defenderse del terrorismo? ¿Tienen nuestros pueblos, pequeños o grandes, en vías de desarrollo, con recursos o sin ellos” el derecho “a defenderse del terrorismo? ¿Tienen derecho a la paz? ¿Tienen derecho a la dignidad? ¿Tienen derecho a vivir sin el peligro de que estalle una bomba en medio de una conferencia de prensa?”, se interrogó.

Ramírez comparó el caso con el de Nelson Mandela, quien estuvo encarcelado durante varios lustros por denunciar el régimen del Apartheid en Sudáfrica.

LIBERADO A MEDIAS

A Olga Salanueva le ha tocado vivir en Venezuela dos momentos importantes del proceso de Los Cinco. El primero, en 2005, “cuando se recibió la noticia de que los tres jueces del onceno circuito de Atlanta habían decidido que se debía hacer un nuevo juicio, y que se había revocado la sentencia de los compañeros. Ese día pensamos que toda esta locura, esta tormenta, este dolor, este sufrimiento había cesado”. El segundo, ayer lunes 12 de septiembre, cuando conmemoraron -con una rueda de prensa en la Casa Amarilla, la ofrenda floral en la Plaza Bolívar y otras actividades- los 13 años el encarcelamiento de sus seres queridos.

Salanueva no puede contener la indignación porque 13 años “es mucho tiempo en la vida de cualquier ser humano, pero cuando se trata del encarcelamiento” de cinco personas que dejaron atrás sus sueños personales para luchar por la vida de un pueblo, “es una injusticia de un tamaño que no se puede medir”.

Su esposo, René González, cumple 85% de su sentencia el próximo 7 de octubre. Por ser ciudadano estadounidense tiene derecho a una libertad supervisada, detalló, pero debe estar en territorio estadounidense por lo menos tres años más, en condiciones que sus seres queridos no conocen. “Sólo sabemos que debe estar en el sur de la Florida”, donde los cinco antiterroristas bregaron para detectar los hechos violentos organizados desde Estados Unidos contra Cuba.

Pero incluso, cuando logre la libertad plena, no podrá acercarse a los lugares frecuentados por personas dedicadas al crimen organizado, acotó.

Para Salanueva, el próximo paso es conseguir que René González retorne a su patria, ya que cumplió la sentencia completa. Ella está convencida de que Estados Unidos quiere castigarlo a él y a su familia. “No le perdonan que, cuando se le invitó a ser testigo de la Fiscalía en contra de sus cuatro compañeros, se negara a hacerlo”, aseguró.

Salanueva también ha sufrido en carne propia la represión del sistema judicial estadounidense. “A mí me llevaron a prisión; allí me tuvieron tres meses, a pesar de ser la madre de dos niñas que quedaron sin amparo”, relató. Después, fue deportada, y se le negó la visa para poder visitar a su pareja en estos 13 años.

De cualquier manera, René González regresará a su casa “no porque se le haya otorgado un beneficio, sino en cumplimiento de la sanción que se le impuso”, recordó.

LA CONDENA DEL SILENCIO

Sobre Fernando González, René González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández pesan no sólo duras condenas. También, el castigo del silencio mediático.

“Esto es negado también por los grandes medios de prensa”, denunció Graciela Ramírez, coordinadora del Comité Internacional por la Liberación de Los Cinco. “Es negado porque es un bochorno reconocer 50 años de agresiones y atentados terroristas contra una nación (Cuba) que jamás agredió a nadie, que jamás invadió a nadie”, indicó.

Pocos medios reseñan que 10 Premios Nobel de la Paz han pedido la libertad de Los Cinco. “Ellos se dirigen, como Premios Nobel, a ese otro Premio Nobel que es Obama, y le dicen que están esperando su firma”.

Si los medios de comunicación hubiesen estado “a disposición de nosotros para divulgar esta injusticia, ya Los Cinco hace mucho que estuvieran en casa”, afirmó Olga Salanueva. La realidad es que ha habido “un gran silencio de la gran prensa”.

Magali Llort, madre de Fernando González, reiteró que es necesario que los medios de comunicación constantemente hablen sobre el caso y pidan que se haga justicia. Esto, “para ver si llegamos a los medios de Estados Unidos, donde ha habido un absoluto silencio”; salvo en Miami, donde se creó un clima de opinión pública favorable al encarcelamiento.

POSTALES PARA LA CASA BLANCA

A escala mundial continúa la firma de postales que serán enviadas a la Casa Blanca para demandar al presidente Barack Obama que libere a Los Cinco. Y para que, mientras ello ocurre, le otorgue las visas a Adriana Pérez y Olga Salanueva que les permitan visitarlos en Estados Unidos.

“Las tarjetas han sido traducidas al alemán, al ruso, al árabe, al francés, al italiano, al portugués, al inglés”, enumeró Graciela Ramírez.

Del 12 de septiembre al 6 de octubre se llevarán a cabo algunas iniciativas por la liberación de Los Cinco. Esto incluye la conmemoración de hechos como el asesinato del excanciller Orlando Letelier y Ronnie Moffit; y el atentado de Luis Posada Carriles y Orlando Bosch contra un avión de Cubana de Aviación, que mató a 73 personas.

TODO EL APOYO DE LA PATRIA DE BOLÍVAR

GracielaGraciela Ramírez, Nuria Piñero, Magalí Llort y Olga Salanueva en la Casa Amarilla

Estados Unidos protege a terroristas “y les niega el derecho a la libertad, a un proceso justo, a los cinco patriotas cubanos que son un ejemplo a seguir”, indicó el canciller venezolano, Nicolás Maduro, en declaraciones a los medios antes de empezar el acto en solidaridad con Los Cinco efectuado en la tarde de ayer en el Teatro Principal de Caracas.

Maduro comparó esta causa con la del activista antiapartheid sudafricano, Nelson Mandela, y ratificó que Venezuela mantendrá su solidaridad con Los Cinco. “Cuente el pueblo cubano, sus familiares y los cinco héroes con que tienen el respaldo, la compañía, hasta la victoria”.

El canciller ratificó la solidaridad del presidente Hugo Chávez y de todo el pueblo. “Más temprano que tarde esta lucha será coronada con su liberación”.

“Es una detención típica del fascismo”, denunció Fernando Soto Rojas, presidente de la Asamblea Nacional. Estados Unidos “cada vez mas tiene como política el fascismo y la guerra”. Sin embargo, “se va a ir levantando poco a poco un movimiento de carácter mundial por Los Cinco”.

Correo del Orinoco
T/ Vanessa Davies
F/ Luis Franco y Hector Lozano

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario