Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Publican diario inédito de Alejo Carpentier

 

Diario (1951-1957) Alejo Carpentier.

De “verdadero acontecimiento cultural” calificó la doctora Graziella Pogolotti la publicación del Diario de Alejo Carpentier —Premio Miguel de Cervantes 1977— escrito en Venezuela entre los años 1951-1957. La obra fue presentada ayer, día del nacimiento del escritor, en la Fundación que lleva su nombre.

El referido diario fue escrito entre las etapas de la creación de Los pasos perdidos y El siglo de las Luces y lo elabora en medio del trabajo cotidiano en la radio, la publicidad y otros quehaceres profesionales.

La doctora Pogolotti, presidenta de la Fundación, explicó ante el numeroso público que concurrió a la presentación, que Alejo siempre había sido remiso a las confesiones personales y que no se sabía de algún diario íntimo hasta que fue encontrado el texto en su papelería, aún no revisada y estudiada en su totalidad. Es un texto singular donde se conoce cómo el autor escribe y reescribe su extraordinaria obra literaria.

El Diario revela la diversidad de sus lecturas, el tiempo que también dedica a la música en medio de su bregar cotidiano, así como numerosas anécdotas y vínculos con personajes de la cultura y amigos entrañables.

Entre innumerables observaciones de su propio trabajo literario aparecen confesiones como esta:

“Ayer y hoy trabajo sobre la versión definitiva (¿definitiva?) de Los pasos perdidos. Cuando la idea de esta novela se me ocurrió, de modo fulminante, un mediodía en que tomaba un auto de alquiler para regresar a mi casa, me imaginaba que sería un relato de siete capítulos que escribiría en veinte días. Empezándola el 7 de diciembre de 1949 contaba con tenerlo terminado en enero. El libro ha cobrado 40 capítulos y pronto se cumplirán dos años (… )”.

El Diario de Carpentier se complementa con numerosas notas sobre sus novelas y lecturas. Hasta hoy solamente había leído el texto su compañera Lilia Esteban de Carpentier, quien en 1988 escribió:

“Al leer las memorias de Alejo que encontré (1951-1957) comprendí lo que juega el subconsciente en las actitudes o remembranzas del ser humano. Sabía que existía pero no lo había abordado hasta hace unos días como un impulso repentino que me llevó a revisar, releer, buscar en un mundo de papeles que aún me queda por revisar. Allí encontré un sobre amarillo muy sellado con Scotch Tape y el rótulo: no abrir-entregarlo así a la Biblioteca Nacional y firmado por mí. Lo encontré después de la muerte de Alejo al venir a vivir a nuestra casa en La Habana. Apenas lo leí entonces (… )”.

La nota que antecede y los apuntes del autor dan un sabor de descubrimiento y misterio a esta obra de Alejo Carpentier que trata de las cosas más disímiles, desde un accidente de aviación a un pasaje simple, aval del periodista observador que había en él:

“Estuve en Maracaibo hace exactamente dos semanas. Escribí un artículo acerca de la arquitectura hispano-holandesa. Ciudad muy interesante; muy tropical. Algo distinto, con su lago que hace las veces de un mar interior”.

El libro, que contiene un pliego con fotos y facsímiles, corresponde a la Fundación Alejo Carpentier, publicado por Letras Cubanas y será puesto a la venta en breve en las librerías del país.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario