Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Por la ruta del Che, abriendo caminos con Los Cinco

Dario Valenzuela, Juan Tola y Milco Figueroa

Los jóvenes del proyecto Sembrando caminos con Los Cinco, continúan hoy el recorrido en motocicleta, tras las huellas del Che.

Se inicia este viernes 3 de agosto, la última etapa del viaje por territorio venezolano, luego de poco más de veinte días de marcha, iniciada en el Estado de Amazonas, confirma Milco Figueroa:

“Empezamos en Puerto Ayacucho, y poco a poco se ha ido sumando más gente, ha crecido el proyecto y ha cobrado una magnitud que no calculamos, gracias a la solidaridad, y especialmente al apoyo de los compañeros cubanos, y de todos los que luchan en el mundo por la libertad de Los Cinco”.

Al Grupo “Sembrando caminos con los Cinco”, están integrados los argentinos Milco Figueroa, Darío Valenzuela, y Nicolás Bravo, el boliviano Juan Tola y la uruguaya-venezolana Laura Machín.

“Decidimos, justamente, hacer un viaje por América del Sur; y queríamos llevar como bandera de lucha algo que nos permitiera devolver todo lo que nos había dado la Revolución Cubana; para contribuir con un granito de arena por tanta solidaridad y amor del pueblo de la Isla; y entonces, se nos ocurrió, llevar como bandera de lucha la libertad de Los Cinco héroes cubanos”:

Los jóvenes, graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina, (ELAM), en Cuba, suman empeños para movilizar voluntades en el reclamo de justicia para Ramón Labañino, René González, Fernando González, Gerardo Hernández y Antonio Guerrero, condenados en los Estados Unidos hace catorce años.

Milco, Juan y Darío, ya han recorrido en sus motos, unos dos mil kilómetros, desde Puerto Ayacucho; mientras Laura y Nicolás se mantienen en la retaguardia, en las tareas de apoyo.

“Para nosotros, –confiesa el argentino Darío— también era importante llevar adelante la iniciativa, por lo que el Che significa, para Latinoamérica y el mundo”.

Y el boliviano Juan, confirma ese sentimiento: “eso significa bastante, y nos impulsa más a continuar por este camino, en la Batalla de Ideas, como dice el Comandante Fidel”.

Los jóvenes médicos, quienes marchan por la ruta que el Che siguió hace 60 años, salen hoy desde Caracas, para dar continuidad al recorrido suramericano, comenta Darío Valenzuela:

“Ahora pasaremos por el Estado de Vargas, para salir hacia Colombia por Zulia, donde tenemos planificadas otras acciones de solidaridad, actos, encuentros y conversatorios.

“Luego, bajaremos por Ecuador, Perú, Bolivia, y Argentina, donde pensamos hacer un recorrido amplio; después, pasar a Uruguay, volver a cruzar a Argentina, y terminar la travesía en la Patagonia, exactamente en las provincias de Río Negro y Neuquén”.

En la breve estancia en Caracas, Milco, Darío y Juan compartieron con los colaboradores cubanos, de las misiones Cultura Corazón Adentro y la médica Barrio Adentro; ocasión en la que el Embajador de la Isla en Venezuela, Rogelio Polanco, reconoció el gesto de estos jóvenes, quienes “desde la Venezuela Bolivariana, graduados en la escuela convertida en monumento a la solidaridad, se levantan con el espíritu del Che, para hacer un recorrido similar por el corazón de América.

“Esta es la demostración, –aseguró el diplomático cubano—de que hay nuevas generaciones, hijos de América Latina, que llevan la enseñanza de nuestros próceres, y que van con sus títulos de médicos y de revolucionarios de la Patria Grande”.

Desde Caracas, los jóvenes médicos latinoamericanos, continúan el recorrido sembrando la semilla de la solidaridad, por los caminos del Che en Suramérica.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario