Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

Un libro para recordar (+Video)

El libro Antes de que se me olvide, conversación entre el legendario guerrillero y dirigente revolucionario venezolano Alí Rodríguez Araque y la periodista cubana Rosa Miriam Elizalde, prologado —para más señas— por el presidente Hugo Chávez, fue presentado la víspera en esta capital.

El texto fue bautizado (como se acostumbra decir aquí) frente a guerrilleros de los años 60 y 70, otros combatientes de la larga lucha por la segunda independencia de Venezuela y miembros de los diferentes poderes del país, incluido el Popular, como representación del pueblo venezolano.

Ocurrió ante un público en el que estaba concentrada la esencia de la izquierda venezolana, según confesó —al entrar al auditorio del Salón Bicentenario del hotel Alba-Caracas— el vicepresidente ejecutivo de la República Bolivariana, Nicolás Maduro, al periodista y avezado político José Vicente Rangel.

Esa izquierda, apuntó Rangel, «que nunca se rindió».

Al mostrar el volumen de poco más de 300 páginas, el experimentado comunicador social expuso que Rodríguez Araque es una especie de hilo conductor de la historia venezolana en los últimos 60 años (tal vez, más).

Desde joven luchó contra la dictadura de los años 50; fue a la guerrilla y a la clandestinidad, y más tarde estuvo al lado del joven militar Hugo Chávez, tanto en los tiempos de conspiración como en los 14 años de Revolución, recordó Rangel.

Antes de que se me olvide recoge las conversaciones sostenidas en un lapso de más de seis años entre el Comandante Fausto —seudónimo de Araque en tiempos de beligerancia— y Rosa Miriam Elizalde, cuya labor de lúcida y perseverante entrevistadora le permitió construir un texto ya considerado imprescindible para comprender la historia contemporánea local y regional.

Educada profesionalmente en las corresponsalías y la redacción central de Juventud Rebelde Rosa Miriam expuso que este libro es una aproximación a la historia venezolana y continental. Más aun: una visión de futuro de Nuestra América.

Su arquitectura tiene como base a una persona que no solo desafió la historia; sino que, ahora, ha sido capaz de mantener un distanciamiento de los acontecimientos para revelar, teóricamente, más de una clave, a fin de comprender el presente y el futuro de las naciones latinoamericanas y caribeñas.

Chávez o el poder de la sonrisa

Nicolás Maduro, vicepresidente ejecutivo, al cerrar el bautizo de Antes de que se me olvide, comentó que afortunadamente el difícil ciclo posoperatorio del presidente Hugo Chávez —entre diciembre y enero pasado— ya se cerró.

El Jefe de Estado entró en una nueva fase de tratamiento, en el que se recupera y toma fuerzas, anunció.

A él —dijo— no le ha faltado el ánimo, la voluntad, la sonrisa, el brillo de su rostro, el brillo de sus ojos, el mensaje orientador como Presidente del país.

Sobre la actual visita que le hace en La Habana el responsable del Parlamento, Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), reveló: «Nosotros le rendimos cuenta constantemente».

El mandatario —agregó el Vicepresidente— siente un profundo orgullo por el pueblo venezolano; por contar con su apoyo.

Confesó que entre diciembre y enero Chávez estaba muy preo-cupado porque la derecha, con el apoyo del imperialismo, tratara de utilizar los momentos difíciles de esa etapa que estaba viviendo para intentar desestabilizar al país.

Maduro explicó que eso no fue posible porque «el pueblo no le ha fallado a Chávez». Y señaló más adelante: «nuestro pueblo ha tenido confianza en el Gobierno revolucionario», pero sobre todo, «en sus propias fuerzas».

Recalcó que en este duro bimestre, el Gobierno y el pueblo han logrado mantener la estabilidad política, social y económica del país. Sin embargo, enfatizó en la alerta de Chávez sobre que el adversario no solo es la menguada derecha nativa, sino el imperialismo norteamericano.

Recordó así las alertas del líder bolivariano: «no bajar la guardia»; «estar alertas»; ser conscientes de que el mayor enemigo es el Norte; «estar atentos a la traición» (que de ocurrir, sería —en criterio de este redactor— la mayor amenaza).

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario