Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias | Opiniones | Rogelio Polanco Fuentes

Unidos y victoriosos defendamos y ensanchemos la obra común

Palabras del embajador de Cuba Rogelio Polanco en el acto por el XV Aniversario del Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela, Caracas, 30 de octubre de 2015

 

NIcolas Maduro y Rogelio Polanco

Querido Presidente Nicolás Maduro:

 

Compatriotas venezolanos y cubanos:

 

Lo que hoy conmemoramos no es solo el XV aniversario de un acuerdo entre dos gobiernos hermanos, sino la fecha fundacional de toda una epopeya.

Ello solo fue posible gracias a la audacia de nuestros pueblos y a la visionaria idea de dos líderes extraordinarios: Fidel Castro y Hugo Chávez.

Desde su texto primigenio, el Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela nos compulsa hacia el horizonte estratégico de sus fundadores: “Una cooperación que tenga resultados efectivos en el avance económico y social de los respectivos países y la integración de América Latina y el Caribe”.

Fidel lo recordaba por aquellos días en el Palacio Federal Legislativo en ocasión de su memorable visita a Caracas: “Nuestra cooperación con Venezuela se inspira en ideales que van mucho más allá del simple intercambio comercial entre dos países. Son comunes nuestra conciencia de la necesidad de unión de los pueblos latinoamericanos y caribeños y de la lucha por un orden económico mundial más justo para todos los pueblos”.

Han transcurrido quince años de la suscripción de aquel documento que inauguraría una nueva época de integración solidaria en la región y revelaría al mundo lo que son capaces de hacer nuestros gobiernos cuando hay voluntad política y sensibilidad humana.

Desde entonces, 200 mil compatriotas cubanos han venido a la Patria de Bolívar a echar su suerte con los pobres de esta tierra. No ha habido confín de Venezuela donde no hayamos compartido arepas y congrí, o bailado joropo y salsa, o donde no se hayan abierto los brazos cálidos de este pueblo generoso.

A nuestros hermanos venezolanos, el primer homenaje en esta fecha que nos une. Gracias eternamente por acogernos como hijos, y por la firme defensa frente a las calumnias de quienes intentaron en vano demeritar la proeza de ambas naciones.

Ustedes, beneficiarios del Convenio, son los verdaderos protagonistas de tamaña gesta. El millón 790 mil que han aprendido a leer y escribir; el millón 760 mil que salvaron sus vidas; y los muchos millones que han constatado con sus propios ojos el inconmensurable altruismo de nuestras revoluciones por conquistar toda la justicia.

Más allá de los colosales resultados de cientos de proyectos que han contribuido de manera decisiva al desarrollo de ambos países, existe algo difícil de cuantificar: el enriquecimiento humano, cultural, profesional y espiritual que ha aportado esta inédita relación a cubanos y venezolanos.

Durante estos años, hemos sido testigos de la creación y consolidación de una de las ideas más revolucionarias y avanzadas de la época contemporánea: las misiones sociales, erigidas por la genialidad humanista del Comandante Chávez y continuadas por la lealtad del Presidente Maduro.

No ha habido ámbito de la vida económica y social de nuestros países que no hayan recibido el aporte del Convenio: salud, educación, cultura, deportes, ciencia, tecnología, agricultura, alimentación, industria, energía, construcción, transporte, comercio, informática, comunicaciones, electricidad, y tantos otros, donde quedará por siempre la huella de esta alianza estratégica.

Queridos compatriotas:

Un día como hoy, reafirmamos nuestro respaldo inquebrantable a la Revolución Bolivariana frente a las amenazas imperiales y a los intentos por socavar su independencia y soberanía, borrar sus maravillosas conquistas sociales y mellar la unidad cívico-militar que las sustenta y las defiende.

Reciba, entrañable amigo, Presidente Nicolás Maduro, y a través suyo el Gobierno Bolivariano y todo el pueblo venezolano, el abrazo y la felicitación fraterna del Presidente Raúl Castro por el XV aniversario de la firma del Convenio Integral de Cooperación y la seguridad absoluta en que podrá contar siempre Venezuela con la solidaridad de Cuba.

Hace quince años, en aquel discurso ante la Asamblea Nacional, Fidel presagiaba: “Como en todas las épocas de la historia, los hombres sueñan y tendrán siempre derecho a soñar. El gran milagro consiste en que alguna vez las esperanzas y los sueños de este pueblo noble y heroico se conviertan en realidades”.

Presidente: Gracias por permitirnos contribuir modestamente a hacer realidad los sueños y las esperanzas del pueblo venezolano. Aquí está la obra común, defendámosla y ensanchémosla, unidos y victoriosos. ¡Que viva eternamente la hermandad revolucionaria entre Cuba y Venezuela!

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario