Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Noticias

ZunZuneo sigue zumbando

Raúl Moas (al centro), director ejecutivo de Roots of Hope, habla en un evento llamado Hackathon de Cuba en Miami.

Nuevas revelaciones sobre la actividad de ZunZuneo fueron expuestas este martes por la agencia noticiosa AP, que a principios de este mes reveló el programa secreto de la Usaid destinado a incidir en Cuba para debilitar al Gobierno de la nación caribeña.

AP expone que los organizadores  del llamado «Twitter cubano» establecieron contactos entre contratistas y potenciales inversores e incluso fungiendo como consultores pagados.

Entrevistas y documentos obtenidos por la AP, asegura la agencia noticiosa, indican que los organizadores se acercaron a principios de 2011 a «los líderes de la organización Roots of Hope (Raíces de Esperanza) para ver cómo tomaba el control del microblog ZunZuneo para que pasara a manos privadas».

Agrega que pocos inversionistas se mostraron dispuestos a financiar esa actividad, «así que los miembros de Roots of Hope abandonaron la idea, pero por lo menos dos personas en su consejo directivo pasaron a trabajar como consultores».

Resulta que Roots of Hope es presentada por AP como «una de las organizaciones cubanoestadounidenses más visibles e influyentes».

Chris Sabatini, director senior de política en la organización empresarial estadounidense Americas Society/Council of the Americas, dijo que no le sorprende que de los contratistas de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por su acrónimo en inglés), se hayan acercado a Roots of Hope sobre el proyecto ZunZuneo, dadas las grandes sumas de dinero que la Usaid tiene disponibles y el número limitado de grupos innovadores y expertos en tecnología que trabajan en temas sobre Cuba.

La revelación sobre Roots of Hope, dice AP, «llega en un momento delicado», cuando esa organización está tratando de ayudar a desarrollar un nuevo proyecto de medios «independientes» en Cuba, aunque Matt Herrick, vocero de Usaid, se abstuvo de dar nombres de las personas empleadas por su contratista, pero dijo que Raíces de Esperanza no aportó dinero ni firmó contratos relacionados con ZunZuneo ni con ningún otro proyecto.

No obstante, documentos obtenidos por la AP reflejan una intensa participación de miembros de su junta directiva en determinados momentos del proyecto.

Cuando se le preguntó si contratistas de la agencia habían hecho propuestas a los líderes de Raíces de Esperanza, Herrick se limitó a decir que «el proyecto buscó atraer inversiones privadas para financiar la iniciativa luego de que Usaid dejó de aportar fondos, pero nunca se identificó la inversión privada».

Mientras tanto, otros dos activos miembros de Raíces de Esperanza, Chris Gueits y Raúl Moas, comenzaron a trabajar para Mobile Accord, otro contratista del proyecto. Moas, quien es contador público, era un voluntario de Raíces de Esperanza que se sumó a su junta directiva en agosto de 2011. Gueits también estuvo en la junta directiva ese año.

Durante unos tres meses, Moas participó activamente en el programa de ZunZuneo, evaluó algunos de los ensayos con mensajes de texto del proyecto enviados a personas en la Isla y entabló contactos con posibles inversionistas, según documentos.

Moas y Raíces de Esperanza —fundada por estudiantes cubanoamericanos de Harvard— se abstuvieron de hablar para este artículo, dijo la AP. Gueits no respondió a numerosos pedidos de comentarios, pero mencionó su trabajo con Mobile Accord en dos redes de contactos profesionales, menciona la agencia noticiosa, la que también envió mensajes telefónicos y correos electrónicos a Creative Associates y a Mobile Accord que no fueron respondidos.

Una investigación de la AP publicada el 3 de abril reveló que el Gobierno estadounidense había hecho lo posible por ocultar su papel en ZunZuneo, y después de la investigación de la agencia noticiosa, un panel del Senado pidió a la Usaid que entregue todos los archivos relacionados con ese programa, como parte de una revisión más amplia de los proyectos de la agencia dirigidos a la llamada sociedad civil en todo el mundo.

En vistas legislativas llevadas a cabo este mes, se debatió si la Usaid debería embarcarse en proyectos que parecen más dignos de agencias de espionaje como la CIA, puntualizó AP.

También se conoció este martes que el Gobierno de Estados Unidos sometió a revisión un programa para elaborar la tecnología de un sistema de redes ilegales de acceso inalámbrico a internet (WiFi) en Cuba, advierten medios digitales.

Según el reporte, la Usaid aprobó en 2012 la financiación para el Open Technology Institute (OTI) en Washington, encargado de diseñar el sistema de redes ilegales inalámbricas en Cuba, informa PL.

Tales fondos son parte de los esfuerzos de esa agencia —señalada por su  trayectoria injerencista— «para promover la libertad de Internet, la democracia y la sociedad civil en Cuba», dijo Matt Herrick, portavoz.

Commotion, nombre por el cual se conoce el sistema, «no está operativo en Cuba», agregó Herrick, quien subrayó que esta revisión a los fondos de OTI (que expiran en septiembre de 2015) es para saber si tiene consistencia y «logra los resultados esperados».

Dice la prensa que un aspecto extraño del dinero de Usaid es que OTI integra el tanque pensante New America Foundation, con sede en Washington que tiene otra parte, la U.S.-Cuba Policy Initiative, que «favorece una normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba».

Hace dos años, la directora de Initiative, Anya Landau French, escribió en la entrada de un blog que dejó en claro su creencia de «que los programas de Usaid en Cuba han fracasado en muchos de sus objetivos y son en realidad a menudo contraproducentes para cualquiera asociado con ellos».

Un artículo publicado la víspera en la edición impresa del diario The New York Times sacó a flote detalles sobre un sistema similar a Commotion en Túnez, financiado por el Departamento de Estado, y se hace mención a Cuba.

El rotativo afirmó que la red se probó en la ciudad tunecina de Sayada con la participación de académicos y expertos informáticos de esa nación que estuvieron involucrados en el levantamiento de 2011, que derrocó al presidente Zine al-Abidin Ben Ali.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario