Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Granma | Opiniones

53 años de una política genocida

El 6 de abril de 1960 Lester D. Mallory, subsecretario adjunto de Estado para los Asuntos Interamericanos en el gobierno del general Dwihgt (Ike) Eisenhower, recordaba en un memorando a Roy R. Rubottom Jr., entonces subsecretario de Estado Para los Asuntos Interamericanos, el objetivo de las sanciones económicas contra Cuba:

La mayoría de los cubanos apoya a Castro. No hay oposición política eficaz [¼ ]. El único medio posible para aniquilar el apoyo interno [al régimen] es provocar el desencanto y el desaliento por la insatisfacción económica y la penuria [¼ ]. Se deben emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba [¼ ]. Una medida que podría tener un fuerte impacto sería negar todo financiamiento o envío a Cuba, lo que reduciría los ingresos monetarios y los salarios reales y provocaría el hambre, la desesperación y el derrocamiento del gobierno.

El cinismo de esta política hacia Cuba, que ha caracterizado a todas las administraciones estadounidenses, al otorgar siempre vía libre para llevar adelante la guerra económica contra el pueblo cubano, tiene su expresión en lo que hizo entonces Roy R. Rubottom Jr., subsecretario de Estado para Asuntos Interamericanos, cuando al recibir el memorando de Mallory estampó al margen del papel esta lacónica respuesta: “Yes”

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario