Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Opiniones | Rogelio Polanco Fuentes

Actuar como el Che hoy es multiplicar la solidaridad con la Revolución Bolivariana

ROgelio Polanco en homenaje al Che

Palabras del Embajador de Cuba Rogelio Polanco en el Acto de la Asamblea Nacional Constituyente en homenaje al 50 aniversario de la caída en combate del Che (8 de octubre de 2017, Teatro Teresa Carreño, Caracas)

 

Compañero Elvis Amoroso, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional Constituyente,
Compañero Adán Chávez Frías, vicepresidente del PSUV y presidente de la Comisión Permanente de Relaciones Internacionales de la ANC
Hermanos venezolanos, compatriotas cubanos:
“Seremos como el Che”, hemos proclamado con pasión varias generaciones de cubanos durante estas cinco décadas. Desde aquella noche inolvidable en que una marea humana colmó la Plaza de la Revolución y Fidel, con su excepcional capacidad para mostrarnos el futuro, sentenció: “Si queremos expresar cómo deseamos que sean nuestros hijos, debemos decir con todo el corazón de vehementes revolucionarios: ¡Queremos que sean como el Che!”

En esa ocasión, el líder histórico de la Revolución cubana detalló las infinitas virtudes del Guerrillero Heroico: insuperable soldado y jefe, hombre de acción y de pensamiento profundo, de inteligencia visionaria, de honradez suprema, de sinceridad absoluta, de vida estoica y espartana, de extraordinaria sensibilidad humana, con una voluntad de acero y una tenacidad indomable.

Afirmó que el Che es de esos tipos de seres humanos “difíciles de igualar y prácticamente imposible de superar”.

¿Cómo entonces hemos invocado por décadas ser como él?

Parafraseando al destacado intelectual uruguayo Eduardo Galeano: el Che nacedor, cual el horizonte, sirve para caminar.

Millones de seres humanos del planeta hemos caminado junto al Che durante décadas a pesar de los intentos por escamotear sus ideas, por tergiversar su ejemplo, como pretendieron infructuosamente hacer con sus restos.

Hemos caminado junto al Che en la interminable lucha por la justicia; en cada combate contra el imperialismo; cuando reivindicamos la conciencia y los valores morales como principios inviolables en la construcción de un socialismo original y auténtico para nuestros pueblos latinoamericanos.

Ser como el Che hoy es denunciar con absoluta convicción las nuevas guerras imperiales, las insólitas amenazas de destruir naciones enteras, la insaciable voracidad capitalista, el desprecio ante las incuestionables evidencias del cambio climático, la xenofobia excluyente, el ancestral racismo reciclado, el doble rasero en las relaciones internacionales.

Ser como el Che hoy es ser colaborador cubano en las misiones bolivarianas; ser como el Che hoy es integrar la Misión Médica Cubana en Venezuela, altamente reconocida por este noble pueblo encarnado en la valerosa y genuina Asamblea Nacional Constituyente.

Ser como el Che hoy es ser médico integral comunitario de la Misión Barrio Adentro, formado en los valores éticos de una medicina preventiva, sin afanes de lucro y en favor del auténtico bienestar del pueblo. O integrar la Fuerza de Tarea Humanitaria Simón Bolívar, que justamente ha sido honrada también esta tarde con el Premio El Espíritu del Che.

Ser como el Che hoy es resistir y vencer el bloqueo criminal contra la Patria de Martí. Ser como el Che hoy es condenar las arbitrarias, unilaterales e injustas sanciones del gobierno de Estados Unidos contra Venezuela; es rechazar la guerra no convencional con que se pretende derrocar al Gobierno constitucional del valiente y leal Presidente Nicolás Maduro.

Hace 50 años, en su memorable Mensaje a la Tricontinental, el Che llamaba a la solidaridad con el pueblo de Ho Chi Minh y a crear dos, tres, muchos Vietnam.

Vivimos condiciones históricas distintas, pero enfrentamos a un gobierno imperial igualmente agresivo; y como entonces admiramos a  la nación asiática, hoy somos testigo de la ejemplar batalla del pueblo venezolano por su soberanía e independencia, en unión cívico-militar.

Pensar y actuar como el Che hoy es multiplicar la solidaridad irrestricta con la Revolución Bolivariana y chavista: crear muchas Venezuela, un alba de pueblos unidos como valladar infranqueable ante la agresión imperial.

Por eso, proclamemos con más certeza que nunca: ¡Seremos como el Che!

¡Que viva eternamente el ejemplo del Comandante Ernesto Che Guevara!

 

¡Hasta la victoria siempre!

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario