Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Lázaro Fariñas | Opiniones

Adiós al amigo de los pobres

Confieso que no solamente me siento extraño escribiendo estas líneas, sino que me siento sumamente triste. Siempre es triste escribir sobre la muerte de un ser humano, pero aún más si ese ser humano es un verdadero líder, de extraordinaria proyección en la defensa de los desvalidos y necesitados de este mundo.

Ha muerto Hugo Chávez Frías, un líder natural, una persona de buenos y profundos sentimientos, un revolucionario cabal, el más grande defensor de los pobres que ha dado Venezuela; un revolucionario preocupado, un líder solidario que desbordaba fronteras, un amigo, un patriota; un militar que subía a los cerros de sus ciudades y bajaba a las cañadas para hablar con los olvidados, con los desposeídos, un hombre de palabra; un ciudadano ejemplar, el Presidente de los infelices, el constructor de viviendas para los sin techo, el que llenó los barrios más depauperados de médicos, educadores y deportistas, el que creó mercados de alimentos para que comieran los que no podían hacerlo, el curador de enfermos, el fabricador de escuelas y hospitales, de sueños.

Ha muerto Hugo Chávez Frías, y Latinoamérica está triste porque ha muerto uno de sus más grandes líderes de este y el pasado siglo, el que buscó la unión de todos los países de América, aquella que Simón Bolívar, el Libertador, había buscado en su época y no pudo lograr por culpa de los bastardos intereses de las oligarquías locales.

Ha muerto el que ayudó, en un maravilloso gesto solidario, a los países de menos recursos; el que, brincando fronteras, compartió las riquezas de su país con otros que las necesitaban; el que miraba a Latinoamérica como un todo, una comunidad de naciones hermanas.

La muerte de este ser fuera de lo común deja un enorme vacío entre los que queremos lo mejor para nuestros países. Chávez ha muerto, pero solamente en cuerpo. Su espíritu seguirá entre todos los que deseamos que se acaben las injusticias, los que buscamos una sociedad mejor y más justa, en donde los recursos de las naciones no sean acaparados por una pequeña minoría, sino que sean repartidos un poco más equitativamente. Seguirá guiando a su pueblo, para que las conquistas sociales que les ha traído la Revolución Bolivariana sigan su curso; para que los pobres de esas tierras puedan vivir con más dignidad, respeto y con todos sus derechos.

Como cubano y latinoamericano, le digo adiós al Comandante Presidente, adiós al amigo y defensor de los pobres, adiós al líder continental, adiós a Hugo Chávez Frías. Que descanse en paz tu cuerpo, pues a tu espíritu aún le quedan muchos caminos por recorrer y muchos pobres por ayudar.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario