Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Opiniones | Rosa Miriam Elizalde

@chavezcandanga, un monumento a la audacia y la creatividad

Palabras en el acto por los dos años de la cuenta en Twitter del presidente venezolano Hugo Chávez. Caracas, Venezuela, 28 de abril de 2010.

Hace dos años nos enfrentábamos a una noticia difícil de digerir para los transnacionales mediáticas, que no atinaron a responder coherentemente al anuncio de que el Presidente Hugo Chávez abriría su cuenta en Twitter. Hubo de todo: nerviosismos, sarcasmos y dudas de que, efectivamente, el mandatario venezolano fuera quien pudiera hablar detrás de aquel @chavezcandanga anunciado. La reacción histérica de la oposición, que presentía la debacle que sobrevendría en un predio donde hasta entonces reinaba, tampoco se hizo esperar.

Solo tras el anuncio de Diosdado Cabello de que el Presidente abriría la cuenta y sin emitir aún el primer mensaje, @chavezcandanga ya tenía cuatro veces más seguidores que el que tuvo esa misma semana el vocero de la Casa Blanca, el usuario a través del cual hablaba la oficina de Barack Obama. Desde entonces y hasta hoy, 24 meses después de aquel “Epa, qué tal?” de la madrugada del 28 de abril de 2010 y con casi 3 millones de seguidores, Hugo Chávez ha mantenido un ritmo impresionante de crecimiento en esta red social, que lo convierten en realidad en el Presidente con mayor popularidad, si se tiene en cuenta la audiencia real en la que impacta.

Los usuarios que se expresan en idioma castellano son apenas el 8 por ciento de toda la población de Twitter, frente a un 40 por ciento que lo hacen en el idioma inglés. Estados Unidos, además, aporta casi el 57 por ciento de los tuiteros más activos. Demográficamente hablando no hay otro líder político con similar popularidad a la de Chávez, y tampoco hay antecedentes en todo el universo Twitter de un crecimiento similar frente audiencias afines.

Pero quisiera detenerme en los aportes estratégicos que ofrece  @chavezcandanga a los revolucionarios.

Es obvio, para empezar, que esta experiencia ha derrumbado el mito de que este era el predio exclusivo de la derecha, que empezaba a acostumbrarse a armar sus campañas políticas y sus revoluciones de mentiras utilizando este canal de información. Es la primera que produce un real empoderamiento de un instrumento clave de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, impulsada por un gobierno revolucionario que no solo está interesado en favorecer el acceso a un servicio público,  sino que estimula la participación ciudadana en todas las decisiones de la administración y de la vida política del país, sin intermediaciones.

La expresión del Presidente en la red social es la antítesis de marketing político, esos graves monólogos que vemos en esta red de microblogging alimentados la mayoría de las veces por fraudulentos sistemas automáticos.  En @chavezcandanga se expresa realmente el Presidente, es su voz inconfundible y también una estrategia coherente de extensión y uso social de la red como política de Estado. @chavezcandanga no habría existido sin infocentros, que llegan aproximadamente al 90 por ciento de los venezolanos. Venezuela tiene la mayor tasa de penetración de teléfonos móviles en América Latina, con más de 27 millones de estos artefactos en manos de sus habitantes.  El 35 por ciento de los usuarios de Twitter en el país acceden a la red social por esta vía.

Son datos ineludibles de la voluntad de la Revolución Bolivariana de ofrecer, a través de las nuevas formas de organización social, las redes ciudadanas, el uso democrático, crítico, justo y pacífico de la Internet, lo que abre una gran brecha de esperanza en torno al futuro de la Red de Redes, el principal caballo de batalla político de la era actual, en la medida en que la Internet se ha ido convirtiendo en la infraestructura dominante y el control sobre esta es de vida o muerte en el ámbito económico, científico y militar. Lo advertía en una de sus Reflexiones el líder de la Revolución cubana Fidel Castro, “resolver este dilema (en manos de quién están estas tecnologías) es tan trascendente para el destino de la humanidad como enfrentar la crisis del cambio climático en el planeta, problemas que están absolutamente interrelacionados”.”

@chavezcandanga es también un paradigma de la transparencia. Elimina en la subjetividad del pueblo venezolano a los intermediarios. Aún cuando la comunicación en la red está mediatizada por el elemento tecnológico, para sus usuarios, que perciben y utilizan los artefactos digitales como la extensión de sus propias conciencias, estos entornos están más cerca de la relación cara a cara que la comunicación de masas. La gente siente que se dirige personalmente a él, que llega a la ventana de su móvil o de su computador, que habla con el Presidente. En otras palabras, desdibuja las jerarquías, el papeleo, la rigidez, la despersonalización y otros elementos disfuncionales de la burocracia.

Por sí solo esto supone una ganancia cualitativa en la comunicación entre el gobierno y los ciudadanos, un espacio adicional con el que cuentan los poderes públicos para valorar nuevas perspectivas sobre la administración, mejorar la transparencia en las funciones de gobierno y empoderar a la gente.

El liderazgo del Presidente Chávez en Twitter desborda la experiencia venezolana para convertirse en un referente universal de la práctica revolucionaria. No olvidemos que la izquierda, en toda su historia, ha afrontado el drama de la comunicación y le ha resultado bastante difícil, salvo excepciones, trascender los circuitos en los que gravita su militancia, aquellos encuadrados en las estructuras tradicionales de los partidos y los sindicatos obreros.

@chavezcandanga ha demostrado que se cumple la regla de que los valores que están en red se fortalecen, cualquiera que sea la herramienta social que interconecte a las personas. Si se cuenta por millones los que defienden la solidaridad, la transparencia y la justicia, estos valores se harán más fuertes. Y fíjense si es así, que dos años después del primer tweet de @chavezcandanga, resulta obvio el repliegue de la oposición en este espacio, el humillante puesto al que quedaron relegados sus principales voceros y el vibrante candangueo que sacude la espina dorsal de Twitter cada vez que la derecha maniobra contra la Revolución en Venezuela.

Finalmente, el hecho de que hayamos tomado esta plaza pública no puede hacernos olvidar, ni por un instante, que Twitter no será nunca neutral y nunca será lo nuestro. Colonizar Twitter y otras medios sociales nos permite adquirir una cultura en red y democratizar esos espacios, pero tenemos el gran reto de construir nuestros propios instrumentos, y labrarnos soberanamente nuestros propios caminos, modelando alternativas y dotando a nuestros movimientos de un instrumental científico que nos permita pasar a la ofensiva en el ciberespacio, donde está todavía por crear el Telesur de la Internet.

Se puede hacer, y la prueba es @chavezcandanga, un monumento a la audacia y a la creatividad, un horizonte de posibilidades para la comunicación y la lucha en la llamada Era del Conocimiento que está transformando al planeta.  “Es imposible revolucionar lo injusto sin conocer las claves de cada tiempo, ni rehusando valerse de sus instrumentos transformadores. Twitter, Facebook, You Tube y blogs incluidos”, diría el filósofo y ensayista cubano Eliades Acosta, en un brillante artículo publicado en Cubadebate poco después del nacimiento de la candanga socialista. A mí no me cabe ninguna duda de que si Bolívar o Martí vivieran en esta época, no le regalarían al enemigo ninguna plaza que reúna a millones de ciudadanos, particularmente a los jóvenes, y serían maravillosos tuiteros como el Presidente Chávez.

Y por último, reconozcamos que tenían motivos de sobra los enemigos para el nerviosismo y la histeria. Definitivamente en Twitter, Venezuela ha hecho Historia.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario