Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Ivette Fernandez | Opiniones

Cinco Héroes en la patria de Bolívar

Cinco Héroes en Venezuela

A menos de cinco meses de su excarcelación, o sea, a menos de 150 días de que le fueran devueltos tres grandes de sus hijos a una patria que incesantemente les reclamó, estuvieron los Cinco Héroes Cubanos en la tierra de Bolívar. Mucho hizo el pueblo venezolano y mucho el líder supremo de su revolución Hugo Chávez por una causa de justicia y libertad. Natural era entonces que vinieran juntos los héroes.

Con llaves en los bolsillos y medallas sobre el pecho se regresaron luego a su patria. De Venezuela salieron con las mejillas desbordadas de afecto, sus frentes llenas de bendiciones, las manos inundadas de cariño. De distinciones y órdenes les colmaron, que no es sino la manera que han encontrado los hombres de honrar el alma. Resumiendo: con los corazones llenos se fueron a su patria los héroes.

Anécdotas duras, desgarradoras, terribles, contaron a quienes quisieron compartir sus vivencias. Lo que quedó en sus oyentes, sin embargo, fue la historia un optimismo tenaz, de una fe inquebrantable.

Los hombres más grandes son también los más humildes: por eso homenajearon ellos mismos a la patria de Bolívar y a Chávez, agradecieron a su pueblo, juraron fidelidad a las revoluciones cubana y venezolana.

Emotivos fueron todos los encuentros que sostuvieron, afectuosas todas las ciudades que visitaron, y muy conmovedor, el encuentro con otros compatriotas. De esta última visita, quizás lo más trascendental, fue el homenaje que un niño entendió que debía hacerles,  y para ellos, sin que nadie se lo pidiera, entonó una canción que habla de belleza, amor y patriotismo. Y que, con su sapiencia de seis años, exigió fuera escuchada sin aplausos hasta el final, porque no puede haber homenaje trunco.

O quizás, el recuerdo más estremecedor fueron aquellas lágrimas que no pudieron reprimir quienes entendieron a los héroes cuando hablaron de la añoranza por Cuba, de la nostalgia por los seres queridos, la misma que en otras condiciones, también sienten todos los trabajan fuera de su tierra natal. Hubo allí convergencia de sentimientos, de sueños convertidos en feliz realidad.

O, acaso, la de poder celebrar el cuarto mes de vida del fruto de la historia de amor entre Gerardo y Adriana, quienes, pese a todo, vencieron casi veinte años de distancia y al aún más terrible vaticinio de no volver a estar nunca juntos. Ver a Gema, la hija de ambos, será, quizás, el recuerdo más grato que algunos conserven de la visita de los héroes.

Solo por el hecho de haber estado en Venezuela, no se regresaron completamente los héroes a su patria. Dejaron aquí parte tangible de su heroísmo, de su alegría, de su fidelidad. A un año de su excarcelación, y de constatar el afecto de millones de personas que les admiran, los héroes pueden decir también, que es un poco suya la patria de Bolívar.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario