Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

Ana Teresita González | Opiniones

Desarrollar nuestra contraofensiva informativa para la defensa de nuestras ideas y visiones

Intervención de apertura de la vicecanciller cubana Ana Teresita González

Distinguidos delegados e invitados;

Compañeras y compañeros;

A poco más de un año del anterior evento, les doy nuevamente la bienvenida a La Habana para celebrar el “II Taller de Redes Sociales y Medios Alternativos, nuevos escenarios de la comunicación política en el ámbito digital”, momento para revisar lo que hemos hecho hasta hoy y rediseñar nuestro accionar en las redes sociales, de manera que desde perspectivas diversas, una visión progresista, preocupaciones y voluntades comunes, hagamos frente a las pretensiones hegemónicas que intentan monopolizar el desarrollo y controlar las tecnologías de la información y la comunicación mundial.

Desde el primer taller a la fecha, ha habido un período de aunar esfuerzos, cada uno desde nuestras trincheras, para que se escuchen nuestras voces. Hemos avanzado en la concertación de acciones para denunciar manipulaciones de los grandes medios sobre determinados temas, para contrarrestar campañas mediáticas contra algunos de nuestros países. Hemos dado los primeros pasos para la creación de contenidos. El camino por recorrer aun es largo, pero debemos hacerlo de manera coordinada, para lograr mejores resultados.

Nos acompañan hoy 240 participantes, procedentes de 30 naciones: personalidades, actores, periodistas, twiteros, blogueros, solidarios. Entre ellos 31 representantes oficiales de 13 países: Argentina, Bolivia, Brasil, China, Ecuador, El Salvador, Guinea Ecuatorial, Irán, Nicaragua, Palestina, República Dominicana y Venezuela. Reconocemos el esfuerzo de todos por estar hoy aquí entre nosotros. Nuestro cálido saludo llegue también a muchos de los amigos que hubieran querido estar y por diversos motivos no les fue posible.

Nuestra agenda de trabajo será apretada nuestra durante estos tres días, pero estamos seguros que como resultado de los debates y el intercambio de experiencias saldrá una estrategia política más acabada y fortalecida con la visión de todos los aquí presentes.

Se ha previsto realizar cuatro paneles, dos el primer día y dos el tercero. Los paneles que funcionarán durante el día de hoy nos darán una visión del trabajo realizado en este período, abordarán los retos de los países del Tercer mundo ante el nuevo escenario de la comunicación digital, así como las nuevas modalidades de la comunicación en la red y las batallas políticas.

Momento especial dedicaremos a nuestros Cinco Héroes y a cuanto podemos hacer en las redes sociales para enfrentar el silencio cómplice o la manipulación de los medios entorno a este caso durante casi 15 años.

Compartiremos también sobre las campañas mediáticas enfrentadas por Venezuela y sobre cómo podemos apoyar para contrarrestarlas, recrudecidas en los últimos tiempos a partir de la enfermedad del Presidente Hugo Chávez, a quien le hacemos llegar nuestro saludo solidario y los mejores deseos de una pronta recuperación.

Durante la segunda jornada, una nueva modalidad se abre en el taller y será el recorrido por diversos sitios de interés, de manera que podrán conocer un poco más de nuestra Cuba y de lo que hacemos los cubanos por nuestro desarrollo económico, social y cultural.

Para la última jornada se reservan paneles que nos llevarán al debate y a mostrar nuestras experiencias frente a la Ciberguerra y como desde la redes sociales y los medios alternativos se incide en la opinión pública internacional. Además, tendremos un momento para reflexionar y resumir todo lo acontecido en el taller.

Es un propósito nuestro, continuar trabajando por aunar nuestros esfuerzos desde el Sur progresista, de manera que con la guía de una estrategia política, como planteara nuestro Ministro, en la clausura del I Taller, demos la batalla desde las redes sociales contra la hegemonía de los países occidentales.

Delegados, Invitados:

El bloqueo norteamericano a nuestro país ha obstaculizado nuestro acceso a Internet, imponiendo restricciones por disponibilidad de ancho de banda y obligándonos a pagar altos costos de conexión. Hoy, gracias a la voluntad política de superar por vías alternativas los perjuicios que impone la estrategia prohibitiva del gobierno de los EE.UU., estamos más cerca de lograr una mejor conectividad.

Pero la primera prioridad es acelerar y fortalecer el acceso en centros de interés social, económico y comunitario, tales como escuelas, universidades, instituciones de la salud, bibliotecas, centros culturales y artísticos, institutos de investigación, entidades de la administración local, provincial y nacional, entre otros.

Somos conscientes que este nuevo escenario comunicativo internacional demanda cada vez más la creación de condiciones para maximizar su aprovechamiento, al mismo tiempo que comprendemos que nuestros jóvenes deben estar preparados para enfrentar las disímiles campañas que se orquestan contra nuestro país por estas vías.

Desde fines del 2003 comenzó a hacerse visible la campaña mediática de “Cuba como enemigo de la Internet”, de cara a la primera Cumbre de la Sociedad de la Información que se celebró en Ginebra en diciembre de ese año, utilizada también para apuntalar la enorme propaganda desplegada contra la Isla en el tema de la Libertad de Expresión y los Derechos Humanos.

En esta misma lógica, la administración Obama ha fortalecido la estrategia de subversión contra Cuba a través de Internet, al punto de redireccionar hacia aquí la mayoría de los fondos públicos destinados a la política de “cambio de régimen” en la Isla.

En evaluaciones del 2012 realizadas por instituciones que intervienen en el diseño de las políticas de Washington contra Cuba, como el Cuba Study Group, el Instituto Republicano Internacional, la Heritage Foundation y otros tanques pensantes, aparece la recomendación de crear servicios y tecnologías informáticas específicas para Cuba que permitan cumplir estos objetivos.

Hoy nuestros países tienen que estar en capacidad de responder a esta ofensiva con originalidad y destreza. Es cierto que esta batalla exige recursos económicos y financieros, pero debemos sobre todo apoyarnos en la creatividad de los recursos humanos, y ese es uno de los objetivos de este importante encuentro. Un reto insoslayable es la capacitación de nuestros pueblos sin que queden fuera los usuales marginados por la pobreza.

Desde nuestra proyección progresista debemos suscitar a la creación conjunta de servicios de contenidos. Véase que los costos de estos servicios han aumentado considerablemente, al punto de que hoy prácticamente las más importantes bases de datos científicas, estadísticas y de análisis de información especializada hay que pagarlas.

Tenemos que ser capaces de aprovechar los adelantos científico – técnicos alcanzados hasta el momento y desarrollar nuestra propia contraofensiva informativa y hacer que esta sirva como canal para la defensa de nuestras ideas y visiones, como aporte al pensamiento humano y a la coexistencia pacífica internacional.

Para los países, gobiernos y fuerzas progresistas, para todos los hombres y mujeres de buena fe que intentan defender sus principios y postulados frente a la hegemonía imperialista, constituye una prioridad el enfrentamiento a las acciones manipuladoras de los generadores de agresión informativa y contrarrestar la incidencia del despliegue tecnológico de los centros de poder que intentan imponer una geopolítica avasalladora a nivel global.

Compañeras y compañeros:

Quisiera detenerme unos breves minutos para llamar la atención en uno de los paneles de este Taller, el cual lo hemos dedicado de manera especial a nuestros Cinco Héroes, víctimas de la doble manipulación mediática. Primero, durante el juicio que tuvieron en la ciudad de Miami, cientos de periodistas fueron pagados por el Gobierno de los EE.UU. para crear un clima desfavorable en los medios de ese país. Luego de recibir exageradas e injustas condenas, los mismos medios que los incriminaron vilmente, se dieron a la tarea de silenciar la injusticia cometida contra ellos.

Esos Cinco cubanos -luchadores contra el terrorismo- a los que hoy no puedo dejar de mencionar porque justamente, en este momento, cuando el proceso legal ha llegado prácticamente a su fin, queda solo en nuestras manos movilizar a la opinión pública, especialmente a la norteamericana, para lograr su regreso a la Patria.

La liberación de nuestros Cinco hermanos solo llegará como resultado de una intensa ofensiva mediática que divulgue su caso, y en ello las redes sociales juegan un papel esencial. Mientras mayor presencia logre este tema en los medios de comunicación mayor será la presión sobre el gobierno y las élites de poder norteamericanas para que tomen la necesaria decisión política que ponga fin a más de una década de injusto encierro. En este digno propósito del pueblo y el gobierno cubanos, el apoyo de todos los aquí presentes, es determinante.

Compañeras y compañeros:

Esperamos que estos tres días en La Habana, sirvan para exponer e intercambiar experiencias sobre el uso de las redes sociales y los medios alternativos desde diversas perspectivas, pero con una misma visión progresista. Acordemos el trabajo para los próximos años, de manera que se hagan sentir nuestras voces en este ámbito.

Clarificar al mundo sobre la realidad de nuestros países, dotarlo de información objetiva y neutralizar las campañas desestabilizadoras de nuestros enemigos, con argumentos sólidos y hasta con el uso de sus propias armas, deben ser objetivos primarios de nuestro debate.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario