Embajada de la República de Cuba en la República Bolivariana de Venezuela

José Pertierra | Opiniones

Diario de El Paso: Las mentiras primero

Luis Posada Carriles con los grados de oficial de Inteligencia del Escalón de Retaguardia Brigada 2506.

La fiscalía quiere poner en evidencia primero las mentiras de Luis Posada Carriles, y posteriormente, quizás la semana que viene, mostrarle al jurado las verdades.

Hoy escuchamos las declaraciones, muchas de ellas falsas, de Posada Carriles en abril de 2006, durante las entrevistas que sostuvo con el Departamento de Seguridad relacionadas con su solicitud de naturalización.  Posada trató de utilizar una provisión de la Ley de Inmigración que permite a una persona de buen carácter moral hacerse ciudadano norteamericano, siempre y cuando haya sido residente legal de los EEUU y durante ese tiempo prestó servicio militar en algún conflicto bélico.  Posada se alistó en el Ejército de los Estados Unidos por dos años aproximadamente, durante 1961 y 1962.  En esa época las fuerzas armadas estadounidenses invadían Viet Nam, aunque él nunca fue destinado a ese país.

Esta mañana, a las 8:30 AM, el fiscal, Jerome Teresinski, retomó la línea de interrogantes que había hecho el día antes a Susana Bolaños, oficial del Departamento de Seguridad, quien trabaja en la oficina de Inmigración en El Paso. El testimonio de Bolaños es importante, porque ella estuve presente durante las entrevistas que le hizo el Departamento de Seguridad a Posada Carriles.  De hecho, ella le hizo la gran mayoría de las preguntas, de modo que puede fácilmente identificar las voces en la grabación y declarar que el audio que escuchará el jurado y la transcripción que leerá son una fiel representación de las declaraciones de Posada.

Hay varias maneras de lograr esto, pero el método que utilizó Teresinski  fue seleccionar una lista de los “grandes hits” de las declaraciones de Posada en las grabaciones. Los separó uno por uno y los hizo escuchar al jurado, enfocando principalmente las mentiras que el cubano-venezolano contó a Inmigración durante las entrevistas de abril de 2006.

LOS GRANDES HITS

1. Que ingresó a los Estados Unidos en marzo de 2005 por Matamoros.  La fiscalía tiene evidencia de que entró en esa fecha, pero en una embarcación llamada El Santrina.

2. Que Matamoros está en México.  La fiscalía quiere que el jurado se dé cuenta de que si verdaderamente hubiese entrado por Matamoros, habría sabido que esa ciudad mexicana está al sur del Río Bravo (Río Grande para EEUU), en el norte del estado de Tamaulipas, y no en los Estados Unidos.  Al otro lado del río está la ciudad de Brownsville, Texas.

3. Que un coyote, con quien casi ni conversó, lo coló ilegalmente a los Estados Unidos.   Probablemente la semana que viene, la fiscalía citará a Gilberto Abascal que testificará que Posada Carriles llegó a los Estados Unidos en El Santrina y no con el tal Roberto López.

4. Que le pagó $6,000 al coyote para que lo ayudara a cruzar la frontera entre México y Estados Unidos. La fiscalía espera que Abascal refute esa falsedad.

5. Que el coyote lo trajo en una camioneta Ford azul, con placas americanas, desde Honduras hasta Houston, Texas.  Que pasaron por Guatemala y México antes de llegar a Houston, pero que el viaje solamente duró 2 ó 3 días, porque dormía en la camioneta y no en los hoteles. La distancia entre Tegucigalpa, la capital de Honduras, y Houston, Texas, es de 1 927 kilómetros.  Supongo que es posible hacer ese recorrido en tres días, especialmente si el chofer no para por el camino para descansar o ir al baño.  El jurado hará ese mismo cálculo antes de decidir el caso.  

6. Que no pasó por Belice cuando hizo el cruce en la camioneta azul desde Honduras. Anteriormente, durante el trámite de asilo en el 2005, Posada dijo que había pasado por Belice.

7. Que durante su travesía por México no pasó por Cancún o por Isla Mujeres. La fiscalía nos ha prometido evidencia de que Posada estuvo en Cancún y en Isla Mujeres, incluso nos ofreció hasta una foto de Posada tomada en marzo de 2005 en una barbería en Isla Mujeres.

8. Que tiene un poco de miedo en México, porque “Castro tiene mucha gente ahí”. Es verdad que tanto Raúl como Fidel tienen mucho apoyo en México, pero los gobernantes cubanos no asesinan a sus enemigos: ni siquiera a los terroristas. Los que asesinan son los terroristas.

9. Que no vino a Estados Unidos en marzo de 2005 en la embarcación llamada El Santrina, aunque ha escuchado a Fidel Castro hablar de eso: “Vino en el Santrina, vino en el Santrina”, exclamó burlonamente Posada, alzando su voz y riéndose. Esto sí que es el colmo. Posada no solamente falsifica sobre la forma en que entró a los Estados Unidos, sino que miente con sarcasmo.  La fiscalía presentará al testigo Gilberto Abascal para mostrar que Posada verdaderamente entró al país en esa embarcación.

10. Que nunca vio a Santiago Alvarez, Gilberto Abascal, Rubén Lopez Castro y Osvaldo Mitat en México en marzo de 2005.  La fiscalía tiene pruebas de que ellos acompañaron a Posada Carriles en El Santrina en marzo de 2005.

11. Que tomó un ómnibus de la compañía Greyhound, desde Houston a Miami, y que cuando llegó a la terminal de ómnibus en Miami, llamó por teléfono a su amigo Rubén López Castro, quien le dijo que tomara un taxi.  “Yo me aparecí; no me estaban esperando”, dijo Posada. Los fiscales tienen evidencia de que López Castro lo acompañó a Estados Unidos en El Santrina.

12. Que no recuerda haberle dicho a Ann Louise Bardach, del New York Times, durante su entrevista con ella en junio de 1998 que iba a darle inspiración y explosivos al pueblo cubano.   La reportera del New York Times brindará su testimonio en corte para contradecir estas falsedades, y también la fiscalía podrá presentar la grabación de la entrevista durante la cual Posada declara precisamente eso.

13. Que la Bardach “está en combinación con Castro seis veces, porque lo ha entrevistado seis veces”. Posada aquí repite el mismo refrán miamense: la culpa de todo la tiene Fidel, y todos los que me contradicen son comunistas o amigos de Fidel.

14. Que no le dijo a la Bardach que orquestó los ataques con bombas en Cuba en el año 1997.  “Ella dice eso.  Yo no digo eso“.  Escucharemos las grabaciones para ver quién tiene la razón.

15. Que no recuerda haber firmado algun documento con el nombre de Solo, aunque añadió que “pudiera ser”. La fiscalía tiene un testigo, Tony Alvarez, quien declarará que eso es no cierto.

16. Que aunque vivía en El Salvador entre 1985 y el 2000, “iba mucho a Guatemala a cazar”. No especificó si cazaba personas o animales.

La oficial Bolaños verificó que la persona que hizo esas declaraciones es Luis Posada Carriles, que las hizo después de haber tomado un juramento para decir la verdad y solamente la verdad, que puso sus iniciales al lado de las 85 correcciones o adiciones al formulario N-400 (la solicitud de Naturalización).

Concluyó su testimonio declarando que Posada Carriles no califica para la naturalización por cinco razones: (1) Mintió estando bajo juramento, (2) ha cometido una felonía con agravantes en Panamá, (3) el perdón que le concedió la ex Presidente Mireya Moscoso no es válido ante las leyes de Inmigración, (4) mintió sobre las bombas en La Habana, y (5) ha utilizado pasaportes falsos.

SUBE EL TELÓN

Arturo Hernández abrió el contra-interrogatorio con “buenas tardes, Sra. Bolaños.  Soy ‘Art Jernández’.   Represento a Luis Posada”.

Para condenar a un acusado en los tribunales estadounidenses es necesario que los doce miembros del jurado estén de acuerdo unánimemente con su culpabilidad.  Cualquier duda que tenga aunque sea uno solo de los integrantes y el caso de la fiscalía se viene abajo.  Por eso, algunos abogados defensores actúan lo más posible en corte.  Para ellos, el litigio es solo teatro.

Hacen lo que pueden para confundir y ofuscar.  Esta tarde, Hernández hizo varias preguntas sobre las reuniones que tuvo Bolaños con los fiscales antes de testificar.  “¿Se reunió usted con los fiscales previamente? ¿Le enseñaron las cintas de las grabaciones u otra evidencia? ¿Ensayó usted las respuestas que dio aquí esa mañana?”, estas son algunas de preguntas que planteó Hernández con una voz supuestamente indignada.  Siempre mirando hacia el jurado.

Teresinski protestó y dijo “no hay nada malo que un testigo se reúna con los fiscales para preparar su testimonio”.  “El Sr. Hernández está tratando de darle al jurado la impresión equivocada de que eso no está permitido”, concluyó evidentemente molesto.  Sin embargo, la Jueza Cardone permitió que el jurado escuchara las preguntas de Hernández.

MISTER PI

En dos ocasiones diferentes, Hernández se refirió a Posada como “Mister Pi”, aludiendo a un personaje de historietas que enseña a los niños a multiplicar. Intenta transmutar a su tenebroso cliente en el viejito bonachón de los dibujos infantiles.  La fiscalía no protestó, la jueza lo permitió y no sabemos qué pensó el jurado.  En inglés, la letra P de “Posada” se pronuncia Pi.

¿TRAMPA O UN ERROR INOCENTE?

Hernández tiene la teoría de que el gobierno le hizo una emboscada a Posada.  Que querían procesarlo por perjurio, pero primero necesitaban lograr que su cliente mintiera.  Intentaba desarrollar esa teoría, cuando ocurrió algo verdaderamente irresponsable.  No sabemos si fue a propósito o simplemente un error inocente de Hernández.

Él estaba colocando una página en la pantalla del proyector que está al lado del podio.  Eso es para que el jurado lea en sus monitores la selección de la transcripción.  De repente el Fiscal Timothy Reardon se agitó y alertó a Teresinski de algo sorprendente: en un papel amarillo escrito de puño y letra de Hernández aparece la palabra “SCAM” al lado de las preguntas transcritas de los oficiales de Inmigración.  Quiere decir timo.  Es decir, una emboscada con engaño.

Teresinski se puso colorado de furia, y pidió tener una “importante” conversación de los abogados con la jueza.  No sabemos qué discutieron, pero se veían muy agitados, especialmente Reardon y Teresinski.

Puede haber sido un olvido inocente, o puede haber sido la táctica de un veterano litigante para influenciar al jurado, como cuando un boxeador le da un cabezazo a su contrincante sin que el árbitro pueda discernir si fue intencional o no.

Hernández terminó el contra-interrogatorio de Susana Bolaños con esta pregunta:  “¿Está usted segura de que la traducción de las siguientes palabras es la correcta:  ’Estados Unidos es mi segunda patria.  Yo amo a este país, y nunca he hecho nada contra este país’.”

El abogado sabía que la traducción estaba correcta.  Hernández es cubano y habla perfecto español.  Hizo esa pregunta para que el jurado escuchara que Luis Posada Carriles es un supuesto patriota de los Estados Unidos.  Lo quiso arropar con la bandera americana.  ¿Lo logró?  El jurado nos dirá.

Ahí la Jueza Cardone tomó un receso hasta las 8:30 AM del jueves, hora de El Paso -10:30 de la mañana en toda Cuba.

José Pertierra es abogado y tiene su bufete en Washington DC. Representa al gobierno de Venezuela en el caso de extradición de Luis Posada Carriles.

Hacer un comentario.

Nombre

Correo

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentario